Una sesión de tecnología del automóvil completó los actos del Día de la Mujer en Manzanares

La Comarca

17/03/2014

(Última actualización: 18/03/2014 10:36)

Imprimir

Con la participación de medio centenar de mujeres a lo largo de la jornada, el jueves se celebró en el concesionario Ford Serramotor de Manzanares el taller Ford Femme sobre tecnología en la conducción de automóviles. La concejal de Bienestar Social, Rebeca Sánchez-Maroto, mostró su apoyo a este tipo de actos y valoró de forma excelente el desarrollo de las últimas Jornadas de la Mujer con motivo del 8 de marzo, con actividades novedosas que permitieron dar a conocer el trabajo diario del Centro de la Mujer.

Sánchez-Maroto saludó este tipo de iniciativas conmemorativas del Día Internacional de la Mujer en ámbitos que, como en el caso del mundo del automóvil, han estado ligados tradicionalmente a los hombres pero que en absoluto son ajenos a la mujer. El concesionario Ford de Manzanares ha sido uno de los once de toda España en los que se celebraron este tipo de talleres Ford Femme.

La gerente de Serramotor, María José Moreno, dijo que esta experiencia se inició hace dos años con motivo del Día de la Mujer y se extendió en 2013 a ocho concesionarios liderados por mujeres, entre ellos el de Manzanares. Este año se ha celebrado simultáneamente en once de todo el país. Su objetivo es acercar la tecnología del automóvil a la mujer, “porque también nos gusta conducir y aprovechar la tecnología a nuestra disposición”, indicó Moreno. Este encuentro tuvo además carácter solidario y durante el mismo se recaudaron fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer.

Con este acto concluyeron las diferentes convocatorias celebradas en Manzanares para conmemorar el 8 de marzo. Los referidos a las Jornadas de la Mujer organizados por el Ayuntamiento tuvieron una excelente valoración por parte de la concejal responsable. Rebeca Sánchez-Maroto explicó que se celebraron actos distintos a los que se organizan a lo largo de todo el año, con carácter festivo, innovador y rompedor, para llamar la atención respecto al cambio de papeles tradicionales.

Uno de los actos más llamativos fue la fritada de huevos realizada el día 8 en la plaza de la Constitución, con el que salió a la calle el taller de cocina para hombres que organiza el Centro y que consiguió que más de doscientos hombres se animaran a freír huevos. El fin último del acto, según la edil, fue llamar su atención y enseñarles el trabajo que hace el Centro y la oferta de cursos y actividades dirigidas a hombres, además de concienciarles en materia de corresponsabilidad con la realización de una encuesta sobre el uso del tiempo en el hogar.

En el mismo contexto festivo situó la cata de vino para mujeres que se celebró de forma paralela el día 8, otra actividad innovadora y atractiva para dar información del trabajo que se hace en el Centro de la Mujer, y que permitió descubrir a las participantes que las mujeres, a partir de los 30 años, tienen las papilas más desarrolladas que los hombres, por lo que son excelentes catadoras de vino.

“Lo que vemos en torno al 8 de marzo es la punta del iceberg de todo el trabajo anual que se hace”, indicó la edil, que destacó al respecto la celebración de aulas semanales de igualdad, un espacio de debate y trabajo en el que también participan hombres. Sánchez-Maroto también puso de relieve los datos estadísticos del Centro de la Mujer, que ha triplicado la atención que presta, “lo que no significa que se haya triplicado la necesidad”, matizó. También dijo que son muchos los hombres que se acercan a recibir información o que asisten a cursos, así como las aulas de familia que se organizan ya que “el trabajo por la igualdad se consigue desde el seno familiar con la educación”, concluyó.