El informe de la inspección de la Junta de Comunidades descarta deficiencias en el comedor de La Masiega

Ninguno de los residentes ni de los familiares entrevistados se queja del servicio prestado, según expuso el alcalde, Leopoldo Sierra, en el pleno de febrero. Durante la sesión, la concejal de Empleo, María Dolores Martín de Almagro, avanzó que los presupuestos 2013 contemplarán un Plan de Empleo Municipal

La Comarca

05/02/2013

(Última actualización: 06/02/2013 07:00)

Imprimir

El alcalde, Leopoldo Sierra, leyó anoche durante la celebración del pleno de febrero el informe completo que han realizado los Servicios Periféricos de la consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Ciudad Real, tras la inspección que dos de sus técnicos realizaron en la residencia La Masiega el 17 de enero. Una inspección que, como explicó Sierra, se adoptó después de que la portavoz socialista, Cristina Maestre, preguntara y alertara en la sesión plenaria de enero sobre una serie de deficiencias en el servicio de comedor de dicha residencia. En el informe, los testimonios de varios residentes, familiares de residentes y el inventario de cocina realizado descartarían ese extremo. Así, entre las conclusiones, se subraya que no habido quejas formales por la comida, que los menús se corresponden con los programados y visados por los profesionales o que los residentes pueden elegir entre dos platos de primero, dos platos de segundo y dos postres con 48 horas de antelación. Además, se constata por el testimonio de un familiar que la comida del domingo 13 de enero se compuso de paella, pimientos rellenos y mousse de yogur, y que el abastecimiento de leche era suficiente para las necesidades de la residencia.

De esta forma, el alcalde contestaba al nuevo ruego de la portavoz socialista donde afirmaba que su pregunta se basó en quejas reales de residentes, que éstos también habrían remitido a la Junta de Comunidades. Maestre recalcó que en ningún caso cuestionó la profesionalidad de los trabajadores y que dichas quejas prefería no exponerlas en Pleno para que sigan "el recorrido que tengan que tener" y "no echar más leña al fuego". No obstante, confirmó que su grupo seguirá dando voz a las preocupaciones de los ciudadanos aunque hubiera recibido "una carta intimidatoria" de la empresa que gestiona la residencia, según apuntó.

A esta cuestión también se refirió el portavoz del Izquierda Unida, Galo Sánchez-Bermejo, que en su exposición pidió que La Masiega pase a ser de titularidad pública porque, según su opinión, esa sería la mejor garantía para el cuidado de los mayores.

En esa misma intervención, Sánchez-Bermejo se detuvo en la polémica por el despedido de la coordinadora de Servicios Sociales y solicitó que se abriera una comisión de investigación por este asunto y que la concejal Mari Carmen Torija compareciera después en Pleno para aclarar las dudas de los grupos municipales. A esto último, el alcalde indicó que ya se han dado las explicaciones oportunas y que "serán los jueces los que dictaminen si se trata de un despedido objetivo, como ha propuesto el equipo de Gobierno, improcedente o nulo".

Preguntas

En el apartado de preguntas, Izquierda Unida se interesó entre otras cuestiones por la situación de los animales recogidos en la protectora "Villanana", por la poda de los árboles del Parque del Carmen o por si estaba ya colocado el filtro de gases que comprometió Alvinesa en la renovación de su convenio de deslocalización.

En los dos primeros casos contestó el concejal de Medio Ambiente, Gregorio Díaz del Campo, que apuntó que se habían establecido conversaciones con el presidente de la protectora para concretar un nuevo convenio que garantice el mejor estado para los perros, y que, sobre la poda, Díaz indicaba que se ha realizado con "un criterio y objetivo práctico". Por su parte, en la respuesta del concejal de Promoción Económica, David Gómez-Cambronero, se confirmó que "el filtro está ya encargado" y se anunciaba la intención de la empresa de deslocalizarse en el verano 2014. Por ello, pedía prudencia al portavoz de IU y que no se le hiciera "a las empresas una guerra que no viene a cuento".

Desde el Grupo Socialista, se hicieron varias preguntas sobre las posibles acciones que se pueden emprender desde la administración local o regional para intentar rebajar "los cerca de 3.300 parados" que registra el municipio. La concejal de Empleo, María Dolores Martín de Almagro, rechazó que Daimiel esté por encima de la media de parados de otros municipios similares y confirmó, pese a la escasa capacidad de financiación que deja el actual nivel de deuda del Ayuntamiento, que los presupuestos de 2013 volverán a contar con un Plan de Empleo Municipal sufragado con fondos propios, tal y como ya sucedió el pasado año. En esa iniciativa se va incluir "una partida para subvencionar a las empresas que contraten trabajadores de la localidad", añadía.

El escueto orden del día, donde solo se incluyó la rectificación del inventario de bienes de la Corporación Municipal que se aprobó por unanimidad, hizo que la sesión concluyera en menos de una hora. Al inicio de las primeras intervenciones de cada grupo y en las primeras palabras del alcalde se mandó un afectuoso saludo a la concejal de Cultura, Pepi Lourdes González-Mohíno, deseándole una pronta recuperación.