Región

Nota de prensa IU CLM

IU demanda al Gobierno Regional que rectifique las políticas que nos han conducido al record de paro y fije sus prioridades en la creación de empleo

Tras conocerse los datos de la EPA del cuarto trimestre de 2012 en Castilla-La Mancha

Para el Coordinador regional de IU, Daniel Martínez, “el aumento del paro se debe principalmente a los efectos de la reforma laboral, la política de recortes en los servicios públicos y la falta absoluta de inversión”

La Comarca

24/01/2013

(Última actualización: 24/01/2013 12:00)

Imprimir

IU de Castilla-La Mancha ha realizado una primera valoración muy crítica de las cifras que se han conocido de la Encuesta de Población Activa del último trimestre de 2012 y que arrojan para Castilla-La Mancha un crecimiento del desempleo de un 7,21 % con respecto al trimestre anterior, lo que supone 19.900 parados y paradas más, una cifra record total de 296.500 personas en paro y un porcentaje del 30,2 %, cuatro puntos por encima de la media nacional.

En el año 2012 el paro aumentó en Castilla-La Mancha un 20,74% %, más de 7,5 % por encima día media nacional situada en el 13,12 %. Además, Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma donde más descendió la tasa anual de ocupación, un 8,92 %.

Otro de los datos más que preocupante el dato de paro general entre los jóvenes que supera el 55%.

Ante la gravedad de los datos, que indican que durante el 2012 más de 139 personas se han ido al paro cada día en Castilla-La Mancha y la intención del Gobierno autonómico de intensificar las medidas de ajuste duro, mediante el recorte de un 10% en los presupuestos para el año 2013, y una disminución de más de 300 millones en las partidas de personal, Daniel Martínez ha hecho un llamamiento al gobierno de Cospedal “para que rectifique sus políticas, acabe con la sangría de empleo en los servicios públicos más básicos e impulse sin más demora medidas activas de creación de empleo”.

Reiteró Martínez algunas de las propuestas que desde IU se están planteando ante esta situación y que pasarían, entre otras, por aplicar un nuevo programa extraordinario de empleo, plantearse inversiones en sectores productivos, así como parar los recortes y la privatización en los servicios públicos, a la vez que se afronte una reforma fiscal progresiva, integral y de suficiente calado para dotar a las arcas públicas de fondos suficientes para sentar las bases de la recuperación económica de forma justa”.