La hipocresia de los 2 eurazos

Enrique Rivas Diaz

27/01/2014

(Última actualización: 28/01/2014 07:13)

Imprimir

Los pensionistas de nuestro país han podido observar como sus pensiones se han visto incrementadas en este mes de enero. Una cifra que, en algunos de los casos, alcanza la increíble subida de 2 eurazos. Y donde, probablemente, muchos hayan sentido un júbilo y satisfacción sin precedente alguno.

En este punto, y sin querer amargar esta irónica fiesta a nadie, mi consejo a este colectivo es que se apresuren a hacer un máster en economía, o mejor aun, un curso de contorsionismo para ver si son capaces de estirar sus ya membradas pensiones.

La situación para ellos, difícil ya de antemano, está empezando a tomar unos cauces que, en muchos de los casos, les van a dirigir a un solo camino...”la exclusión social”.

Subidas de la luz, gas, alimentación, IVA, repagos sanitarios y en medicamentos etc., son algunas de las circunstancias que les van a ir devorando cruelmente y sin ningún tipo de pudor. Todo ello, sin contar a todas aquellas personas mayores que el problema se les incrementa cuando son personas en situación de dependencia y ven como sus derechos son pisoteados por el gobierno actual. Y, por supuesto, sin olvidar que muchos de nuestros mayores han tenido que volver a coger la responsabilidad de convertirse en cabezas de familia para que sus hijos y nietos tengan, al menos, algo que llevarse a la boca.

Me gustaría saber, con toda esta situación que nos rodea, cuántos cafés se podrán tomar nuestros mayores con estos 2 eurazos, aunque, y echando la vista atrás, la solución a esta pregunta la tenga el Consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla la Mancha, Ignacio Echániz, el cual ya demostró su sabiduría en este tema con sus ya famosos “cuatro cafés”.

En esta encrucijada en la que nos encontramos, en la cual sin duda alguna la avaricia, intereses creados y la corrupción nos han metido, se pueden diferenciar claramente dos caminos. Uno repleto de luces de colores y grandes satisfacciones, al cual hacen tanto alusión desde el partido popular y el gobierno de la nación, y por el cual solamente pueden transitar unos pocos. Y otro, por el cual nos obligan a transitar a la mayoría, donde ni siquiera existen los interruptores para encender las luces.

Pero a la vez que sucede todo esto el gobierno del partido popular adopta decisiones que apuntan todas ellas en la misma diana, y donde parte de la ciudadanía demuestra tener una miopía bastante severa. Y en este punto, por supuesto sin ser ni pretender ser facultativo, se podrían poner decenas de ejemplos que demuestran la afirmación de tal enfermedad. Pero como se suele decir, tirando del sabio refranero español, como muestra vale un botón. Un botón que representa un hecho real y que no hace referencia a nuestros pensionistas, pero si a una situación, aun más grave si cabe, como es el que nuestros niños pasen hambre.

Hace unos días veíamos, al menos algunos, como un profesor relataba a los medios de comunicación que un alumno le preguntaba: “¿qué hay que hacer para comer en el comedor del colegio?”, a lo cual él le respondió que pagar un euro y medio. El niño al cabo de unos días se presentó ante él con una bolsa de monedas de 10 céntimos que sumaban ese euro y medio que necesitaba para comer. Curiosamente, casi a la vez que este caso veía la luz, se conoce una más de estas GRANDES MEDIDAS DEL GOBIERNO. Otra decisión que apunta, de manera indiscutible, a favorecer a los de siempre. Donde podemos vislumbrar, no solamente el ADN de estos personajes, sino también la solución al porqué en este país los ricos cada vez lo son más, a la vez que, el resto son cada vez más pobres. Y esta medida no es otra que el bajar el IVA del 21 al 10 por ciento para la adquisición de obras de arte. Si, para la adquisición de artículos de lujo, y no, para alimentos o medicinas.

Por supuesto, esta situación demuestra claramente para quienes se está asfaltando ese camino deslumbrante que nos anuncia el presidente del gobierno, Mariano Rajoy. Aunque con medidas como esta siempre le quedará al presidente del gobierno el recurso de acudir a los simulacros en diferido de su secretaria general, Dolores de Cospedal, la que, seguramente, nos quiera inyectar el veneno para hacernos creer que esta medida es otra más, de las tantas, que nos van a hacer salir de la crisis y que va en beneficio de la mayoría.

Espero, haciendo alusión a la miopía de parte de la ciudadanía a la que hacía referencia, que situaciones como estas les hagan visualizar la realidad, y no, las falacias que nos cuentan a diario por parte de los distintos sectores, entre ellos el gobierno, que son los que, claramente, tienen el interés de que dicha enfermedad se nos haga crónica. Porque, de no ser así, cuando queramos abrir los ojos...”no habrá nada que ver”.

Fuente: Enrique Rivas Diaz

Portavoz de la plataforma en defensa de la Ley de Dependencia en CLM