El Seprona localiza una taxidermia clandestina en Illescas

El responsable de la nave recogía trofeos de caza procedentes de monterías aunque carecía de autorizaciones para el ejercicio de esta actividad y sanitaria

La Comarca

20/02/2014

(Última actualización: 20/02/2014 19:47)

Imprimir

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Toledo ha intervenido 39 trofeos de caza, que habían sido trasladados a una nave situada en un polígono industrial de Illescas en la que se realizaban actividades de taxidermia sin estar habilitado para ello.

El SEPRONA tuvo conocimiento de que los trofeos obtenidos en varias monterías de la provincia de Toledo eran recogidos por un camión para su posterior naturalización, por lo que estableció distintos dispositivos de vigilancia para detectar si esta actividad se estaba realizando por personas o empresas autorizadas para ello.

Como resultado de uno de estos dispositivos, el SEPRONA observó la descarga de un camión que transportaba 39 trofeos de ciervo, gamo, muflón y jabalí, que procedían de una montería celebrada en un coto de caza de Urda y los introducía en una nave de un polígono industrial de Illescas.

La Guardia Civil inspeccionó la nave y comprobó que en ella se había ejercido la actividad de cerrajería, aunque actualmente estaba dedicada a la naturalización de trofeos de caza.

Los agentes descubrieron 42 trofeos naturalizados de ciervo, muflón, gamo y jabalí en el interior de la nave, así como utensilios y material comúnmente utilizados en las operaciones de taxidermia, sin que el responsable de dicha instalación tuviera autorización para ejercer esta actividad.

El camión utilizado tampoco está habilitado para la recogida y transporte de subproductos de origen animal no destinados al consumo humano

El SEPRONA de la Guardia Civil de Toledo puso estos hechos en conocimiento de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla la Mancha, depositando todos los trofeos en un establecimiento de taxidermia debidamente autorizado.

El ejercicio de esta actividad también fue puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ya que la misma no estaba dada de alta.