Puertollano

Como cada 23 de enero

El sabor de la tradición vuelve durante el día del chorizo al mercado municipal de Puertollano

La Comarca

23/01/2014

(Última actualización: 23/01/2014 23:02)

Imprimir

Puertollano celebra a lo largo del 23 de enero el día del chorizo, una tradición popular a la que se han unido los vendedores del mercado que una vez más han ofrecido una degustación de bocadillos de chorizo y limonada que han sido degustados por la infinidad de ciudadanos que se han sumado a esta fiesta.

A lo largo de la mañana componentes de la Peña "Raíces Manchegas" han sido los encargados de la preparación de las viandas en una intensa tarea en la que han colaborado “Los Mascarones de Carnaval” y que no hubiera sido posible sin la colaboración de Cárnicas Benito Ruiz.

Antes de la una de la tarde se formaba una larga fila de personas que aguardaban para conseguir uno de los mil cien bocadillos de chorizo que se han elaborado durante esta jornada y degustar los ochenta litros de limonada con y sin alcohol.

Un día de convivencia y amor a nuestras tradiciones

La alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, ha agradecido el esfuerzo que un año más han hecho los vendedores del mercado para contribuir a engrandecer una más a esta fiesta y la generosidad de compartirlo con el resto de puertollaneros. “Los ciudadanos vuelven a disfrutar juntos de esta fiesta en un día de convivencia, para ser amistad y recordar nuestras tradiciones gracias a gente como Benito Ruiz”.

El propio Benito Ruiz recuerda que esta fiesta poco a poco perdía fuerza, de ahí que 1999 gracias a la colaboración de los vendedores del mercado se tomara la iniciativa de impulsar una de las tradiciones más queridas por los puertollanenses junto al Santo Voto.

Un desconocido origen de la fiesta

Cuando y donde procede la fiesta aún sigue en el aire. No hay constancia documental, aunque si referencias en prensa de principios del pasado siglo. Sobre la cuestión se han planteado diversas hipótesis. Desde que fuera la celebración de la matanza en época invernal a que el consumo público de productos del cerdo fuera una muestra ante sus convecinos de su creencia a la fe cristiana en tiempos de los Reyes Católicos, en los que convivían con judíos y musulmanes.

Otra más reciente se refiere a que pudiera ser la invitación que se hizo de chorizos en orza a las tropas de Alfonso XII que vinieron a Puertollano a apaciguar algún conflicto minero.

Proceda de donde proceda lo cierto es que son numerosas las personas que durante este fin o bien aguardarán hasta el próximo fin de semana para salir al campo para degustar el chorizo puertollanero en su entorno verde, bien en la Dehesa Boyal o en los cerros de San Sebastián o Santa Ana, como hicieron nuestros antepasados.