Viernes 31 de Octubre de 2014
Visita:
79789089

rss

Patrocina los deportes

Entrevista a Oscar Trigo

"El baloncesto en silla de Ruedas ha experimentado una evolución espectacular"

Al habla con el seleccionador nacional que en Londres 2012 consiguó con su equipo un diploma olímpico y el bronce en Europa en 2011 y 2013 entre otros importantes logros deportivos

La Comarca 05/11/2013 Deportes

Con motivo del 5º Aniversario el Club de Baloncesto en Silla de Ruedas Cocemfe Puertollano está realizando una serie de entrevistas para dar a conocer nuestro deporte a través de Internet y las Redes Sociales. Esta vez toca el turno a una de las personas referentes de nuestro deporte, entrenador del club San Nicolau de Sabadell y actual seleccionador nacional: Oscar Trigo.

Oscar ha sido capaz de colocar a la selección Española dentro de la elite de este deporte. Selección que en apenas tres años ha conseguido un quinto puesto y por tanto diploma olímpico en los juegos paralímpicos de Londres 2012, este mismo año, también medalla de bronce en el campeonato de Europa celebrado en Fráncfort (Alemania) y en 2011 bronce en el Europeo disputado en Israel.

Pero esto no queda aquí, en Mayo del 2008, Oscar trigo comienza a colaborar con la FEDDF, e, integra el cuerpo técnico de las categorías inferiores de la selección Española sub22, con la cual, consigue ganar el Campeonato de Europa (medalla de oro), realizado en la localidad Turca de Adana (2008) y, el subcampeonato (medalla de plata), en el Mundial del año siguiente realizado en París.

Oscar Trigo Diez nace en el mítico barrio de Gracia, de la ciudad de Barcelona, el 25 de Septiembre de 1972 aunque en la actualidad reside en Sabadell, donde imparte clases de Educación Física y lidera el nuevo proyecto de baloncesto en silla de ruedas, que empieza a rodar de la mano del C.E.Sant Nicolau, club de baloncesto convencional que milita en la liga EBA.

¿Seleccionador cómo te iniciaste como entrenador en este deporte?

Mi primera experiencia en el mundo del deporte adaptado fue durante los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92, en el transcurso de los juegos cursaba mi primer año de licenciatura en Educación Física, y disfruté de la posibilidad de ser voluntario paralímpico. Me tocó realizar tareas de apoyo técnico en mi facultad (inef Barcelona), donde se realizaba la competición de Judo y esgrima. La experiencia paralímpica me marcó profundamente, tanto es así, que diez años después cuando el equipo de baloncesto en silla de ruedas del F.C.Barcelona-Guttmann, me hizo la oferta de hacerme cargo del equipo de división de honor, no me lo pensé dos veces, y di el salto al banquillo y al apasionante mundo del BSR.

¿Cuáles han sido los cambios en el Baloncesto de silla de ruedas desde tus inicios?

Creo que el BSR en los últimos diez años ha experimentado una evolución espectacular, la preparación físico técnica de los jugadores cada vez se acerca más a la excelencia deportiva. Los jugadores nacionales han evolucionado gracias a una mayor profesionalización del deporte, y no quiero dar a entender con el concepto profesionalización, la cantidad económica que reciben los jugadores, sino, la capacidad de trabajo dentro y fuera de las pistas. La realidad de muchos jugadores es la de realizar sesiones de trabajo en gimnasio, trabajo individualizado de tiro y entrenamiento en dinámica de equipo, además de comenzar a entender el concepto de entrenamiento invisible (llevar una vida saludable).

Por lo que respecta al aspecto táctico, también ha habido una evolución en los conceptos de juego, sobretodo en esos pequeños detalles que la lógica interna de nuestro deporte lo hace especial. Cada vez soy más partidario de defender al BSR por ser BSR y no por ser “baloncesto”. Con ello, no quiero renegar de mis orígenes, soy entrenador superior de baloncesto, pero sí, reafirmar al BSR como deporte genuino.

Aún con tu experiencia ¿Dirías que todavía te quedan cosas que aprender de este deporte?

Cada día aprendo algo nuevo, ésta frase hecha tomó sentido el día en que me convertí en padre hace cinco años. El género humano tiene una capacidad de aprendizaje indefinido, y, yo me siento muy del género humano, para lo bueno y lo malo.

