Guardia Civil y Policía Nacional incautaron 223 armas blancas y otros objetos peligrosos durante 2013 en Cuenca

La mayoría son cuchillos y navajas, también hay: machetes, puñales, bastones-estoque, bates, puños americanos y aerosoles prohibidos

Se pretende la prevención de conductas ilícitas relacionadas con peleas y reyertas

La Comarca

20/02/2014

(Última actualización: 20/02/2014 19:47)

Imprimir

Guardia Civil y Policía Nacional mantienen en Cuenca su actividad de vigilancia en la tenencia de armas blancas y objetos peligrosos, dentro de su labor de prevención y, en su caso, de atajar conductas y actitudes que pueden degenerar y alterar la convivencia pacífica. Las intervenciones policiales se centran en colectivos que por su condición son más vulnerables a ciertas actividades delincuenciales, pero también en vigilancia de zonas públicas: establecimientos, lugares de concentración, ocio, vías, centros educativos y sus entornos.

El Reglamento de Armas prohíbe portar fuera del domicilio cualquier tipo de armas blancas, incluidas las de menos de 11 centímetros de hoja, sin necesidad o de forma negligente. Este hecho constituye una infracción administrativa calificada como falta grave, lo que conlleva la incautación del arma sin perjuicio de lo que resulte de la instrucción, además de una sanción de 300,52 a 601,01 euros.

El Reglamento de Armas, también define las armas blancas prohibidas por su especial peligrosidad, salvo la tenencia por museos y coleccionistas autorizados, como: los bastones-estoque, puñales de cualquier clase y las navajas llamadas automáticas, cuya comercialización está prohibida sin autorización. Se considerarán puñales las armas blancas de doble filo y puntiagudas menores de 11 centímetros. También se prohíbe la tenencia y uso de navajas cuya hoja exceda 11 centímetros, medidos desde el reborde o tope del mango hasta el extremo, a excepción de su tenencia en el propio domicilio con fines ornamentales o para coleccionismo. Reservándose la sanción superior para los que porten armas blancas no reglamentarias o prohibidas, de más de 11 centímetros, y para los objetos prohibidos. Además, la comercialización de armas prohibidas sin autorización puede ser sancionada con multas de 300,52 a 30.050,61 euros, clausura del establecimiento de hasta 6 meses de duración e incautación de los efectos.

La Policía Nacional y Guardia Civil intervinieron 144 y 79 armas blancas y otros objetos peligrosos durante 2013, respectivamente. Las personas a las que se intervienen las armas son denunciadas a la Subdelegación del Gobierno en Cuenca.

La mayoría de las armas intervenidas son cuchillos y navajas, pero también hay: machetes, puñales, bastones-estoque, bates, puños americanos y aerosoles no autorizados.