Región

A preguntas de los periodistas en Valdepeñas

Isabel Rodríguez: "Los dirigentes del Partido Popular han votado no a la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha"

La portavoz del Gobierno regional aseguró que lo que ocurrió ayer en la Comisión de Constitucional del Congreso de los Diputados, donde se defendía el Estatuto de Castilla-La Mancha, fue la consumación de una traición anunciada por parte de los representantes del Partido Popular

La Comarca

22/04/2010

(Última actualización: 22/04/2010 14:00)

Imprimir

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez, matizó hoy en Valdepeñas y a preguntas de los periodistas, lo que significa el voto en contra que los miembros del Partido Popular en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados emitieron con respecto al Estatuto regional. Según Rodríguez, “los dirigentes del Partido Popular han votado no a la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha, dijeron no a una reserva estratégica, dijeron no a nuestra posibilidad de intervenir en los órganos de gestión y de control del trasvase y dijeron no a hablar de la cuenca del Tajo”.

Por el contrario, subrayó la portavoz, dijeron sí a las reivindicaciones de Murcia y así lo evidenció la presencia del presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel en el Congreso de los Diputados en el día de ayer. “Quienes estuvieron allí – dijo Isabel Rodríguez – vieron cómo finalmente Valcárcel llegó a imponer sus tesis, mientras tanto la señora de Cospedal tomaba nota y formaba parte de esa traición”.

Una traición que no se puede permitir de alguien que tiene la obligación de representar los intereses de Castilla-La Mancha, como María Dolores de Cospedal, puntualizó la portavoz, “que es senadora por esta comunidad y diputada regional, y además cobra dos sueldos por cumplir con esa obligación”. En lugar de atender esas dos obligaciones, dijo Rodríguez, “fue al Congreso a atender las peticiones” de su compañero de Murcia.

Para la portavoz del Ejecutivo castellano-manchego lo que ocurrió ayer “era prácticamente la consumación de una traición anunciada”, donde además se pudo ver quién es quién. “Fue un día triste – dijo Rodríguez – porque nosotros deseábamos sacar adelante ese acuerdo” y recordó cómo el presidente Barreda siempre ha mantenido su intención de alcanzar consensos. El mejor ejemplo de ello, el texto estatutario que salió de las Cortes de Castilla-La Mancha con el consenso de PP y PSOE y que dio lugar al Estatuto que ayer se discutía en la Comisión Constitucional.

Ahora el futuro pasa por seguir trabajando en todos los frentes, “en todas las cuencas, desde el punto de vista legal, esperando nuevas oportunidades y nuevas mayorías”, comentó.

Así, la portavoz regional quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos ya que el Gobierno de Castilla-La Mancha se mantiene firme y va a continuar trabajando para sacar un Estatuto que garantice no sólo las necesidades presentes y futuras de agua para beber, sino para garantizar el futuro desarrollo industrial y empresarial de esta tierra. Esta región, apostilló Rodríguez, “también tenemos derecho al desarrollo y al crecimiento”.