En cada proyecto deportivo aprendo, porque la realidad en la que me muevo es diferente, no puedo aplicar el mismo criterio de decisiones en la Selección Española, que en el equipo de formación del C.E. Sant Nicolau, ni puedo aplicar el mismo sistema de juego en ambas realidades, ello provoca que día a día y entreno a entreno, busque las mejores soluciones a los retos que se plantean. Dicha búsqueda me hace crecer y aprender constantemente.

Eres un gran conocedor de las canteras y escuelas deportivas ¿crees que hay soporte suficiente para el cambio generacional lógico en el baloncesto nacional y por lo tanto en la selección Española?

La formación de jóvenes jugadores y por ende, la apuesta por la creación de equipos promesa, también es uno de los grandes cambios en el BSR en los últimos años. En muchos casos, los clubes se han dado cuenta que es mejor invertir en una buena cantera que “pagar” cada año por costosos fichajes foráneos. La apuesta de los clubes debe ser apoyada por las instituciones locales (ayuntamientos, diputaciones, federaciones autonómicas) apoyando las escuelas deportivas adaptadas con programas de captación de nuevos deportistas y formación de profesionales del deporte adaptado que puedan desarrollar de forma eficiente programas de entrenamiento orientados hacia el aprendizaje y la optimización del rendimiento de los jóvenes jugadores , y, por las instituciones nacionales (Comité Olímpico Español, FEDDF), con programas de apoyo económico a los clubes que apuestan por la formación de jóvenes jugadores de BSR.

Por lo que respecta al cambio generacional de la Selección Nacional, ya estamos inmersos en dicho proceso. Desde el año 2009, Campeonato de Europa Absoluto de Adana (Turquía), la Selección Nacional ha ido introduciendo nuevos valores del BSR que han ido evolucionando desde el proceso planificado de entrenamiento propuesto por el actual equipo técnico de la FEDDF. Dicho proceso, nos da la seguridad de que de una manera racional, el proceso de selección del equipo nacional no sigue únicamente un criterio de juventud, sino de “Capacidad”, para sumar en un grupo de deportistas que buscan el máximo rendimiento en cada reto que se les plantea.

Sentarse en un banquillo siempre es una responsabilidad pero ¿qué significa para ti ser seleccionador español?

Tengo una visión muy personal del significado de mi trabajo al frente de la Selección Nacional, no creo que sea una responsabilidad individual, es una responsabilidad compartida por todos los miembros del equipo. Cuando somos seleccionados para representar al BSR español, somos un modelo y referente de éste deporte ante nuestro baloncesto y fuera de él. Hay ciertos valores como el esfuerzo conjunto, la constancia en el trabajo, el respeto hacia el entorno del BSR, que son vehículos para conseguir nuestras metas.

La figura del seleccionador debe ser el instrumento de expresión de los miembros que componen la selección, siendo uno más de los protagonistas, no el protagonista.

En tu larga trayectoria como seleccionador Nacional tanto en categorías inferiores como en la absoluta siempre has conseguido excelentes resultados. ¿Cuál es la clave?

Sin duda, rodearme de los mejores. Quien conoce el método de trabajo de la selección sabe que el resultado depende de la sinergia de esfuerzos de muchas figuras que suman mediante un trabajo pluridisciplinar, en el proceso de preparación del equipo en cada competición.

Intentamos seleccionar a los mejores jugadores, siendo aquellos que más se acercan al criterio de juego que propone el cuerpo técnico, en relación a las características de la competición que jugamos. El jugador seleccionado, debe estar en su máximo nivel de rendimiento, planteando el rendimiento, como la suma de factores físicos, técnicos, tácticos, y psicológicos para la competición a la que nos enfrentamos, y, debe ser capaz de entender qué representa formar parte de éste grupo de trabajo donde se juega con un nivel de generosidad muy elevado.

El proceso preparatorio del equipo, como he comentado anteriormente, es la suma de muchos esfuerzos, en dicho proceso, a parte del trabajo técnico-táctico realizado por el cuerpo técnico, incide el trabajo realizado desde las áreas de Preparación Física (realizando un programa individualizado para cada jugador y participando activamente en la planificación del entrenamiento en pista), Preparación psicológica (realizando dinámicas de cohesión de grupo y de control emocional de la competición), del área médica (velando por óptimo estado de salud del jugador y aportando recursos de mejora en el rendimiento personal). Es importante que en cada área se encuentren las personas adecuadas por formación y por feeling para poder crear un ambiente de trabajo positivo que se centre únicamente en el bien del equipo.

