Opinión

Carta al director

Servidores públicos

Manuela López Romero / D.N.I 70642587.L

06/08/2012

(Última actualización: 06/08/2012 14:00)

Imprimir

En estos días de incertidumbres políticas económicas y sociales, reconforta por un momento leer en la prensa escrita algunas de las pocas noticias que alientan.

Entre tantas decisiones políticas que pasan por alto las necesidades básicas de la ciudadanía, me complace comprobar que muchos tienen la sensibilidad y talla política imprescindible para afrontar estos vaivenes.

Es de alabar la decisión de la corporación de Puertollano que el pasado mes dedicó 14762 euros, a familias sin recursos económicos.

Es fácil criticar la tan devaluada y seguro que merecida figura del político en estos tiempos.

Bien es cierto que la talla política se demuestra en tiempos de gravísimas dificultades, en épocas de bonanza, lo fácil es distribuir recursos, los servidores públicos por excelencia afloran en estos tiempos, cuando se distinguen entre los que, en su afán de protagonismo pierden la perspectiva del sentido de sus obligaciones, aquellos que gestionan sin ninguna sensibilidad y a los que no les tiembla la mano a la hora de cercenar derechos e incumplir obligaciones. Estos días estamos viendo como de un plumazo, se aniquilan derechos laborales de discapacitados, empleados públicos y trabadores en general sin priorizar lo necesario de lo prescindible. El hecho de constatar que se atienden necesidades básicas me apena , pues es sinónimo que las familias de mi tierra lo están pasando realmente mal, lo que me enorgullece es que los servidores públicos de Puertollano se caractericen como lo que son y para lo que se les ha votado, Servidores Públicos.