Puertollano

El pasado domingo al mediodía tras el desfile de carrozas y grupos

Loli Gijón es nombrada Mascarona 2014 de Puertollano y dio un pregón donde apeló al valor integrador del carnaval

Benjamín Hernández volvió a oficiar de maestro de ceremonias en presencia del concejal de imagen de la ciudad, Manuel Martín Grande y del mucho público asistente al acto

La Comarca

03/03/2014

(Última actualización: 03/03/2014 22:17)

Imprimir

Loli Gijón fue nombrada Mascarona 2014 y tomó el relevo de Antonia Gascón en su defensa e impulso del carnaval de Puertollano que se mantiene en pie gracias al esfuerzo de un puñado número de personas que durante tres décadas han mantenido viva la tradición carnavalera.

El mal tiempo del fin de semana provocó que el nombramiento, previsto para el sábado, tuviera que cambiarse al domingo tras el desfile de carrozas y grupos en un acto que presentó Benjamín Hernández y que se iniciaba con la entrega de la banda y placa del título de “Mascarona”, en presencia del concejal de imagen de la ciudad, Manuel Martín Grande.

El pregón

Para Loli Gijón, como argumentó en su pregón, el carnaval forma parte importante de su vida desde que se encargaba de vestir a sus hijos cuando iban al colegio. “Iba a casa de mi suegra a mirar en el baúl, donde tenía guardada toda la ropa negra de los lutos de antiguamente, que duraban varios años, y la gente mayor conservaba todavía y me vino muy bien porque la usaba para el entierro de la sardina”.

Gijón, disfrazada de dama de las Malvinas, relató que a través del programa de educación básica de adultos en 1990 formó parte de un grupo de máscaras callejeras junto a sus amigas Aurora, Mari, Tere, Isabel, José y Paquita y durante cinco años formó parte de “Las Alcalinas”, que participa en el entierro de la sardina desde la barriada Santa Ana.

Taller de carnaval de Aldabón

Ni una sola vez ha faltado a su cita con el carnaval en los últimos 29 años, acudiendo a concursos, desfiles y pregones, y con mayor intensidad desde que hace diecinueve años creó la Asociación de padres para personas con discapacidad intelectual.

En este colectivo puso en marcha un taller de carnaval para dinamizar la vida de los chicos y chicas de Aldabón, con su participación en el entierro de la sardina y el desfile de carroza, del que hoy forman parte 41 personas. “Todo esto requirió mucha constancia, disgustos y muchos sofocones, pero al final lo logré”.

En la recta final de su pregón animó a los puertollaneros, grandes y pequeños, para que se disfracen, que disfruten con esta fiesta, “porque la vida que tenemos, hoy por hoy, sí que es un carnaval”.