Argamasilla de Calatrava

Con casos prácticos y experiencias personales

Una nueva sesión de la escuela de familia en Argamasilla aborda la modificación de la conducta en el hogar

La Comarca

27/04/2014

(Última actualización: 28/04/2014 01:38)

Imprimir

Con el título “Modificación de conducta en el hogar. El niño desobediente y mentiroso. Casos prácticos.”, el psicólogo y director de la sede de Volmae Psicólogos en Ciudad Real, José Carlos Martínez Pérez, ha impartido una nueva sesión de la Escuela de Familia, en la que padres y madres, o cualquier persona interesada, se forman en la adquisición de habilidades y herramientas que faciliten la educación y relación con sus hijos.

La Escuela de Familia, que dio comienzo a principios del pasado mes de abril, es una actividad organizada por el ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava, con la colaboración de las Asociaciones de Madres y Madres de los distintos centros educativos, que tiene como finalidad favorecer el desarrollo integral de los niños, así como facilitar a los padres y madres herramientas para el manejo de la conducta de sus hijos, mejorando las capacidades de estos a nivel familiar, escolar y familiar.

En la última sesión, “Modificación de conducta en el hogar. El niño desobediente y mentiroso. Casos prácticos.”, el psicólogo José Carlos Martínez Pérez, ha expuesto técnicas de modificación de conducta y ha desarrollado problemas concretos con un lenguaje claro y directo, dando pautas para poner en funcionamiento en la relación con los niños.

La sesión ha sido valorada muy positivamente por los asistentes, ya que la metodología empleada ha sido muy activa, facilitando un clima grupal que permite trabajar con actitudes y experiencias personales, adecuando el contenido del programa a las vivencias de los participantes.

Cabe recordar que la Escuela de Familia tiene entre sus objetivos el de ofrecer a los padres información sobre el desarrollo y la evolución de los niños y el cuidado de los mismos, incrementar sus conocimientos y habilidades para establecer los pilares de la educación que están impartiendo y ofrecer un espacio de reflexión donde puedan expresar sus preocupaciones y experiencias personales.

Para ello se utiliza una metodología lo más activa participativa y dinámica posible. Se facilita un clima de grupo en el que se pueda trabajar sobre las actitudes y experiencias personales, adecuando el contenido de las sesiones a los comportamientos y expectativas de los padres.