Región

Todas las provincias de Castilla-La Mancha en Alerta Amarilla por altas temperaturas

Sanidad y Asuntos Sociales insiste en la necesidad de cambiar de hábitos ante la ola de calor

· Es aconsejable protegerse del sol, refrescarse continuamente, beber y comer regularmente

La Comarca

11/07/2013

(Última actualización: 12/07/2013 00:01)

Imprimir

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha ofrece recomendaciones sanitarias frente al calor y recuerda que la exposición sostenida a temperaturas excesivas puede provocar riesgos para la salud, por lo que es preciso protegerse frente a ellas.

En función de las predicciones de altas temperaturas por la ola de calor, la Comisión Nacional del Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, de acuerdo con las autoridades regionales ha asignado Nivel 1 (amarillo) a todas las provincias de Castilla-La Mancha.

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales reitera que las mejores medidas para afrontar el calor son protegerse del calor, refrescarse, beber y comer regularmente, pedir consejo médico y no dudar a la hora de pedir ayuda.

En este sentido, es aconsejable evitar actividades en las horas más calurosas (entre las 2 y las 6 de la tarde), sobre todo deportes y trabajos que requieran un importante esfuerzo físico. Si salimos de casa en las horas centrales del día es importante buscar la sombra, llevar agua, ponerse un sombrero, utilizar ropas ligeras, amplias y de color claro.

Respecto a las viviendas, es recomendable cerrar las persianas y las cortinas de las fachadas expuestas al sol, mantener las ventanas cerradas cuando la temperatura exterior sea superior a la temperatura interior y abrirlas por la noche para provocar corrientes de aire.

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, a través de la Dirección General de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo recomienda ducharse o bañarse varias veces al día o humedecer el cuerpo; beber líquidos en abundancia, incluso sin sed; no tomar alcohol; hacer varias comidas al día, incluyendo frutas y verduras y evitar comidas copiosas.

Además, es necesario consultar con un médico si se toman medicamentos y aparecen síntomas no habituales como calambres musculares en los brazos, las piernas o el vientre, agotamiento, aturdimiento, debilidad e insomnio.

Sanidad y Asuntos Sociales insiste en la importancia de proteger especialmente del calor a los niños y a las personas mayores de nuestro entorno que vivan solas, o tengan una situación de fragilidad o dependencia.

Los ciudadanos que necesiten más información pueden llamar al 900 25 25 25 o encontrar más consejos para protegerse de las altas temperaturas en twitter, #PlanCalor o @SanidadCLM.