Región

Nota de prensa

ANPE valora positivamente el futuro impulso de la formación profesional básica en la región pero exige inversión suficiente y adaptación de los centros

La Comarca

26/05/2014

(Última actualización: 26/05/2014 17:56)

Imprimir

Para ANPE la puesta en marcha de la nueva normativa que desarrolla la Formación Profesional Básica es una interesante oportunidad de mejora para el sistema educativo castellano-manchego y apoya la presentación, por parte de la Consejería de Educación, de los borradores de decretos que regulan la Formación Profesional Básica, pero exigiendo que se oferte en todas las localidades que cuenten con Institutos de Enseñanza Secundaria y se aseguren los fondos suficientes para ponerla en marcha.

La nueva FP Básica servirá para proporcionar más opciones de titulación a los alumnos, para dar una formación que les permita acceder al mundo laboral y para estabilizar al profesorado en los Institutos, al requerir más carga lectiva.

Para ANPE la FP Básica, es una pieza fundamental para facilitar el acceso al mundo del trabajo para los alumnos que fracasan en la Educación Secundaria Obligatoria. Frente al resto de sindicatos, que no la contemplan con buenos ojos, ANPE mantiene las negociaciones con la Consejería de Educación para que este nuevo aspecto de la organización del sistema educativo que trae consigo la LOMCE -configurado como enseñanza obligatoria y de carácter gratuito- dé los mejores resultados para Castilla-La Mancha.

Por ello ANPE exige a la Consejería de Educación que asegure su oferta en todas las localidades que cuenten con IES y se establezca un plazo para que todos los centros que quieran implantar el curso que viene alguno de los títulos de Formación Profesional Básica puedan solicitarlo.

Asimismo, ANPE demanda una inversión suficiente para cubrir las necesidades mínimas de material, instalaciones y contratación de profesorado que la puesta en marcha de estos nuevos títulos requiere.

ANPE recuerda la necesidad del estricto cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que implica adaptaciones y subsanación de deficiencias en los centros educativos para evitar posibles desgracias personales.