Autor de tres libros sobre Colón

Entrevista con Alfonso Enseñat de Villalonga, gentleman, científico, investigador e historiador

“El secreto de los orígenes de Colón radica en el funcionamiento de los “alberghi” genoveses”

José Belló Aliaga

07/01/2010

(Última actualización: 08/01/2010 13:00)

Imprimir

Alfonso Enseñat de Villalonga es una persona brillante, con una sólida formación científica y cultural. Investigador e historiador. Muy estudioso. Correcto, de trato muy agradable y cordial, un verdadero caballero; un gentleman, en su más correcta definición, por algo somos compañeros de inglés.

¿Cómo te autodefinirías?

Soy un investigador y estudioso autodidacta, más vocacional que profesional, que intento aclarar la importante verdad de los sucesos colombinos, desterrando las fábulas introducidas por la ignorancia, o por la malicia, y conduciendo al conocimiento de muchas cosas del descubridor que oscureció la antigüedad.

Háblanos de tu trayectoria personal y profesional, formación académica, etc...

Nací en Barcelona en 1928 y me eduqué en el Colegio de los Jesuitas de dicha ciudad. En 1953 terminé mis estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Ciudad Condal, obteniendo el doctorado en Ingeniería Industrial. Hice el Servicio Militar en la Marina, obteniendo el grado de Alférez de Navío. Ejercí mi profesión durante ocho años en la fábrica italiana Productos Pirelli, sita en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), hasta 1962 en que ingresé por oposición en el Cuerpo Especial de Ingenieros Industriales del Ministerio de Industria. Estudié como becario en Estados Unidos “Desarrollo Industrial” y en Francia, “Política Industrial”. Dentro del Ministerio ocupé los cargos de Subdirector General de Estudios, Subdirector General de Medio Ambiente Industrial, Subdirector General de Electrónica e Informática, Subdirector General de Seguridad Industrial e Inspector General de Servicios.

Protección del Medio Ambiente

¿Qué actividades llevaste a cabo durante estos años?

Fui pionero en la protección del Medio Ambiente al elaborar la Ley de Protección del Ambiente Atmosférico (1972) y su reglamento de aplicación (1975). Participé en forma destacada en la Conferencia Mundial del Medio Humano, celebrada en Estocolmo en 1972 y, como jefe de la misión española ante la OCDE, en su reunión celebrada en Tokio en 1976. Fui el inventor de los Cursos de Ingeniería Industrial, que desde entonces se han venido desarrollando sin interrupción en la Escuela de Organización Industrial, habiendo formado a más de 7.000 alumnos. Creé la red de los 17 laboratorios regionales de Medio Ambiente. En el campo de la Seguridad Industrial, concebí e impulsé la red de estaciones de ITV privadas en todo el territorio nacional, que a finales de 2007 había inspeccionado 140 millones de vehículos.

Encomienda de Número del Mérito Civil

He dado infinidad de conferencias en España y en el extranjero y he sido entrevistado en multitud de ocasiones por los medios informativos.

He sido Director de la Revista “Economía Industrial” y estoy en posesión de la Encomienda de Número del Mérito Civil.

¿Cómo y cuándo iniciaste tu etapa como investigador e historiador?

Como hijo de padres mallorquines, me aficioné pronto a la genealogía, muy arraigada allí desde tiempos ancestrales por razón de herencias en los fideicomisos agnaticios.

En el espléndido Archivo del Reino de Mallorca, cuya documentación se remonta al año de la conquista por Jaime I (1229), pude elaborar las genealogías de mi familia, arrancando desde dicha fecha. A través de la genealogía me vino la afición histórica. En 1988, estudiando la historia de una casa familiar construida por los almorávides en el siglo X, descubrí que la casa contigua había pertenecido en 1487 a un Bartolomé Colom (Bartholomaeus Columbus), que la vendió y desapareció de la isla. Esto me llevó a investigar si este individuo pudiera ser el futuro Adelantado Mayor de las Indias.

Investigaciones colombinas

Aquí empezaron mis investigaciones colombinas. Más adelante descubrí, con gran contrariedad, en el Archivo Histórico Nacional que su supuesto hermano, Christhophorus Columbus, no sólo no era pariente suyo, sino que era un modesto zapatero. Luego investigué en los Archivos Históricos del Reino de Valencia, de la Corona de Aragón y Real Academia de la Historia, teniendo que desechar terminantemente el origen español de Colón.

En 1995 me trasladé a Génova, donde investigué en el famoso Archivio di Stato di Genova, Biblioteca Cívica Berio y en la Societá Ligure di Storia Patria. Descubrí entonces documentos muy interesantes que no habían sido bien estudiados o bien habían sido mal interpretados por los investigadores genoveses, franceses y norteamericanos, lo que me llevó a concebir una teoría que pude elevar al rango de tesis al viajar nuevamente a Génova en los años 1999, 2000 y 2001.

Biografía documentada

¿Cuándo escribiste tu primer libro?

