Nacional

La producción de hidrocarburos creció un 11,4%

Repsol obtuvo un beneficio neto de 631 millones de euros

El beneficio neto de Repsol durante el primer trimestre de 2013 aumentó un 1,6% hasta alcanzar los 631 millones de euros. Este resultado es especialmente significativo si se tiene en cuenta que compara con el primer trimestre de 2012, el último en el que Repsol incluyó su participación en YPF

La Comar ca

09/05/2013

(Última actualización: 09/05/2013 14:00)

Imprimir

Repsol alcanzó en el primer trimestre del año un beneficio neto de 631 millones de euros, un 1,6% superior al del mismo período del año anterior, calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición (CCS). El resultado siguiendo criterios contables de valoración de inventarios a coste medio (MIFO) ascendió a 634 millones de euros. Estos datos resultan especialmente significativos si se tiene en cuenta que comparan con el primer trimestre de 2012, el último en el que Repsol consolidó su participación en YPF.

El crecimiento de los resultados se apoyó en la fortaleza de todos los negocios de la compañía. El resultado operativo de las operaciones continuadas, excluyendo el efecto de la valoración de los inventarios de hidrocarburos, ascendió a 1.287 millones de euros, un 19% superior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El negocio de Upstream (exploración y producción), ha continuado con su senda de crecimiento y un positivo desempeño durante el trimestre, con un aumento de la producción de un 11,4% gracias a la puesta en marcha de cinco de los diez proyectos clave de la compañía para el periodo 2012-2016. Entre estos, destaca la puesta en producción del megacampo Sapinhoá, en Brasil, uno de los mayores yacimientos desarrollados hasta la fecha en ese país. La mayor actividad en Trinidad y Tobago también contribuyó significativamente al aumento de la producción.

Por otro lado, el área de Downstream (refino, marketing, trading, química y GLP) incrementó su resultado, calculado a CCS, gracias a los beneficios obtenidos de las inversiones acometidas en su sistema de refino. Cabe destacar que la culminación de los proyectos de Cartagena y Bilbao ha permitido incrementar los márgenes de refino y la capacidad de producción, situándolas en la vanguardia de la industria.

Además, a finales de febrero Repsol superó el objetivo de desinversiones que contempla su Plan Estratégico 2012-2016, tras el acuerdo con Shell para la venta de activos de GNL (Gas Natural Licuado) por un valor de 6.653 millones de dólares.

Al cierre del trimestre, el Grupo Repsol (ex Gas Natural Fenosa) mostraba un nivel de liquidez cercano a los 9.000 millones de euros, 2,4 veces el volumen de sus vencimientos a corto plazo. La deuda financiera neta de la compañía se redujo en un 13%, desde los niveles de cierre del año, hasta los 3.867 millones de euros.

Por último, en el mes de marzo Repsol vendió acciones en autocartera, un cinco por ciento de su capital social, a la Sociedad de Inversión de Singapur Temasek, por un total de 1.036 millones de euros. La operación refleja la confianza de inversores internacionales de primer nivel en la estrategia de Repsol y aumenta su atractivo como opción de inversión.

UPSTREAM: FORTALEZA EN LOS RESULTADOS Y AUMENTO DE LA PRODUCCIÓN

En el primer trimestre del ejercicio 2013, el área de Upstream continuó aportando más de la mitad del resultado operativo de la compañía, con una cifra de 655 millones de euros, ligeramente superior a la obtenida en el mismo periodo de 2012.

La producción de hidrocarburos de la compañía creció un 11,4% hasta los

360.300 barriles equivalentes de petróleo al día. Este incremento estuvo motivado por la aportación de cinco de los proyectos clave del Plan Estratégico 2012-2016, que ya han comenzado la producción: Mid-Continent (Estados Unidos), Lubina y Montanazo (España), Sapinhoa (Brasil), AROG (Rusia) y Margarita (Bolivia). La mayor actividad en Trinidad y Tobago también contribuyó al aumento de la producción.

A comienzos de 2013, Repsol registró un importante hito en el área de Upstream con la puesta en producción del megacampo Sapinhoá en Brasil, que en una primera fase alcanzará 120.000 barriles equivalentes de petróleo al día. Este proyecto contribuirá decisivamente a los planes de crecimiento de Repsol en los próximos años.

También destaca el comienzo de la producción comercial de gas en el campo Syskonsyninskoye (SK), en Rusia, del que se obtendrá en 2014 una cantidad de gas equivalente al tres por ciento del consumo anual de España.

Durante el trimestre se perforaron 9 pozos, 7 de ellos con resultados muy positivos, incluyendo tres nuevos descubrimientos de hidrocarburos de buena calidad en Alaska.

Las inversiones de explotación en el área de Upstream durante el primer trimestre de 2013 alcanzaron los 545 millones de euros, lo que supone una reducción del 11% respecto a las del primer trimestre de 2012. Las inversiones en desarrollo representaron un 76% de la inversión total y han sido realizadas, fundamentalmente, en EE.UU. (36%), Brasil (18%), Venezuela (15%), Trinidad y Tobago (13%) y Bolivia (7%). Las inversiones netas en exploración representaron un

17% de la inversión y han sido realizadas fundamentalmente en EE.UU. (39%), Noruega (15%), Bulgaria (13%), Namibia (10%) y Rusia (10%).

Los resultados del Upstream destacan positivamente al haberse obtenido en un entorno de descenso de la cotización internacional del crudo, con una caída del 5,1% del Brent y del 8,3% del WTI. En sentido contrario, se produjo un incremento del 22,2% en la cotización del Henry Hub.

En cuanto al negocio de GNL (Gas Natural Licuado), su resultado ascendió a 311 millones de euros en el primer trimestre de 2013, de los que 129 millones correspondieron a los activos de Norteamérica -excluidos de la operación de venta de activos de GNL acordada con Shell el pasado 26 de febrero-.

DOWNSTREAM: MÁS EFICIENCIA EN EL SISTEMA DE REFINO POR LAS INVERSIONES REALIZADAS

El resultado operativo de Downstream (refino, marketing, trading, química y GLP), excluido el efecto inventario, se situó en 173 millones de euros, lo que supone un aumento del 113,6% respecto al primer trimestre de 2012.

El efecto de la revalorización de stocks generó un beneficio adicional de 246 millones de euros en el primer trimestre del pasado año respecto al de 2013, por lo que, considerando este efecto, el resultado operativo a MIFO (valoración de los inventarios a coste medio) del área se redujo 46,4 por ciento, hasta alcanzar los 178 millones de euros.

Por su parte, las inversiones realizadas en las refinerías de Cartagena y Bilbao tuvieron nuevamente un efecto positivo sobre el resultado del área, que compensó la caída de los márgenes y de las ventas en las estaciones de servicio.

La ampliación de las dos refinerías, se reflejó en un mayor volumen de producción y contribuyó a una mejora del indicador del margen de refino del 30% respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior, hasta alcanzar los 3,9 dólares/barril.

La utilización de destilación mejoró en 14,2 puntos porcentuales hasta el 79,8% y la de capacidad de conversión 14,8 puntos hasta el 97,8%, respecto al mismo período del año anterior debido al mejor entorno de márgenes.

Por otra parte, el negocio químico se vio reforzado por un entorno internacional más positivo y un aumento de los márgenes, que aportaron 35 millones de euros más que en el primer trimestre de 2012.

Las inversiones de explotación en el área de Downstream en el primer trimestre de 2013 fueron de 92 millones de euros. El importe es un 33% inferior al del mismo período del año anterior como consecuencia de la finalización de los proyectos de ampliación y conversión de Cartagena y la Unidad reductora de fuelóleo de Bilbao.

GAS NATURAL FENOSA

En el primer trimestre de 2013, el resultado operativo de Gas Natural Fenosa fue de 250 millones de euros, un 1,6% más, debido, principalmente, a los mayores márgenes de comercialización mayorista de gas y a los mejores resultados en Latinoamérica. Esto compensó la menor aportación de Unión Fenosa Gas y el menor resultado del negocio eléctrico en España, afectado por la nueva fiscalidad.