Deportes

El pasado sábado por la tarde en los bajos de la tribuna del Nuevo Cerrú

La asamblea del Club Deportivo Puertollano despejó dudas sobre el futuro económico y deportivo de la entidad

Además el presidente anunció que la selección sub 21 jugará uno de sus próximos partidos en el Ciudad de Puertollano

La Comarca

09/03/2014

(Última actualización: 09/03/2014 23:03)

Imprimir

Una nueva manera de dirigir al Club Deportivo Puertollano, con total transparencia y la colaboración de todos, fue el germen de la asamblea informativa que ayer celebró la Junta Directiva con un presidente, Guillermo Fernández, que se mostró en todo momento esperanzado pero con los pies en el suelo y optimista pero realista al mismo tiempo.

Explicó con detalle todos los pormenores de la entidad que dirige como la situación económica, el estado de la deuda, las acciones que van a emprender y las que están preparando para recaudar fondos que permitan llegar al final de la temporada con los mejores resultados económicos, con el objetivo de seguir liquidando la deuda pendiente e, incluso, sobre las posibilidades de ascenso del club.

Situación económica

Quizá lo más noticioso de la asamblea sea que la selección española sub-21 disputará uno de sus próximos partidos en Puertollano o que se está intentando concertar la celebración de un partido amistoso en Puertollano con la Real Sociedad, pero la situación económica fue el aspecto económico al que el presidente concedió especial relevancia.

Durante su intervención, Fernández de Moya aportó datos que aportan algo de luz al fondo de esa largo y oscuro túnel que el club estaba atravesando cuando él afrontó la difícil tarea de mantenerlo vivo. De hecho, la deuda se ha reducido en un 20% y ha pasado de unos 2.000.000 de euros que se debían al inicio de su mandato a 1.600.000, algo muy importante si tenemos en cuenta que se ha invertido la tendencia de la etapa anterior en el sentido de que antes la deuda iba creciendo año tras año.

Recaudar fondos

Por ese motivo es muy importante para la Directiva del Club que el balance económico al final de esta temporada sea positivo, como ya ocurriera en la anterior. Para conseguirlo es necesario liquidar la deuda contraída hasta ahora con jugadores y empleados aunque se haga a plazos, tal y como ha sido negociado con ellos. En estos momentos, los pagos con la plantilla están al día pero desde la Junta Directiva reconocían que van a llegar muy justos al final de la campaña. De ahí, los distintos amistosos que se jugarán en Puertollano y el de la “rojita” que está prácticamente asegurado, con la reciente confirmación del presidente de la Territorial, Antonio Escribano, y de otras medidas como que los abonados paguen a partir de la próxima jornada 5 euros por cada partido de liga, 10 en el caso del que jugarán con el Socuéllamos, además de poner a la venta un abono para todos ellos de 25 euros.

Ascenso y aval

En cuanto a las posibilidades de ascenso del primer equipo a la 2ª B, Guillermo Fernández destacó que la situación es óptima en el aspecto deportivo, pero mostró muy cauto al asegurar que “ni es imposible, ni está hecho” porque primero hay que conseguirlo y después pagar el aval correspondiente. No obstante, también recordó que, como el club está inmerso en un concurso de acreedores donde hay una laguna jurídica en ese sentido, no está claro si habrá que abonarlo o no y, en última instancia, será el juez quien lo decida.

En ese momento, el máximo mandatario se mostró confiado con las posibilidades de conseguirlo asegurando que si finalmente hay que pagar “buscaremos el dinero”.

La asamblea finalizaba despejando las dudas que la masa social manifestó a los representantes de la Junta facilitándoles toda la información solicitada con la sensación a su conclusión de que se habían cumplidos los objetivos fijados cuando fue convocada.