Región

Nota de prensa

El PSOE vota en contra de los presupuestos de RTVCM "porque se ha convertido en el Nodo de Cospedal”

Los consejeros socialistas consideran que Villa debería presentar su dimisión inmediata ya que utiliza la televisión pública “para inventar y dirigir noticias siempre negativas contra García-Page y lanzar solo alabanzas a Cospedal”

La Comarca

01/10/2013

(Última actualización: 02/10/2013 01:31)

Imprimir

Los consejeros en representación del PSOE en el Consejo de Administración de Radio Televisión Castilla-La Mancha han votado en contra de los presupuestos que ha presentado el director general, Ignacio Villa, por considerar que no se pueden gastar 36 millones de euros de los impuestos de los castellano-manchegos para reeditar el NODO de la época de la dictadura.

Los representantes socialistas en el Consejo de Administración de RTVCM han apoyado al Comité de Empresa por las reiteradas denuncias de manipulación que está imponiendo la dirección a los informativos, dando un sesgo ideológico a las noticias que llega a ser grotesco.

Los consejeros socialistas consideran que Ignacio Villa debe presentar su dimisión inmediata y dejar de utilizar la televisión pública como si fuera su coto privado de caza, inventando y dirigiendo siempre las noticias negativas al secretario general de los socialistas y alcalde de Toledo, Emiliano García Page, y las alabanzas a María Dolores de Cospedal.

Esa forma tan burda de dar la información ha llevado Ignacio Villa a la grotesca realidad de censar las baldosas rotas y las bombillas fundidas de la ciudad de Toledo -ya no queda ninguna por enseñar en los informativos-, en su claro afán de desvirtuar la imagen del alcalde de la ciudad.

Por último, los consejeros de PSOE en el Consejo de Administración de RTVCM consideran que Villa debería evitar a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, que tienen el gusto de ver las corridas de toros televisadas, el rollo de entrevistas que hace a los cargos del Partido Popular, tengan o no que ver con la localidad en donde se celebra el festejo, convirtiendo el espectáculo taurino en un bochornoso programa partidista al servicio de los intereses políticos del Partido Popular.