Región

La Catedral de Toledo ha acogido la celebración de la Santa Misa con motivo de la Infancia Misionera en la Archidiócesis de Toledo

Cientos de niños trabajan por la solidaridad humana desde la Infancia Misionera

- El Arzobispo de Toledo, Primado de España y Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, Don Braulio Rodríguez Plaza, ha presidido la celebración diocesana de la Infancia Misionera, acompañado por el Vicario General, Don Ángel Fernández Collado, el Deán de la Catedral, Don Juan Sánchez, el Delegado de Misiones, Don Jesús López Muñoz, además de otros sacerdotes y misioneros, como el Padre Mariano Merchán.

- Cientos de niños y jóvenes han participado en esta emotiva celebración de la Infancia Misionera, siendo el grupo más numeroso el que ha llegado de la Parroquia de Escalonilla (Toledo), junto a su párroco y también Delegado de Misiones, Don Jesús López, así como de la Parroquia de los Santos Justo y Pastor de Toledo, niños de las Juventudes Marianas Vicencianas y el Colegio Medalla Milagrosa, así como de otras Parroquias de la Archidiócesis de Toledo.

- La Infancia Misionera ha coincidido, además, con la celebración del cumpleaños del Sr. Arzobispo, que ha recibido un cuadro de regalo, por ese motivo, de la Delegación de Misiones de Toledo, en una imagen que recoge “la unión de la Infancia Misionera y de todos los misioneros con el Sr. Arzobispo en la tradición de la Iglesia” como “presente y futuro por el que trabajan todos los niños y niñas”

La comarca

27/01/2013

(Última actualización: 28/01/2013 13:00)

Imprimir

Esta mañana la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo ha acogido la celebración de la Santa Misa con motivo de la Infancia Misionera en la Archidiócesis de Toledo. Una celebración que ha estado presidida por Don Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo y Primado de España, además de presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, que ha estado acompañado por el Vicario General, Don Ángel Fernández Collado, el Deán de la Catedral, Don Juan Sánchez, el Delegado de Misiones, Don Jesús López Muñoz, además de otros sacerdotes y misioneros, como el Padre Mariano Merchán.

En esta celebración eucarística de la Infancia Misionera han participado cientos de niños y jóvenes, en un encuentro verdaderamente emotivo, llegados de la Parroquia de Escalonilla (Toledo), siendo el grupo más numeroso, que ha estado acompañado por su párroco y delegado de misiones, López Muñoz, así como de la Parroquia de los Santos Justo y Pastor de Toledo, niños de las Juventudes Marianas Vicencianas y el Colegio Medalla Milagrosa, así como de otras Parroquias de la Archidiócesis de Toledo.

Don Braulio, en unas muy cercanas palabras dirigidas a todos los niños y niñas, jóvenes y miembros de la Infancia Misionera, ha recordado que esta “Obra es una bellísima historia, que nos habla de cómo los niños son capaces de sacar lo mejor de sí mismo en favor de otros niños más desfavorecidos”. Son “niños que ayudan a niños”, recalca el Arzobispo de Toledo, “que nos ayuda a los adultos a repensar nuestra relación con la vida, con las alegrías y con la esperanza, y a afrontar los problemas de la humanidad con la esperanza de los niños”.

El Arzobispo toledano destaca la importancia de educar a estos niños y niñas en el “amor al prójimo y en la solidaridad humana, direcciones en las que se orienta la obra de la Infancia Misionera”.

“Con los niños de Europa... acogemos a todos como Jesús”

“Hoy, los niños y niñas de la Infancia Misionera queremos hacer entrega de estas ofrenda que son la muestra de nuestra alegría, vocación y unión con la Iglesia de Toledo, con todos los niños y niñas misioneros del mundo y en este día tan especial con nuestro Arzobispo, Don Braulio”. De esta manera se han expresado los niños y niñas de la Infancia Misionera que han participado en la Santa Misa, afirmando que desean ser “capaces como niños misioneros de abrir nuestro corazón a la caridad y a la fraternidad con todos los niños del mundo”.

Por eso han ofrecido sus libros de catequesis y materiales de la Infancia Misionera, como signo del trabajo que realizan como pequeños misioneros, con la alegría de aprender y de mostrarse como “hijos de Dios y amados del Padre”, también han ofrecido y portado sus pañuelos y colores, signo que les identifica en sus actividades, que es signo de unión misionera y de encuentro con todos los hombres, mujeres y niños del mundo, porque “como Jesús salimos al encuentro de todos ellos”.

Además, y por la coincidencia con la celebración del cumpleaños del Sr. Arzobispo de Toledo, los niños de la Infancia Misionera le han entregado un cuadro, regalo de la Delegación de Misiones de Toledo y de ellos mismos, que recoge y muestra “la unión de la Infancia Misionera y de todos los misioneros con el Arzobispo de Toledo en la tradición de la Iglesia” como “presente y futuro por el que trabajan todos los niños y niñas”.

Al acabar la celebración de la Santa Misa, y en la Sacristía de la Catedral, Don Braulio ha recibido una cálida y cercana felicitación de muchos de los niños y niñas de la Infancia Misionera, cantando los Seises de la Catedral el conocido “Cumpleaños Feliz”, también cantando “Las Mañanitas” dedicadas al Arzobispo por su cumpleaños, un niño de la Parroquia Santos Justo y Pastor ha interpretado “cumpleaños feliz” con su clarinete, para acabar con una fotografía de familia junto a los niños y jóvenes llegados de la Parroquia de Escalonilla y de las Juventudes Mariana Vicencianas. Todo un cierre emotivo y festivo para reconocer el trabajo, junto al Sr. Arzobispo, de los niños y niñas que en la Archidiócesis de Toledo siguen trabajando por y desde la Infancia Misionera para ofrecer siempre su mano tendida de colaboración, cooperación y apoyo.