El alcalde de Socuéllamos visita el nuevo bloque de nichos construido en el cementerio municipal con un presupuesto de 56.000 euros

La Comarca

27/02/2014

(Última actualización: 27/02/2014 22:16)

Imprimir

El alcalde de Socuéllamos, Sebastián García, ha visitado junto al concejal de Cementerio, Horacio Marañón, y la concejala de Urbanismo, Pruden Medina, la obra de construcción de un nuevo bloque de nichos en el cementerio municipal de Socuéllamos, que ya ha finalizado. Se trata de una actuación que ha llevado a cabo la empresa Fernando Bustos, con un presupuesto de 56.027 euros, y que ha habilitado 136 nichos más en el cementerio. Horacio Marañón destacó que “en un mes se ha terminado la construcción de este nuevo bloque y ya disponemos de capacidad. No obstante, ya se está elaborando una memoria para la construcción de un nuevo bloque próximamente”.

Por su parte, Sebastián García afirmó que “se trata de una obra necesaria. Los fallecimientos es algo natural que se produce durante todo el año y el Ayuntamiento tiene la obligación de disponer de nichos suficientes en el cementerio. Para la construcción de este bloque teníamos varias opciones, como hacerlo más hacia el centro del cementerio, pero finalmente hemos considerado cerrar esta parte respecto al exterior, habilitar una puerta de salida al exterior y construir un almacén para la nueva máquina hidráulica que el Ayuntamiento ha adquirido para elevar los féretros. En total se han construido 136 nuevos nichos, que nos va a permitir atender los fallecimientos que se produzcan en este 2014”. Igualmente, el primer edil recordó que “en el cementerio hay que trabajar siempre con previsión. En Socuéllamos hay una media de 150 fallecimientos al año y hay que disponer siempre de nichos, por lo que dentro de unas meses empezaremos a trabajar para continuar la construcción de bloques de nichos”.

El Ayuntamiento de Socuéllamos lleva a cabo constantemente mejoras y ampliaciones en el cementerio municipal con el fin de aumentar su capacidad y hacerlo más accesible para todas las personas que acuden a visitar a los difuntos. Además, la administración local, como explicaba el alcalde, ha adquirido un elevador con el fin de facilitar el depósito de los féretros. Hasta ahora, esta maniobra se realizaba con una escalera convencional con el consiguiente riesgo de accidente. De esta forma se ofrece un nuevo servicio en el cementerio municipal que facilitará la labor de los trabajadores municipales en los entierros y evitará posibles accidentes.