La Guardia Civil detiene a dos personas por robo y daños en canteras de la provincia de Cuenca

A los detenidos se les imputan delitos cometidos en seis canteras de áridos, donde ocasionaron daños valorados en más de dos millones de euros

La Comarca

19/03/2014

(Última actualización: 20/03/2014 08:13)

Imprimir

La Guardia Civil de Cuenca detuvo a finales del mes de febrero a dos personas en la provincia de Madrid, por su implicación en cinco delitos de robo con fuerza en las cosas, daños y un delito de hurto, cometidos en el último año en explotaciones de áridos situadas en la provincia de Cuenca.

En el mes de agosto de 2013, la Guardia Civil de Cuenca recibió denuncia por robo y daños en explotaciones de áridos de las localidades de San Lorenzo de la Parrilla y Mota de Altarejos; en la inspección ocular realizada, se obtuvieron vestigios que permitieron a los investigadores abrir una línea de investigación que culmino con la identificación de unos de los posibles autores; sometido a una exhaustiva vigilancia, la Guardia Civil obtuvo pruebas suficientes para vincularlo con los delitos investigados, así como la identificación de otro de los autores; localizándose el vehículo utilizado en los hechos.

Una vez establecida la vinculación de estas personas con los hechos denunciados, los investigadores de la Guardia Civil de Cuenca se trasladaron hasta la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, donde se localizo a las dos personas investigadas, procediendo a su detención, ambos de nacionalidad española, de 50 y 26 años respectivamente, con antecedentes policiales, a los que se les imputó cinco delitos de robo, daños y hurto cometidos en explotaciones de áridos de las localidades de Alcázar del Rey, Carrascosa del Campo, Castillo de Garcimuñoz, Mota del Altarejos, Paredes y el hurto en San Lorenzo de la Parrilla, causando daños por valor de dos millones de euros.

Modus Operandi

Los detenidos, generalmente de noche, se trasladaban desde Madrid hasta la provincia de Cuenca en un camión de pequeñas dimensiones. Equipados con diversas herramientas se introducían en el interior de las instalaciones, una vez dentro, utilizaban sopletes de gas para cortar distintas piezas de la maquinaria pesada de las canteras; por último cargaban todo esto material en su vehículo, dándose a la fuga una vez conseguido su objetivo.

La investigación ha sido llevada a cabo por personal de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cuenca, siendo competente el Juzgado de Instrucción Dos de la capital conquense.