Región

En todos los casos presentan patologías previas

La mayoría de los hospitalizados por gripe en Castilla-La Mancha evoluciona favorablemente

El 94,5 por ciento de los pacientes ingresados por esta enfermedad este año no se había vacunado

La Comarca

15/01/2014

(Última actualización: 16/01/2014 10:35)

Imprimir

La mayoría de los pacientes hospitalizados por gripe en hospitales de la red del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha evoluciona favorablemente en las últimas horas, sin que se hayan producido incidencias más graves de las habituales durante la campaña del virus.

El 94,5 por ciento de los pacientes ingresados este año no había sido vacunado, lo que demuestra la importancia de la prevención. Por ello, desde Salud Pública se recomienda especialmente a la población de riesgo (niños, personas mayores) que acudan a vacunarse a los centros de salud, ya que aún se cuenta con dosis efectivas contra los virus que cursan esta temporada. La vacuna de la gripe de este año incluye y dos virus del tipo A (H1N1 y H3N2) y un virus de tipo B.

En este momento hay 24 personas ingresadas por gripe en los hospitales de Castilla-La Mancha, dos menos que ayer. De todas ellas, 5 están en la UCI del Hospital General de Ciudad Real. En todos los casos, los pacientes presentan patologías previas crónicas que se han agravado con la gripe. Hasta la fecha no ha habido que lamentar ningún caso de fallecimiento asociado exclusivamente a la gripe en Castilla-La Mancha.

La Dirección General de Salud Pública recuerda que la gripe provocada por los virus circulantes de tipo A H1N1 y H3N2 son parecidos a los que han circulado otros años. Afectan de forma especial a personas más jóvenes, ya que los mayores están parcialmente inmunizados al haber pasado otras temporadas gripales.

Tasa de gripe en Castilla-La Mancha

Según datos preliminares de la Red de Vigilancia de la Gripe, en la semana en curso la tasa de gripe en Castilla-La Mancha está en 197 casos por 100.000 habitantes, por encima del umbral epidémico, aunque normal en la estación de gripe. La única diferencia respecto a otros años es que el pico se ha adelantado dos semanas antes de lo habitual, que suele estar entre la última semana de enero y la primera de febrero.

Diariamente, los médicos de la Red Centinela de Vigilancia de la Gripe Castilla-La Mancha recogen muestras de pacientes para saber cuáles son los virus que están circulando y confirmar el tipo de virus en las personas que requieren una hospitalización.