Telefónica acuerda con el ayuntamiento de Madrid la creación de un gran parque urbano en los alrededores de Distrito C

El acuerdo prevé ajardinar un espacio de 22 hectáreas que albergará un bosque urbano, dos pistas deportivas, zonas de paseo, una gran plaza y una zona de aparcamiento.

La Comarca

11/02/2011

(Última actualización: 11/02/2011 13:00)

Imprimir

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha firmado hoy un convenio de patrocinio con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, para llevar a cabo el ajardinamiento del perímetro exterior de Distrito C, la sede de Telefónica en Las Tablas, Madrid. El convenio contempla la construcción y conservación de esta nueva zona, y tendrá una duración inicial de cinco años.

El proyecto comprende una zona de unas 22 hectáreas de terreno, es decir, la superficie que ocuparían 22 campos de fútbol, y prevé una actuación global de recuperación y mejora, que podrán disfrutar todos los madrileños, pues será de libre acceso. La adecuación paisajística tiene como objeto la formación de un espacio ajardinado en el que se integren una zona de bosque urbano, dos pistas deportivas, un paseo, una plaza y una zona de aparcamiento.

Las obras tendrán un plazo de ejecución de aproximadamente un año y un coste de unos tres millones euros que serán aportados por Telefónica. Tras su ejecución, el nuevo espacio verde se convertirá en uno de los parques urbanos más extenso de Madrid.

La ejecución del proyecto se realizará atendiendo a los parámetros de sostenibilidad tenidos en cuenta en la construcción de Distrito C, el campus empresarial de Telefónica. Este complejo cuenta con una superficie superior a los 367.370 m2 construidos y está formado por 17 edificios. Es una ciudad de cristal, agua y plantas, comprometida con el medio ambiente, sostenible y abierta.

Además de la mejora estética de la zona, la futura actuación paisajística proporcionará un entorno convenientemente arbolado que facilitará la absorción de CO2, incrementará la humedad del ambiente y reducirá la contaminación acústica e incidencia solar.

Nuevo punto de encuentro

El anteproyecto prevé el diseño de un bosque urbano formado por especies adaptadas a las condiciones del suelo y del clima, que serán seleccionadas por su capacidad de absorción de CO2. El nuevo espacio contará con 2.000 árboles, 41.000 arbustos, dos hectáreas de césped, 3.000 plantas trepadoras y 18.000 sub arbustos. El bosque se recorrerá mediante una senda que comunicará todo el parque y entrelazará una serie de rampas y aceras que permitirán la accesibilidad a todo el conjunto.

Siguiendo los criterios de sostenibilidad vigentes en materia de parques urbanos, se emplearán, en la pavimentación de los paseos y plazas, materiales terrizos, no contaminantes y aptos para el paseo y la práctica deportiva.

Este gran espacio abierto contará con una serie de plazas consecutivas, unidas por una senda, y se ha previsto la creación de una plaza principal con una superficie de 4.500 metros cuadrados que estará acondicionada para la organización de eventos como exposiciones, mercados, conciertos, concursos deportivos. Igualmente toda la zona contará con equipamiento urbano, como bancos, papeleras o carteles informativos sobre tablas de ejercicio físico y deporte.

Por otra parte, el parque contará con dos pistas deportivas que darán cobertura a todo el bosque, creando un recorrido deportivo entre ambas. Las pistas estarán diseñadas para la práctica de nueve deportes: fútbol, balonmano, baloncesto, voley, tenis, hokey, bádminton y gimnasia.

El acceso a este nuevo parque urbano podrá realizarse en transporte público, tanto autobús como metro, o en transporte privado, para lo que se ha previsto la construcción de 300 plazas de aparcamiento.