Puertollano

Celebradas en el Museo Municipal

Crónica de las I Jornadas Fotográficas Ciudad de Puertollano

José Fernando Buitrón

28/10/2013

(Última actualización: 29/10/2013 13:32)

Imprimir

Este fin de semana, 26 y 27 de octubre, han tenido lugar en Puertollano las primeras jornadas de fotografía “Ciudad de Puertollano”. El interés y dedicación de la organización, junto con los excelentes ponentes han conseguido que el evento sea un éxito y que todos los asistentes se lleven un espléndido recuerdo de este fin de semana.

Los nervios enmascarados bajo una sonrisa amable delataban a Pedro, el Presidente del Club Manchego de Fotografía. La primera vez que se organizaba algo así en Puertollano, el nivel de los ponentes y el interés de los asistentes son más que razones para que ese gusanillo inquieto no deje de rondar por la barriga de los organizadores. Son poco más de las diez de la mañana y llega el momento de comenzar. Pedro sube a la tarima con paso decidido, agradece a los asistentes su presencia y presenta a Ana, Concejal de Cultura, para que proceda a la inauguración del evento, ya no hay marcha atrás acaban de comenzar las primeras jornadas de fotografía organizadas en Puertollano.

Hablar de José Benito Ruiz es transportarnos a paisajes increíbles, escenarios imposibles y la visión de un artista que nos muestra rincones de la naturaleza que nos acercan a paraísos terrenales, o a hechos denunciables que nos ponen de manifiesto una realidad, que se vuelve transparente gracias a su excelente trabajo. Llegar a esta conclusión es fácil, después de ver parte de su obra, pero al tener el privilegio de escucharlo es cuando descubrimos al artista mostrando toda su humildad y dejándonos paralizados los parpados ante la grandeza de su fotografía.

José Carlos Robles nos invitó a pensar, imaginar y acompañar en el viaje que propone la mente del artista y de uno mismo a la hora de visualizar un trabajo fotográfico. Ver más allá de lo evidente hasta mostrar una realidad o crearla influenciados por los condicionamientos sociales y/o culturales. Acompañando la presentación con alguno de sus trabajos, ha conseguido crear inquietud y admiración al auditorio.

Nuestro artista más cercano fue Pepe J. Galanes, su proximidad no es solo geográfica, es personal. Transmite sus conocimientos de manera magistral desde la simplicidad y el pragmatismo. Acompañado de Alejandra, joven modelo de eclipsante belleza y profesionalidad, nos enseñó los secretos más importantes de la fotografía de retrato y moda. Pepe es un auténtico todo terreno, y esa experiencia le hace adaptarse camaleonicamente a todos los retos y realizarlos con ejemplaridad.

En la mañana del domingo tuvimos a Amparo Pascual, Jefa de estudios de la Escuela de Arte “Antonio López”, que nos explicó las posibles opciones tanto reguladas como no, para formarnos como fotógrafos. Es de agradecer que un tema que en un principio puede parecer denso, se explique de una manera tan amena y fluida que nos despeje la complicada maraña que actualmente es la educación. Para finalizar su presentación nos mostró dos trabajos de alumnos de la Escuela de Arte que nos dejaron muy sorprendidos por su calidad tanto fotográfica como en su conjunto, maquetación, video, música, etc.

El broche de oro lo puso Cristina Otero; si busco una frase que defina su ponencia es que consiguió enamorar al auditorio completo. Creo que su trabajo no deja indiferente a nadie, pero no podíamos imaginar, al menos yo, que esta joven fotógrafa podía transmitir con tanta claridad, naturalidad y potencia. Consiguió demostrarnos el peso de la creatividad frente a la tecnología, dejándonos completamente absortos y maravillados con su manera de trabajar, sus recursos y el excelente trabajo final.

Considero que el éxito de las jornadas son el fruto de la ilusión y mucho trabajo altruista de un grupo de socios de un club, que han empujado incansablemente para lograr organizar algo así. Creo que cuando el trabajo está bien hecho hay que reconocerlo y felicitarlo. También a todos los colaboradores y a los Ponentes hay que ponerlos en su lugar, que es el palco del agradecimiento, porque con su compromiso han conseguido que todos los que asistimos nos hayamos levantado más felices el lunes, deseando agarrar la cámara de fotos cuanto antes.