García-Antón participa en la celebración del Día del Libro organizada en el colegio Topete de Tomelloso

Ejemplar respuesta de este centro a una celebración que ha conjugado a la perfección cultura, ocio y solidaridad

La Comarca

23/04/2014

(Última actualización: 23/04/2014 21:38)

Imprimir

El centro de educación infantil y primaria Almirante Topete se ha volcado en la celebración del Día del Libro con un buen número de actividades durante toda la mañana en las que se ha implicado toda la comunidad educativa del centro. Ha sido una iniciativa de su equipo docente y del ampa que han recreado un mercadillo medieval para simbolizar la magia que transmiten los libros, todo ello con la colaboración de la concejalía de Educación, AFAS, la Asociación de niños enfermos de cáncer AFANION de Ciudad Real, el grupo humorístico los Canuthi, la Peña Harúspices y Valentín Arteaga que ha tenido una presencia virtual para animar a los niños a practicar la lectura.

El concejal de Educación Vicente García-Antón, también ha sido protagonista al ser invitado para explicar a los niños de primero y segundo cómo fueron sus primeros pasos en el mundo de la lectura y cómo los libros le han transmitido una serie de experiencias, situaciones y vivencias inolvidables. También ha explicado a su joven audiencia las peculiaridades de Tomelloso en el mundo de la cultura al contar entre sus vecinos con múltiples escritores y pintores de reconocido prestigio, además de contar con un elevado número de tomelloseros que dedican su vida a cultivar la cultura.

Por todo ello García-Antón les ha animado a practicar la lectura porque según les ha explicado, a través de ella se van a transportar a otros mundos, situaciones y países y podrán dejar volar su imaginación, además de formarse como personas con todos los beneficios que implica hacerlo en torno a la cultura que transmiten los libros.

Con las múltiples actividades que se han organizado dirigidas a todos los niveles educativos del centro, se ha intentado que los alumnos cultiven su pasión hacia la lectura y que la integren en todos los contextos de su vida. Así lo ha explicado la directora del centro Belén Cepeda que cree que en una época invadida por las nuevas tecnologías es muy importante saber apreciar el valor de ojear un libro y disfrutar de la poesía, la literatura, el arte y toda la vida que aportan.

En la búsqueda de estos objetivos se ha implicado a toda la comunidad educativa con un mercadillo medieval solidario con el interés de despertar en los niños la sensibilidad y el espíritu de ayudar a los demás. Porque además de enseñar a leer y escribir, el equipo docente del Topete, ha explicado su directora, pretende que sean buenas personas y sepan transmitir sensibilidad y buen humor ante cualquier dificultad que pueda surgir.

Todo el dinero recaudado en el mercadillo ha ido destinado a Afanion, a la asociación de enfermedades metabólicas desconocidas y al centro Reina Sofía.