La Cabrera, Alcuneza y Alboreca mejoraron sus accesos por carretera

La Diputación de Guadalajara ha renovado la calzada, y consecuentemente la seguridad vial, en un total de cinco kilómetros, que dan acceso en uno de los tramos a uno de los lugares más visitados de Sigüenza, como es el Parque del Río Dulce, y que enlazan con la provincia de Soria y Castilla-León en el otro

La Comarca

19/02/2014

(Última actualización: 20/02/2014 09:49)

Imprimir

La Diputación de Guadalajara y el Ayuntamiento de Sigüenza concluyeron a finales de 2013 obras de mejora en los accesos a tres de las pedanías de la ciudad del Doncel: La Cabrera, Alcuneza y Alboreca. “El desarrollo rural pasa, obligatoriamente y en primer lugar, por permitir la entrada y salida a nuestros pueblos en cualquier época del año, por lo que agradecemos la sensibilidad mostrada por la Diputación en este sentido. De acuerdo con la institución provincial, nuestro Ayuntamiento continuará invirtiendo el dinero que le corresponde de los planes provinciales en los núcleos asociados”, asegura José Angel Andrés, concejal responsable de pedanías.

En La Cabrera, Diputación ha actuado en la GU-167, en un tramo de una longitud de 1.100 metros. Las obras consistieron en la limpieza y excavación de las cunetas, en la mejora de los drenajes que permiten ahora una correcta evacuación de las aguas pluviales, en la ejecución de un aparcamiento-apartadero a la altura del puente sobre el Río Dulce que le abre la puerta a la localidad y en la ampliación de los aparcamientos de los visitantes al parque natural. El tramo fue balizado y señalizado con hitos kilométricos y con la instalación de quitamiedos donde era necesario, y recibió una nueva capa asfáltica. El Parque Natural del Río Dulce es, junto con la Ruta del Románico y las visitas guiadas a la ciudad del Doncel, la estrella turística de Sigüenza.

Igualmente Diputación y Ayuntamiento han mejorado los accesos a las pedanías de Alcuneza y Alboreca en las comarcales GU-128 Y GU-129. En este caso las obras han consistido en la limpieza y excavación de las cunetas, en el ensanchamiento de la calzada hasta los 5,50 metros, en el saneo de los blandones y badenes existentes, y en el asfaltado del tramo, que tiene una longitud total de 3,7 kilómetros. Al igual que en el caso anterior, las obras han balizado e instalado quitamiedos los tramos que ha sido necesario. La renovación culmina la conexión por carretera entre las provincias de Guadalajara y Soria a esa altura. “En ambos casos, la mejora es evidente. Era, además, absolutamente necesaria, por la climatología adversa en cuanto a heladas que sufre nuestra comarca. Las mejoras abundan sin duda, en la seguridad vial”, termina el concejal.