ASAJA CLM estima una campaña de vino ligeramente superior a la media de las últimas campañas

La Comarca

14/08/2013

(Última actualización: 15/08/2013 12:34)

Imprimir

La Sectorial Vitivinícola de ASAJA de Castilla-La Mancha reunida ayer en Tomelloso (Ciudad Real) ha estimado una cosecha de uva ligeramente superior a la media de las últimas tres campañas en las que la producción de vino se ha situado entre 20 y 21 millones de hectolitros.

Se trata de una primera valoración puesto que la vendimia en esta campaña viene con más de quince días de retraso debido a las temperaturas frías registradas en el momento de la floración, y por lo tanto, resulta difícil valorar cuál será el comportamiento de la uva en los próximos días.

En cuanto a las variedades, se estima una mayor producción de airén y macabeo mientras que en el caso de la bobal se prevé una pérdida de cosecha que podría situarse en torno al 40 por ciento debido a su afección por marchitez fisiológica. No obstante, estas estimaciones varían según las zonas de producción.

Asimismo, la Sectorial prevé una uva de alta calidad porque en esta campaña apenas se han registrado problemas de plagas, a excepción de los daños provocados por la yesca, una enfermedad que este año está afectando con mayor virulencia a las cepas, no sólo en nuestra región sino en toda Europa, al no haber tratamientos eficaces para su control ya que el arsenito sódico, fue prohibido en 2003 por la Comisión Europea al considerarlo un producto muy tóxico y en la actualidad no hay ningún otro que lo haya sustituido.

La Organización Agraria también ha apuntado que los precios se comportan bien en las varietales y, para el resto, son similares a los del inicio de la campaña vitícola del año pasado aunque dependerán de la evolución del mercado mostrándose optimista ya que, a día de hoy, las existencias vitivinícolas de la campaña anterior apenas llegan al 12 por ciento y se siguen realizando operaciones comerciales.

Otro de los temas analizados por la Sectorial Vitivinícola de ASAJA de Castilla-La Mancha fue el próximo programa de reestructuración y reconversión del viñedo que suscita numerosas incógnitas porque, de momento, se desconoce el proyecto político para la región.