Región

Nota de prensa

CCOO y UGT hacen un llamamiento a participar en las manifestaciones del 1º de Mayo

La Comarca

25/04/2014

(Última actualización: 26/04/2014 09:06)

Imprimir

CCOO y UGT de Castilla-La Mancha hacen un llamamiento a las y los trabajadores y a la ciudadanía en general a participar en las manifestaciones convocadas en la región el próximo 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo, que este año se celebra con el lema “Sin empleo de calidad no hay recuperación”.

Todas las manifestaciones están convocadas a las 12.00 horas y el recorrido es el siguiente: Albacete: Calle Feria-Plaza del Altozano-Avenida de España.

En Ciudad Real hay manifestaciones en Alcázar de San Juan (Hospital Mancha Centro, Plaza de Toros y Plaza de España); y en Puertollano (Glorieta Virgen de Gracia-Paseo de San Gregorio, Marquesina), a la que asistirán los secretarios generales de CCOO y UGT de Castilla-La Mancha, José Luis Gil y Carlos Pedrosa.

Cuenca: Estación del Ferrocarril- Calle Carretería- Plaza de España.

Guadalajara: Palacio del Infantado-Calle Mayor-Parque de la Concordia.

Toledo: Plaza de Toros-Cuesta de las Armas-Zocodover

El secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, José Luis Gil, en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana junto a su homólogo en UGT, Carlos Pedrosa, ha manifestado que el próximo 1º de Mayo “debe haber en la calle una expresión amplísima de las ansias y la necesidad de cambio y de exigencia al Gobierno para que las cosas empiecen a cambiar de verdad”.

En estos momentos, -continuó Gil-, estamos asistiendo a una “ceremonia de confusión por parte del Gobierno a la hora de hablar de la recuperación económica, que tiene tintes de campaña propagandística y muy poco que ver con lo que pasa y le pasa a la gente normal”. En este sentido, el líder regional de CCOO señaló que cuando desde el Gobierno se dice que estamos saliendo de la crisis, habría que hacer una reflexión sobre quién lo está haciendo, porque desde luego las personas no, éstas siguen siendo las paganas de las actuaciones del Gobierno de España y de la Troika.

Gil insistió en que la salida de la crisis que está planteando y pilotando el Ejecutivo de España y de Castilla-La Mancha está significando más pobreza, más desigualdad, más desempleo, que miles de jóvenes tengan que irse a otros países en busca de las oportunidades que no encuentran en España o la amenaza de las pensiones. Sin embargo, los gobiernos persisten en la suerte de políticas de austeridad y recortes, mantienen sus actuaciones a pesar de que “ha quedado demostrado fehacientemente que es un camino fracasado e injusto y que nos está llevando a una descohesión social, que ha pasado la línea roja de la paciencia y el aguante de la gente de nuestro país, el cual ya no aguanta más, se rompe por las costuras, no hay margen para que se siga castigando más a las personas”.

Los secretarios regionales de CCOO y UGT hicieron hincapié en que se está poniendo en cuestión el propio sistema democrático. “Cuando el sistema maltrata a las personas, -como ocurre con el sistema del PP-, se resiente la democracia. Nos encontramos en un momento en el que el sistema capitalista ha fracasado, puesto que es incapaz de permitir que los hijos vivan mejor que los padres, las generaciones de jóvenes tienen muchas menos posibilidades”, dijo Gil.

Por su parte, Pedrosa afirmó que “hay más que motivos para salir a la calle el próximo 1 de Mayo” para demostrar el rechazo a las políticas de los gobiernos de España y de Castilla-La Mancha y reclamar alternativas y soluciones que permitan crear empleo de calidad y salir de la crisis.

El secretario regional de UGT recordó que Castilla-La Mancha es la décima región con mayor desempleo de la Unión Europea, así como que el 86% de las y los trabajadores de nuestro país, - por encima del 57% de la media europea-, considera que sus condiciones de trabajo, y por tanto las de vida, han empeorado sustancialmente durante la crisis.

Por último, Gil y Pedrosa han hecho un llamamiento a la participación en las Elecciones Europeas del próximo 25 de mayo ante la necesidad de un cambio en Europa y en España, el voto debe ser decisivo para cambiar radicalmente la orientación de las políticas de la UE y que se tengan en cuenta a las personas, y para que las políticas de la Troika, que sigue con tanta convicción y vehemencia el Gobierno de España, vayan en sentido realmente distinto, esto es, progresista.