Daimiel

Ilusión, caramelos, pero también sonrisas, saludos, y algún que otro consejo, como el de acostarse pronto en la noche del domingo

Los Reyes Magos reparten ilusión y caramelos entre niños y mayores de Daimiel

Melchor, Gaspar y Baltasar visitaron las residencias de mayores y el Centro de Discapacitados Vicente Aranda a primera hora de la tarde

La Comarca

05/01/2014

(Última actualización: 05/01/2014 23:33)

Imprimir

Ni salud, ni dinero..., amor. Eso es lo que pedía una de las residentes de la Vivienda tutelada de Mayores de Daimiel a los Reyes Magos en su visita al piso situado en la calle Jesús. “Yo quiero un novio... Y si es como tú, mejor”, comentaba chistosamente María al rey Baltasar. Con esa anécdota Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar iniciaban el tradicional recorrido que año tras año hacen por las residencias de mayores y centros de Daimiel, acompañados por sus pajes, por las autoridades locales encabezadas por el alcalde de la localidad, Leopoldo Sierra, pero también por un gran número de curiosos que salieron a su encuentro al conocer la noticia de que ya andaban por el municipio. Eso era el principio de la tarde, la segunda parada del recorrido se realizó en la residencia La Masiega, para continuar en el resto de residencias de Mayores de la localidad y el Centro de Discapacitados Vicente Aranda, que también recibieron la visita de los de Oriente.

Aunque durante el trayecto de centro en centro los Reyes se fueron encontrando con algunos niños que impacientes no pudieron esperar a verlos en la cabalgata de por la noche, el recorrido oficial de Melchor, Gaspar y Baltasar por las calles de Daimiel comenzó a las 19:00 horas. Caras de ilusión, emoción e impaciencia inundaron todos los tramos de un recorrido que este año ha estado marcado por un aumento de la vigilancia con la incorporación de una persona más custodiando cada carroza así como el aumento de despliegue de personal de Protección Civil en la noche del domingo.

Como viene siendo habitual en los últimos años, las asociaciones carnavaleras locales “Hasta que le cuerpo aguante” y “El Cencerro” estuvieron amenizando el recorrido junto a miembros del AMPA del colegio Albuera y la Banda Municipal de Música que acompañaron a Sus Majestades hasta la llegada a la Plaza de España. Después de ofrecer unas palabras desde el balcón del Ayuntamiento los Reyes visitaron el Nacimiento del Olivo Milenario y el Belén Viviente del Parterre. No obstante la noche para ellos no acabó ahí, más bien empezó ya que tras estas visitas aún tenían pendiente recorrer todos y cada unos de los hogares de la localidad para dejar sus esperados regalos.