Provincia

Nota de prensa PSOE

El alcalde de Campo Criptana acepta la propuesta del PSOE de bajar impuestos "aunque no lo suficiente"

Lamentan que Santiago Lucas-Torres llame defraudadores a los casi 1.500 ciudadanos a los que se les ha revisado el valor catastral de sus casas y “les acusa casi casi de estafar al Ayuntamiento”

La Comarca

01/10/2013

(Última actualización: 02/10/2013 01:31)

Imprimir

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Campo de Criptana se ha congratulado por la decisión del alcalde al aceptar la propuesta presentada en el último pleno por el PSOE para rebajar los impuestos a todos los vecinos en el año 2014.

La portavoz de los socialistas, Carmen Teresa Olmedo, ha señalado que la propuesta se realizó en el marco de la pregunta realizada sobre la reciente revisión catastral que afecta a aproximadamente 1.500 ciudadanos. “Ciudadanos que han sido requeridos casi casi como si de delincuentes se tratara para actualizar la situación de su propiedades sujetas al pago de la contribución”, ha denunciado Olmedo.

Recuerda la máxima responsable de los socialistas criptanenses que se les remitió una carta a los vecinos y vecinas que nadie ha entendido, ya que sin explicación previa se les exigía presentarse con la documentación requerida para ser revisada por los empleados de la empresa contratada con el Ayuntamiento para ese fin.

“Ni la Diputación de Ciudad Real ni ninguna otra institución, la decisión ha sido del alcalde, un alcalde que no ha dudado de tratar como defraudadores a las casi 1.500 familias que han sido citadas”, ha lamentado Olmedo.

Desde el PSOE han dejado claro en todo momento que era necesaria la revisión periódica de los valores catastrales, pero consideran que este no era el mejor momento por dos razones. La primera, por la crisis que está haciendo que los ingresos de las familias se reduzcan de manera considerable, y la segunda, es que dichos ciudadanos acaban de sufrir una subida de la contribución de un 30%, “lo que ha supuesto un ataque brutal a las economías de los hogares de nuestro pueblo”.

Y todo esto unido a la reducción de las ayudas y pensiones, al incremento de tasas y al pago por servicios instaurado por el Partido Popular y que antes no se pagaban. Carmen Teresa Olmedo ha subrayado a este respecto que “va a suponer el estrangulamiento de las economías de nuestros ciudadanos, pero es que, además, consideramos que la no actualización de los valores por los ciudadanos no es una cuestión de mala fe, como dio a entender el PP, sino de puro desconocimiento de los trámites a seguir”.

Por ello, y viendo que se estaba llegando al límite, el PSOE solicitó en Pleno la reducción de los impuestos municipales, en especial el de la contribución, en un porcentaje similar al incremento de recaudación que suponga la revisión catastral de esos 1.500 ciudadanos. “De este modo nos beneficiaríamos todos del aumento de los ingresos, incluidos aquellos a los que se les ha revisado su vivienda”.

Olmedo esgrimió que “esto que puede parecer tan lógico causó estupor en el Grupo Popular, ira en el alcalde y enfado de dos de sus tenientes de alcalde, que se pusieron como locas a interrumpir con risas y gritos” a la portavoz del Grupo Socialista.

“No sabemos qué les molestó más: que les propusiéramos recortar sus ingresos o que les destrozáramos la exclusiva, si es que de verdad tenían ganas de bajar impuestos, porque con la trayectoria que llevan lo dudamos mucho”. Basta recordar que desde el 2008 la presión fiscal sobre ciudadanos de Campo de Criptana ha subido en un 13%, es decir, “pagamos más impuestos a cambio de menos servicios, y los que hay, más caros, algo que los ciudadanos de a pie ya lo hemos notado, y de qué manera, ¿verdad?”, ha finalizado Olmedo.