Daimiel

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, José Díaz-Mora, participó este domingo en su asamblea anual

Los regantes daimieleños conocen los cambios que se van producir en la gestión del agua

Díaz-Mora recalcó que el nuevo modelo busca "la recuperación medioambiental". A la cita también asistía como invitado el alcalde, Leopoldo Sierra, quién en su intervención volvió a defender "el desarrollo sostenible"

La Comarca

27/01/2014

(Última actualización: 28/01/2014 08:12)

Imprimir

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, José Díaz-Mora, participó este domingo en la asamblea anual de Comunidad de Usuarios del Acuífero 23 de Daimiel. Díaz-Mora acudió a la cita con el objetivo de explicar a los regantes los cambios que se van producir en la gestión de las aguas. Estas novedades pasan por la división del acuífero en tres masas de agua que obligan a constituir tres nuevas comunidades de usuarios: Mancha Occidental I, Mancha Occidental II y Rus Valdelobos. El presidente de la CHG aseguró que esta estructura responde a "criterios puramente hidrogeológicos" y mostró su confianza en que los futuros planes de actuación para estas masas (lo que ahora se conoce como régimen de explotación) facilitarán la participación de los usuarios en la toma de decisiones. Díaz-Mora recalcó que este modelo busca "la recuperación medioambiental" porque "tenemos que devolver a la naturaleza lo que una vez se le quitó", comentaba a los micrófonos de Radio Daimiel.

A la asamblea también asistía como invitado el alcalde, Leopoldo Sierra, quién en su intervención volvió a defender "el desarrollo sostenible" que hace compatible "los intereses del sector con los intereses medioambientales". Una concienciación que "está muy presente" en la agricultura daimieleña de la que, resaltó, su contribución a la economía local. "Si hay un sector que nos está ayudando a salir de la crisis, ese el que ustedes dirigen", señaló. Asimismo, el primer edil compartió con los regantes los puntos más destacados del reparto de la PAC que se ha consensuado esta semana con las Comunidades Autónomas; la disminución "de más de un 80% de los robos en el campo durante el último año"; y las actuaciones llevadas a cabo en la red de caminos rurales.

Posición de los regantes

Así las cosas, todos los regantes del término municipal daimieleño se integrarán en la masa de agua Mancha Occidental I, que además acogerá usuarios de Manzanares, Herencia, Villarta de San Juan, Arenas, Las Labores, Puerto Lápice, Villarrubia, Malagón, Fuente El Fresno, Carrión, Torralba, Bolaños o de Valdepeñas, como detallaba el presidente de la comunidad daimieleña. Jesús Pozuelo aclaraba que esta reforma "no es un capricho de la administración" ya que viene a dar forma a lo que obliga la Directiva Marco del Agua, donde se unifican las actuaciones en materia de gestión de agua en la Unión Europea.

Pozuelo indicaba que la aparición de esas tres nuevas comunidades "no obliga" a la desaparición de las comunidades locales existentes. En esa línea, la propuesta que han cursado es que esas nuevas comunidades se organicen como mancomunidades de las ya existentes, es decir, que integren "representantes de cada una de las comunidades locales". Jesús Pozuelo ha señalado que todo este proceso requiere de "prudencia" y que "la última palabra" la tendrá el Ministerio de Agricultura, entre otras cosas porque "quedaría por aclarar que pasaría con el patrimonio, las deudas o el personal laboral de las comunidades locales", añadía.

Mas allá de estos asuntos, Pozuelo entiende que para el regante es más necesario que se establezca un plan de actuación que le permita "más flexibilidad, no una mayor demanda" en el uso del agua. "No se trata de un mercadeo como algunos quieren interpretarlo, queremos una dotación más flexible y una compra-venta entre particulares que proceda de un derecho de agua real, no en papel", subrayaba.

Por último, y apoyándose en los niveles de los pozos que se trasladaron en la asamblea, Pozuelo se congratulaba del resurgimiento del Guadiana. "En el pozo de control que tenemos en los Ojos el nivel ha subido tres metros en el último año" (de -9,68 a -6,74) y por eso, "las charcas que surgieron entonces ahora ya se han unido y dentro de poco el río correrá", auguraba.

Un horizonte para el que pedía que se reconociera, además de citar las lluvias de estos últimos años, el esfuerzo de los regantes en el control del gasto del agua. En este sentido, Pozuelo reseñaba que durante la asamblea se dieron a conocer los resultados del programa de asesoramiento del riego que se ha emprendido en colaboración con WWF. Una iniciativa que continúa abierta y a la que se invitó a participar a nuevos propietarios de cara a la próxima campaña de riego.

Adjuntos

Audio del alcalde: