Provincia

En una una nota de prensa

Fepu advierte que la instalación de una nueva gran superficie “sólo supondrá más desempleo y más pobreza"

En la última reunión de su Junta Directiva estuvieron analizando en detalle las repercusiones que consideran negativas para la ciudad

La Comarca

25/02/2013

(Última actualización: 25/02/2013 13:00)

Imprimir

La llegada de una nueva gran superficie sigue preocupando a la Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano que, con tal motivo, ha emitido una nota de prensa en la que analiza una instalación que para ellos “sólo se justifica por el interés economicista que el Ayuntamiento de Puertollano ha mostrado en la operación, por los ingresos que conseguirá mediante la venta de una parcela municipal y el correspondiente ICIO”. Unos ingresos que, para esta organización empresarial, no van a compensar las pérdidas que “social y económicamente” van a tener tanto nuestra ciudad como el propio Ayuntamiento.

Fepu explica en su comunicado que, aunque “la apertura de un gran centro comercial siempre va asociada a la promesa de creación de empleo... son varios los estudios que señalan que implica el cierre de tiendas y comercio local y, en consecuencia, la pérdida de puestos de trabajo”.

Si desaparece el pequeño comercio disminuyen los ingresos en la comunidad, advierte Fepu quien además da datos al respecto, “la compra en una tienda de barrio repercute en mayor medida en la economía local porque, según varios estudios, un 50 % de los beneficios retorna al municipio, mientras que de los de las empresas de la gran distribución tan solo lo hace un 5 %”.

Además, añade que “los productos no son tan baratos como parecen y casi nunca la calidad se acerca a la media exigible a la de una tienda o comercio de proximidad”.

La nota de prensa concluye destacando que la instalación de una nueva gran superficie “sólo supondrá más desempleo y más pobreza para los vecinos y comerciantes de nuestra comarca” después de afirmar que por cada puesto de trabajo que genere “la mayoría temporales y a tiempo parcial, se destruyen 1´4 puestos de trabajo directos en los negocios preexistentes y hasta tres puestos en total, entre directos e indirectos, relacionados con el pequeño comercio”.

Nota de prensa íntegra

En la última reunión de la Junta Directiva de la Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano se trataron y aprobaron varios asuntos de interés. Entre ellos la reflexión y conclusiones en las que coincidieron los representantes de cada una de las secciones de F.E.PU, sobre la llegada en unos meses de una nueva superficie comercial:

La llegada a Puertollano de una nueva gran superficie comercial sólo se justifica por el interés economicista que el Ayuntamiento de Puertollano ha mostrado en la operación, por los ingresos que conseguirá mediante la venta de una parcela municipal y el correspondiente ICIO. Sin embargo esos ingresos no van a compensar las pérdidas que por otro lado, social y económicamente va a tener nuestra ciudad y nuestro Ayuntamiento.

La apertura de un gran centro comercial siempre va asociada a la promesa de creación de empleo, dinamización de la economía local, precios accesibles y en definitiva a progreso. La realidad es bien distinta y sólo basta con contemplar lo que ha ocurrido en ciudades cercanas donde se produjo una expectativa que después nunca se cumplió. Son varios los estudios que señalan cómo la apertura de estos establecimientos implica, consecuentemente el cierre de tiendas y comercio local y en consecuencia la pérdida de puestos de trabajo.

Lo que la gente debe saber, es que si desparece el pequeño comercio disminuyen los ingresos en la comunidad, ya que la compra en una tienda de barrio a diferencia de la compra en una gran superficie repercute en mayor medida en la economía local. Según varios estudios que existen al respecto, un 50 % de los beneficios en el comercio a pequeña escala retorna al municipio, normalmente a través de la compra de otros productos locales, salarios de los trabajadores y dinero gastado en otros negocios, mientras que las empresas de la gran distribución reinvierten a nivel local, tan sólo en un escuálido 5 %.

Hay estudios que indican que por cada puesto de trabajo directo – si bien la mayoría son temporales y a tiempo parcial de jornada- que se crea en una gran superficie se destruyen 1´4 puestos de trabajo directos en los negocios preexistentes y hasta tres puestos en total, entre directos e indirectos relacionados con el pequeño comercio.

Los productos no son tan baratos como parecen y casi nunca la calidad se acerca a la media exigible a la de una tienda o comercio de proximidad.

Una nueva gran superficie con una oferta ya saturada respecto a la demanda que hay en Puertollano y en los pueblos de alrededor, sólo supondrá más desempleo y más pobreza para los vecinos y comerciantes de nuestra comarca.