Región

Un 0,98% respecto al mes de marzo

El paro bajó en 2.124 personas en Castilla-La Mancha durante el mes de abril

El número de desempleados inscritos en las oficinas del Sepecam descendió en las cinco provincias de la región, en todos los sectores de actividad, así como en todos los tramos de edad de ambos sexos. La consejera de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández, ha asegurado que estos datos “invitan al optimismo” y “marcan el inicio del fin de la destrucción de empleo” en Castilla-La Mancha.

La Comarca

04/05/2011

(Última actualización: 05/05/2011 14:00)

Imprimir

El paro registrado bajó en 2.124 personas durante el pasado mes de abril en Castilla-La Mancha, un 0,98% respecto al mes anterior, según se desprende del informe publicado este martes por el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE).

El número de desempleados inscritos en las 43 oficinas del Sepecam bajó en las cinco provincias de la región, tendencia que, porcentualmente, encabezó la provincia de Guadalajara con un descenso del 2,78% -613 desempleados menos-, seguida de Toledo (-0,86% y 660 desempleados menos), Albacete (-0,83% y 371 desempleados menos), Ciudad Real (-0,66%y 371 desempleados menos) y Cuenca (-0,62% y 109 desempleados menos).

La consejera de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández ha asegurado que estos datos “invitan al optimismo” y “marcan el inicio del fin de la destrucción de empleo” en Castilla-La Mancha; una perspectiva que, según ha explicado, “se confirmará con la creación de empleo neto sostenido en el tercer trimestre de este mismo año”.

El paro bajó asimismo en los cinco sectores de actividad, un comportamiento que, según ha subrayado Fernández, “explica por sí mismo que el descenso del desempleo no se ha debido a la Semana Santa sino que, como mucho, ha contado con ella como aliada”. Así, el paro descendió en un 3,67% en Agricultura -546 parados menos-, seguida del sector Sin Empleo Anterior, que registró un descenso en el número de parados del 2,42% -355 desempleados menos-, Servicios (-0,87% y 1.074 desempleados menos), Industria (-0,39% y 103 desempleados menos) y Construcción (-0,12% y 46 desempleados menos).

Asimismo, el paro descendió en ambos sexos a lo largo del pasado mes de abril, un 1,04% en el caso de las mujeres con 1.200 desempleadas menos y un 0,90% en el caso de los hombres, con 924 parados menos. La responsable regional de Empleo ha hecho especial énfasis en que “el paro bajó además en todos los tramos de edad” siendo el colectivo de parados mayores de 25 años el que concentró un descenso más acusado con 1.516 desempleados menos. Con todo, 608 personas jóvenes “dejaron de estar paradas durante el pasado mes de abril” en Castilla-La Mancha.

La consejera de Empleo ha tenido palabras de reconocimiento para los agentes económicos y sociales de la región a quienes ha corresponsabilizado de los datos del paro registrado en este mes de abril y a quienes ha agradecido “su colaboración en todas y cada una de las medidas que José María Barreda ha puesto encima de la mesa para combatir el paro, crear empleo y riqueza y dinamizar la economía de Castilla-La Mancha”.

En este sentido, Paula Fernández ha asegurado que “ésa es la diferencia fundamental entre quienes, como nuestro presidente, gobiernan contando con la colaboración de la sociedad, buscando soluciones en beneficio de todos, sin distinción del color o filiación política, y quienes se alegran de que suba el paro porque creen que viene en beneficio propio”.

La consejera de Empleo ha sido crítica con la actitud del PP regional durante los últimos meses “que no ha dejado de celebrar, durante los peores momentos de la crisis, que subiera el desempleo, sin poner más que críticas y muy poca colaboración y menos ideas sobre la mesa”. Al respecto, ha explicado que “en el PP no saben distinguir entre paro registrado y EPA y menos aún saben hacer pronósticos cuando llegaron a vaticinar que tendríamos 225.000 parados en marzo, 10.000 más de los que tenemos ahora”.

Asimismo, ha lamentado que “María Dolores de Cospedal y el PP no hayan estado en ninguno de los acuerdos para frenar el paro que se han alcanzado con sindicatos y empresarios”, a los que “incluso ha llegado a ningunear dudando de la representatividad de sus principales dirigentes en la región”.