Región

Comunicado de Nuevas Generaciones de Castilla-La Mancha

El líder de Juventudes Socialistas de Castilla-La Mancha defiende la escuela pública trabajando en la Concertada

Así lo ha manifestado el secretario de Nuevas Generaciones de Castilla-La Mancha, Francisco Javier Bravo, en el siguiente Comunicado

Bravo ha resaltado que Cospedal ha garantizado la educación pública, gratuita y de calidad en la Región

La Comarca

09/05/2013

(Última actualización: 09/05/2013 14:00)

Imprimir

Sabíamos de la poca vergüenza, desfachatez y doble moral de los dirigentes del PSOE en sus declaraciones sobre la educación pública, siendo abanderados de la misma en sus declaraciones pero en cuanto desaparecen cámaras y micrófonos acudían a recoger a sus hijos en coche oficial a la puerta de los colegios concertados y privados más caros, como en el caso del exministro de Fomento, Pepiño Blanco, el expresidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, o el mismo José Bono aquí en Castilla la Mancha.

Esta tendencia parece que la han heredado los miembros más jóvenes de Juventudes Socialistas y, en concreto, el secretario regional de esta organización en Castilla la Mancha, Miguel Gutiérrez Díaz, que cada vez que sale a los medios de comunicación es para mostrarse en defensa de la escuela pública y crítico con todo lo que suene a educación concertada o privada, dejando entrever que hay adoctrinamiento en este tipo de centros y poniendo en duda la labor de los docentes que imparten docencia en ellos.

Pues bien, este joven antes de irse a una sala de prensa a hacer este tipo de declaraciones o ponerse delante de una pancarta a favor de la escuela pública con una camiseta verde, resulta que ha cumplido su jornada laboral en un centro concertado de Talavera de la Reina.

Se demuestra, por tanto, la máxima de los dirigentes socialistas: haz lo que yo diga pero no lo que yo haga. Siguiendo la máxima del mismo Gutiérrez, nos preguntamos, ¿dedicará sus clases para adoctrinar a los estudiantes a los que da clase? ¿Habrá sido contratado por sus méritos o por alguna llamada de algún dirigente socialista?

Nosotros no ponemos en duda su valía personal. No obstante, siguiendo su razonamiento, nos podríamos hacer estas preguntas y, si fuese coherente con sus declaraciones, no podría trabajar en este tipo de centros.

No entendemos que salga ante los medios apoyando una huelga en la enseñanza pública cuando no va a realizar esta huelga. Él es consciente del enorme daño que se hace a los alumnos y familias con esta medida, que en muchos casos verán trastocados sus planes por una huelga con claro carácter político y con el único fin de desgastar al Gobierno.

También nos preguntamos, qué decía y hacía Gutiérrez hasta hace dos años, cuando gobernaba el PSOE, y cada vez que se publicaban los datos de fracaso y abandono escolar no paraban de subir por culpa de las nefastas leyes y políticas de educación de los gobiernos socialistas de Zapatero y Barreda con la complicidad de Page, que formaba parte de ese gobierno regional.

Si de verdad quiere defender una educación pública de calidad, como él asegura, debería apoyar medidas como el Plan Contra el Fracaso Escolar, la Ley de Autoridad del Profesorado o la convocatoria de oposiciones. Todas ellas medidas tomadas en menos de dos años por el Gobierno de María Dolores Cospedal frente a la pasividad de los distintos ejecutivos del PSOE, que permitieron que fuésemos una de las regiones con mayor tasa de fracaso escolar y que los docentes estuviesen desprotegidos por la permisividad de leyes como la LOGSE y la LOE y llegasen a suspender la convocatoria de oposiciones.

Pedimos coherencia al Secretario General de Juventudes Socialistas de Castilla la Mancha y por tanto o bien dimita de su cargo que le obliga a hacer este tipo de declaraciones con el único fin de dañar y perjudicar al gobiernos de Castilla la Mancha o abandone el puesto del colegio concertado de Talavera donde trabaja, ya que con sus declaraciones pone en duda y en cuestión a este tipo de centros.

Desde Nuevas Generaciones nos mostramos partidarios de dejar libertad a los padres para la elección de centros de sus hijos y de las medidas puestas en marcha por Cospedal y su consejero de Educación Marín para frenar la sangría del fracaso escolar en Castilla la Mancha al que nos llevaron Bono, Barreda y Page.