Puertollano

Los sindicatos han informado a los trabajadores y esta tarde se reúnen con la empresa

Berdún: “La última propuesta de Solaria es razonable y aceptable”

El aplazamieno del ERTE y ningún despido a cambio de una reducción salarial del 16%, es la oferta que los trabajadores tienen sobre la mesa

La Comarca

27/09/2013

(Última actualización: 28/09/2013 00:51)

Imprimir

ERTE de 9 meses, con el aplazamiento que sea necesario para que los afectados puedan percibir las prestaciones por desempleo y el pago de un complemento del 9% en los 120 días que cada uno de ellos podrán tener suspendido su empleo, además de una reducción salarial del 16% durante un año, para el personal de mano de obra directa, ha sido la última oferta de la dirección de Solaria en Puertollano en las negociaciones que están llevando a cabo para conseguir una mayor viabilidad de la empresa.

Todo ello a cambio de no rescindir el contrato, el próximo lunes, a los 71 afectados por el expediente de extinción anterior y de no aplicar un nuevo expediente de extinción a otros 110 empleados con lo que la empresa quedaría con unos 20 o 30 trabajadores “que podría suponer el cese de la actividad” para esta fábrica dedicada a la venta e instalación de módulos y placas fotovoltaicas en sus instalaciones ubicadas en La Nava II de Puertollano, según informaba esta mañana Carmelo Berdún, representante de la Federación de Industria de CCOO CLM, que compareció ante los medios acompañado de Jesús Manchón, Presidente del comité de empresa y de Luisa Fernanda Jiménez, Delegada de la sección sindical de CCOO.

Además, la dirección de la empresa ha aceptado reducir la bolsa de horas que los trabajadores deben a la empresa a un máximo de 150, seguir abonándoles el complemento salarial cuando agoten sus prestaciones por desempleo y ofrecer bajas incentivadas a quienes no quieran seguir en su puesto de trabajo.

Este sindicato denunciaba “el chantaje y la coacción” a lo largo de todo el proceso negociador de la dirección de la empresa pero al mismo tiempo reconocía que si bien puede ser "un farol de la empresa" en todo caso es una solución “razonable y aceptable” para los tiempos que corren ya que la reducción de salarios, que ha pasado del 35% inicial a un 16%, no es “tan amplia ni tan importante”.

Este mediodía, los trabajadores han sido informados en una asamblea de la propuesta empresarial y esta tarde la mesa negociadora volverá a reunirse para tratar de llegar a un acuerdo con la espada de Damocles sobre sus cabezas de aceptar la propuesta empresarial o enfrentarse a un mayor número de despidos que, con los dos expedientes con los que amenaza la empresa, podrían ser en torno a 181.

“Lo importante es que hasta ahora los sindicatos hemos estado unidos pero ahora hay algunas diferencias en el planteamiento de reducción salarial” explicaba Berdún. Un último escollo que tendrán que salvar este comité de empresa para que sus 13 componentes -5 de CCOO, 5 de CTI-CSIF y 3 de UGT- puedan poner fin a este largo proceso que podría llevar al despido masivo de la plantilla para, o bien cerrar la empresa en Puertollano o, tal y como matizaba Berdún, 0 volver a contratar a nuevos trabajadores con unas condiciones más precarias y continuar así la actividad.