Cultura

El Festival despide su 29 edición con una media de 1.100 espectadores por representación

Alcántara cierra el telón con la vista puesta en su treinta aniversario

La 29 edición del Festival de Alcántara ha acabado con un éxito rotundo de crítica y público. Más de 5.500 espectadores han asistido a las cinco funciones de la programación oficial. Además, más de 5 mil turistas han visitado la localidad durante el festival, y el mismo número de personas ha disfrutado de las actividades paralelas que el festival ha planteado en esta edición

La Comarca

14/08/2013

(Última actualización: 15/08/2013 12:33)

Imprimir

La directora del festival, Olga Estecha, que se estrenaba al frente de la Dirección del Festival de Alcántara, ha expresado su satisfacción por cumplir todos los objetivos marcados al inicio: Internacionalización del evento, incorporar la investigación teatral, aumentar la participación popular e incorporar el teatro infantil.

Los talleres infantiles y el curso de interpretación renacentista se han visto desbordados por las numerosas peticiones que se han recibido para participar en ellos. El homenaje al Conventual de San Benito en el espectáculo inaugural, grata sorpresa de esta edición, quedará en la retina de los alcantarinos.

Festejando Clásicos

El conventual de San Benito, abrió el telón del teatro el pasado viernes 9 con el prólogo Inaugural realizado por Scope Proyecciones, Teatro de la Calle Oscura y el grupo poético de Alcántara Supremum Pontem. Un espectáculo que brilló y recibió el aplauso unánime de las 1.500 personas que llenaban el Conventual de San Benito. Según explica Olga Estecha este prólogo “se ideó para resaltar el monumento del Conventual y el resultado no pudo ser más satisfactorio ya que se ofreció un espectáculo de mucho nivel y que entusiasmó al público”.

Tras el prólogo y el pregón de María José Goyanes, la obra ‘De Amor y Lujuria’ abrió el telón de esta 29 edición. La calidad interpretativa de los actores- la propia María José Goyanes, Emilio Gutiérrez Caba o Ramón Langa- proporcionó una noche de picaresca, amor, lujuria y risas al público alcantarino, que disfrutó enormemente, con los poemas del siglo de oro.

El sábado día 10 de agosto fue el turno de ‘La Celestina, la tragicomedia’, de la compañía Atalaya, que reunió a unos 1.200 espectadores. La compañía sevillana realizó un trabajo impecable, de gran belleza, en el que destacaron la dramaturgia de Ricardo Iniesta y el trabajo de interpretación coral tan solvente de los actores de Atalaya.

El domingo día 11 de agosto, ROMEO, de Teatro Meridional, subió al escenario y logró “el objetivo por el que se había programado este espectáculo, y que no era otro que acercar a los clásicos a un público más joven. El trío de actores Alex Barahona, Bernabé Fernández y Javier Hernández reunieron a más de 1.100 personas en el Conventual de San Benito. Público que disfrutó de esta atrevida versión del clásico de Shakespeare y en la que destacó el gran trabajo actoral de trío protagonista.

El lunes 12 de agosto, la prestigiosa compañía Nao de Amores hizo honor a su prestigio y ofreció a los más de 800 espectadores que poblaban las gradas del escenario alcantarino una verdadera joya dramática de alto valor estético por la belleza serena de su composición y el equilibrio artístico entre el mundo medieval y el renacentista. El gran trabajo de dirección e investigación de Ana Zamora y los delicados arreglos de Alicia Lázaro, responsable de la dirección musical y de la interpretación de laúd en la obra, impresionaron por su delicadeza y belleza y al público de Alcántara. Esta obra, según palabras de Estecha, ha permitido profundizar en“la internacionalización del certamen al interpretar una obra de un autor portugués, atraer público del país vecino, y potenciar la investigación teatral ya que en sus representaciones muestran como se representaba el teatro en el Siglo de Oro”

El cierre de la programación oficial a cargo de la compañía Corsario Teatro con la obra ‘El médico de su honra’, no pudo ser mejor broche a esta 29 edición. Teatro clásico en estado puro que hizo las delicias de los 1.100 espectadores que se dieron cita en el Conventual de San Benito para despedir el festival.

Festejando Alcántara

A la hora de confeccionar las actividades que complementaban la programación oficial de esta 29 edición se fijaron unos objetivos que se han cumplido, como recuerda Olga Estecha, “y que eran la internacionalización del festival, crear un vínculo entre los profesionales, los estudiantes del teatro y los amantes del mismo, y dinamizar la implicación de los alcantarinos en su festival”. La respuesta del público a todas las actividades no ha dejado dudas, más de cinco mil personas han disfrutado con ellas.

De todas las actividades planteadas cabe resaltar el éxito de los diversos talleres y cursos ofrecidos. Por ejemplo los talleres infantiles, impartidos por Atakama, superaron ampliamente las 30 plazas ofertadas. Finalmente, 50 niños y niñas participaron en esta acción que se culminó con un vistoso y divertido pasacalles infantil por las calles de Alcántara.

El curso de interpretación renacentista recibió 35 solicitudes para las veinte plazas ofertadas. El curso, impartido por los integrantes de la compañía Nao de Amores y colaboradores habituales de la misma como el prestigioso profesor de verso Vicente Fuentes, ha sido todo un éxito. El curso ha permitido que actores, directores, músicos, estudiantes de Humanidades y Arte Dramático, y a aficionados al teatro, compartieran un foro académico teórico y práctico para profundizar en el siglo de oro.

La parte académica y divulgativa del festival se completó una mesa redonda en torno a la figura de Gil Vicente, el gran dramaturgo portugués, que llenó la biblioteca de Alcántara y que fue impartida por la directora de Nao de Amores, Ana Zamora, y los profesores Fco. Javier Grande (Extremadura), Pedro M. Cátedra (Salamanca), y José Augusto C. Bernardes (Coimbra, Portugal).

Las actividades de calle como El carro de los cómicos, formado por 18 actores noveles de Alcántara que han estado trabajando durante más de un mes para su ejecución puede dar germen a un futuro grupo de teatro local. También hay que destacar, la actuación del grupo portugués de teatro de calle Cozinheiros, todo un éxito de participación, y que permitió ahondar en ese carácter internacional del que se está impregnando el festival

Las veladas de Fados, las visitas guiadas, que repiten su éxito año tras año, o la exposición “Ganarse el pan, los oficios de Alcántara”, que ha recibido más de mi visitas en cinco días, y el tradicional mercadillo gastronómico y artesanal también han congregado a una gran cantidad de público.

En definitiva, la 29 edición del Festival de Teatro Clásico de Alcántara cierra con éxito de crítica y púbico, y ya tiene puesta la vista en la edición de 2014, en la que el evento teatral celebrará su 30 aniversario.