Puertollano

Este viernes, a partir de las 11 de la mañana, primera medida de presión

Los trabajadores de Solaria se concentrarán a las puertas de la empresa mientras sus representantes negocian con la empresa

Quieren mostrar su apoyo al comité y, al mismo tiempo, reclamar a la empresa el pago de la nómina que aún se les adeuda

La Comarca

20/02/2014

(Última actualización: 20/02/2014 19:48)

Imprimir

Los trabajadores de Solaria han sido convocados a las 11 de la mañana de este viernes para que se concentren en las puertas de la empresa en Puertollano mientras sus representantes inician la ronda de negociaciones con la dirección de la empresa, una vez abierto el plazo del periodo de consultas, para concretar las condiciones del cierre de las instalaciones y el despido de la plantilla existente en la misma.

Con esta acción, la plantilla pretende mostrar todo su apoyo al comité y, al mismo, tiempo reclamar el pago de la última nómina que aún no han cobrado. Así el comité de empresa podrá sentir el calor de sus compañeros durante la reunión y podrán demostrar a la empresa que los trabajadores de Solaria están apoyando en todo momento las decisiones que ellos adopten.

Es la primera de las medidas de presión preparadas para intentar que la empresa reconsidere su decisión y busque fórmulas alternativas para mantener tanto la producción como los puestos de trabajo.

Más medidas de presión

El calendario continuará el martes día 25, en horario de mañana, con una movilización que discurrirá por el centro de la ciudad y que terminará presumiblemente en la Concha de la Música donde se leerá un manifiesto.

Además, y a raíz del apoyo recibido por los grupos municipales, los representantes del comité de empresa y los trabajadores asistirán al pleno municipal del miércoles día 26 donde se presentará una moción de rechazo al cierre de la planta. Y al día siguiente tienen previsto manifestarse ante la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real.

También están previstas otras movilizaciones que serán realizadas en unas fechas que se determinarán en función de cómo se vayan desarrollando las negociaciones con la empresa. Una de ellas es una protesta desde el mercadillo hasta el centro de la ciudad, que podría celebrarse un sábado, o bien el 1 o el 8 de marzo, para tratar que más ciudadanos se unan a la causa. Aunque también se baraja la posibilidad de trasladar la problemática hasta Toledo. Sería en la última semana de la negociación, entre el 10 y el 15 de marzo, cuando se manifiesten previsiblemente ante la sede de la presidencia y de las Cortes de Castilla-La Mancha.