Por último, por encima de todo, valoro en los resultados de la Selección el gran ambiente personal y profesional que hemos vivido en cada competición. La calidad personal de los miembros de la selección y la capacidad del grupo para remar en la misma dirección, han sido la clave del éxito en la consecución de los resultados.

¿Qué ha supuesto para ti la obtención de ambas medallas de bronce en los Europeos del 2011 y 2013 y el quinto puesto en las paralimpiadas de Londres?

Cada resultado ha supuesto una sensación diferente. Aunque tendemos a centrarnos en qué nos suponen los éxitos deportivos, yo prefiero remontarme al primer campeonato vivido como entrenador jefe de la selección. Fue, el Campeonato de Europa del 2009, en dicho campeonato, obtuvimos la séptima posición, resultado que valoro en gran medida por las precarias condiciones de trabajo con las que pudimos preparar la competición y la apuesta arriesgada de presentar a jóvenes valores del BSR español sin previa experiencia internacional. De ésta competición aprendí que la implicación de los jugadores marca en gran medida el nivel de competitividad del grupo, y si no nos clasificamos para el mundial en esa competición, fue por la falta de recursos que dispusimos. La medalla del Israel 2011, supuso la satisfacción de demostrar al BSR que la implantación de un nuevo método planificado de trabajo, podía dar resultados históricos a nuestro baloncesto, y, devolver al BSR español al marco competitivo continental, en su versión más importante, las Paralimpiadas de Londres.

Londres, fue el sueño hecho realidad, una oportunidad para hacer crecer al grupo de trabajo (técnicos y jugadores) y mostrarnos al mundo como una selección en creciente progresión.

La última competición, Frankfurt 2013, ha supuesto la confirmación del trabajo realizado desde el 2009, con un cambio generacional marcado por la ausencia de jugadores importantes en Londres, mantenemos el nivel competitivo y ganamos un histórico segundo bronce consecutivo, con una diferencia, nuestro partido en semifinales contra Gran Bretaña, nos muestra como una selección con hambre competitiva, independientemente del adversario al que nos enfrentemos.

Gracias a la tercera posición obtenida en el Europeo de Alemania, España ha obtenido el pasaporte directo para el próximo campeonato del Mundo que se celebrara el año que viene en Goyang (Corea de Sur) ¿podemos soñar con estar en lo más alto?

Mantendré el mismo discurso y la misma mentalidad que he mantenido durante estos años, prepararemos al equipo para ganar la medalla de oro, no entiendo un proceso de preparación sin marcar el máximo premio. Una vez estemos en competición, la propia competición nos aportará el feedback.

Nuestro baloncesto en silla de ruedas esta un escalón por debajo a Países como Francia, Gran Bretaña, Australia, Canadá, etc ¿Qué crees que se debería de hacer en el Baloncesto Nacional para igualarnos a todos estos países?

“Antes de compararte con otros, compárate contigo mismo y sabrás donde quieres llegar”

¿Es la actual una de las mejores generaciones de jugadores de baloncesto en silla de ruedas?

España ha gozado históricamente de grandes jugadores que han defendido los intereses de la selección. Sería injusto para el BSR español tildar de la mejor generación de jugadores a la actual, únicamente por resultados cuantitativos. La diferencia entre ésta y las anteriores generaciones, posiblemente radica en los medios de los que dispone la actual selección.

Personalmente, creo que hay una generación de grandes jugadores españoles que se merecían vivir lo que hemos vivido nosotros en estos últimos años, ellos forman parte de la historia reciente del BSR español y merecen todo nuestro respeto.

Y ya por último Oscar ¿cómo deseas que sea el baloncesto en silla de ruedas en un futuro en España?

Prefiero trabajar el presente para mejorar el futuro...

Hemeroteca
Hemeroteca

Volver
Volver

Patrocina los deportes

Publicidad
 
© Intuición Grupo Editorial S.L. B13260880
Paseo san gregorio 87, entreplanta derecha, 13500 Puertollano
tlf. 926 412653 - fax 926 440101

e-mail: Webmaster - Redacción - Administración

Aviso Legal - Política de cookies - Privacidad de datos