Labrador destaca la colaboración del Gobierno de España con las CCAA en la prevención y la lucha contra el fuego

• El delegado del Gobierno en CLM ha pedido “cuidado especial” a los ciudadanos ante el riesgo de incendios forestales

La Comarca

11/07/2013

(Última actualización: 12/07/2013 00:01)

Imprimir

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, ha destacado la colaboración del Gobierno de España con las comunidades autónomas en la prevención y en la lucha contra el fuego. Concretamente, Labrador ha precisado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha destinado a la lucha contra incendios forestales 130 millones de euros en todo el conjunto del país con un refuerzo de 66 medios aéreos.

El delegado del Gobierno ha recordado, en una entrevista en el programa ‘Castilla-La Mancha despierta’ de Castilla-La Mancha Televisión, la “colaboración del Gobierno de España con las Comunidades Autónomas en esta lucha, poniendo como ejemplo las dos Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) destinadas en Castilla-La Mancha, con base en La Iglesuela (Toledo) y el Páramo de Esquiladores (Cuenca), que también prestan servicio a otras comunidades, al igual que lo hace con Castilla-La Mancha la BRIF del Puerto del Pico, en Ávila”.

Labrador ha precisado que “el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha destinado a la lucha contra incendios forestales 130 millones de euros en todo el país, con un refuerzo de 66 medios aéreos”.

Labrador ha pedido un “cuidado especial” a los ciudadanos ante el riesgo de incendios forestales, a la vez que ha recordado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están realizando una "labor callada pero vigilantes para proteger la naturaleza y unos bienes que son de todos”.

En este sentido, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha recordado que en la nueva reforma del Código Penal se agravarán las penas, “sobre todo si son espacios naturales y áreas medioambientales de especial protección” las que han sido objeto de incendios.