Puertollano

Por el Paseo de San Gregorio

Lágrimas y riguroso luto en el adiós al carnaval con la despedida de doña sardina en Puertollano

Si el carnaval comenzó el pasado sábado con tiempo desapacible, en el día en que doña cuaresma llamaba a la puerta, el viento había desaparecido y la primavera ya avisaba que había tiempo para el dolor y la diversión en la tarde del entierro de la sardina que Puertollano ha vivido con verdadero desazón en el Paseo de San Gregorio.

Puertollano despidió el carnaval 2014 con un solemne cortejo fúnebre encabezado por los ratoncitos de la charanga Tatúm Tatúm que con su música hacían más llevadero el intenso dolor que padecían las numerosas personas que habían acudido al paseo al multitudinario adiós.

De riguroso luto aparecieron las componentes del Hogar de Mayores que portaban a doña sardina, escoltada por camareras con bandejas con el conocido pescado azul y su representación se cerraba con mujeres con suntuosos vestidos negros.

Los obispos de Aldabon

Otra sardina de cuerpo presente iba sobre la carroza de la Asociación de Aldabón, mientras que un cardenal oficiaba la eucaristía de despedida e impartía bendiciones, acompañado de una larga legión de obispos, entre los que se encontraba la Mascarona 2014, Loli Gijón.

Desde la barriada Santa Ana se unió al sepelio un nutrido grupo de mujeres de luz con sombrero y cinta roja, que daban paso a los anónimos dolientes venidos desde otros puntos de la ciudad.

Solaria nos mata

Los trabajadores de la factoría de Solaria también se ha sumado a este cortejo con una lápida fúnebre en la que se decía que “Solaria nos entierra” y o una cruz con el mensaje “Solaria nos mata poco a poco” o una caja con un cadáver que representaba a la muerte de la empresa y del futuro de estos trabajadores.

250 kilos de sardinada

Tras el entierro y para consolar los llantos y sollozos de los numerosos congregados los chicos y chicas de Cohete Sport prepararon 250 kilos de sardinas a la plancha, que generó tal expectación que se formó hasta la calle Vélez una larga hilera de personas dispuestas a degustarlas y saborearlas junto con refresco y cerveza. Para digerir mejor el sabroso pescado azul no faltó la música de Alpacino Band en el escenario de la Concha del Paseo.

Los concejales de festejos y de imagen de la ciudad, Ana Muñoz y Manuel Martín Grande, también vivieron de cerca el entierro de la sardina y valoraron la alta participación de una actividad que pone fin a los grandes eventos previstos en la programación de carnaval.

La Comarca

06/03/2014

(Última actualización: 07/03/2014 10:59)

Imprimir