Como resultado de mis primeras investigaciones, escribí mi primer libro titulado “La vida de Cristoforo Colonne. Una biografía documentada”, publicado en enero de 1999 por la Casa-Museo Colón de Valladolid y presentada en la Casa de América por los profesores D. Antonio Rumeu de Armas, ex Director de la Real Academia de la Historia, y D. Manuel Ballesteros Gaibrois, catedrático de Historia de America de la Universidad Complutense.

En mayo de 2006 escribí mi segundo libro, de 700 páginas, titulado “El Cristóbal Colón Histórico: De corsario genovés a Almirante Mayor de las Yndias”, publicado por el Ayuntamiento de Valladolid, con ocasión de la conmemoración del Quinto Centenario del fallecimiento de Cristóbal Colón.

Conferencia en Génova

En febrero de 2009 escribí mi tercer libro bajo el titulo de “Cristóbal Colón: Orígenes, formación y primeros viajes (1446-1484)”, que fue publicado por Ediciones Polifemo de Madrid, y pretende y ser una síntesis mejor estructurada y más documentada que los libros anteriores.

Háblanos sobre tu última conferencia dictada en Génova.

El lanzamiento de mi último libro tuvo gran repercusión en la prensa nacional e internacional. Al mes siguiente, se celebraron en Marbella las Jornadas “Cristóbal Colón: Historia y Ciencia”, patrocinadas por el Ayuntamiento, a las que fui invitado y en las que presenté la ponencia “La oriundez y el linaje de Colón”, de la que también se hicieron amplio eco los medios informativos.

La penetración de dicho libro en Italia despertó el interés de los colombinistas genoveses, que me animaron a impartir una conferencia en el Aula Magna della Facoltá di Lettere dell´Universitá degli Studi di Genova, que es el Sancta Sanctórum de las letras genovesas.

A tal fin, fui invitado a dar la conferencia el 2 de diciembre por el Preside de dicha Facoltá, el eminente Profesor Francesco Surdich, que tiene en su haber 223 publicaciones sobre los más variados temas históricos.

Colón, genovés

La presentación, mía y de mi conferencia, corrió a cargo del prestigioso periodista genovés, historiador e hispanista el Profesor Sandro Pellegrini. A la conferencia, titulada “La genovesitá di Colón confermata dai documenti colombiani autentici”, fueron invitados conocidos historiadores colombinistas , ocupando un lugar destacado la eminente Profesora de Historia Medieval Gabriella Airaldi, la cual asumió el papel de réplica al conferenciante, abriéndose al final un coloquio con los asistentes al acto.

En síntesis, mi conferencia defiende el genovesismo de Colón y desmonta las teorías que le suponen natural de España, Portugal y Francia. Pero, además, se demuestra la falsedad de la teoría genovista tradicional, actualmente vigente, presentando una tesis totalmente novedosa. A estas conclusiones no se llega por simples indicios o conjeturas sino por serios razonamientos genealógicos, basados en documentos auténticos, que nunca fueron estudiados con celo y rigor o, por lo menos, no fueron bien interpretados ni siquiera comprendidos.

Pista equivocada

¿Cómo ha sido recibida tu teoría en los ambientes culturales italianos?

Será difícil que mi tesis cale a corto plazo en los medios culturales genoveses, pues podría interpretarse erróneamente como una descalificación de la magnifica labor investigadora llevada a cabo durante trescientos años por los mejores historiadores genoveses, siendo el más destacado en época reciente el Profesor de Historia de Economía, partisano, superministro y senador Paolo Emilio Taviani.

La labor de los historiadores genoveses ha sido laudable, pues han conseguido elaborar una teoría partiendo de una pista equivocada. Los archivos genoveses, en efecto, abren dos caminos de investigación, a través de la consulta de los 330.000 protocolos notariales otorgados en Génova en el siglo XV,: seguir la pista de la familia Colombo de Quinto o la de los Colonne de Génova.

La teoría genovista oficial no sólo no se ajusta a la realidad, debido al fallo de una sola pieza del puzzle colombino, sino que ninguna de sus piezas encaja en la biografía auténtica de Colón, ni desde el punto de vista histórico ( biografías de los historiadores coetáneos del descubridor Hernando Colón, el padre fray Bartolomé de Las Casas y el primer cronista de las Indias, Gonzalo Fernández de Oviedo), ni del científico (estudios antropológicos y genéticos de los restos de Cristóbal Colón, su hermano Diego y su hijo Hernando) ni tan siquiera de la lógica que resulta del razonamiento puro.

Los “alberghi”

La historia de Génova no es la historia de un territorio sino de las familias que lo habitan. Sólo la “intrahistoria” de dichas familias puede arrojar luz sobre los orígenes de Colón. Como me dijo el eminente colombinista Antonio Rumeu de Armas: “El secreto de los orígenes de Colón hay que buscarlo, sin duda, en los albergos o “alberghi”(institución característica de la Liguria)”. El estudio de todos los albergos y la profundización en el albergo Colonne nos conduce al conocimiento de que el descubridor pertenecía forzosamente a este albergo, salvo si se quiere negar la evidencia, mirar hacia otro lado o se desconoce la mecánica del funcionamiento de dichos “alberghi”.

¿Por qué tu extraordinaria dedicación sobre la vida de Colón?

Es un personaje apasionante tanto por sus hechos como por el misterio que rodea los primeros cuarenta años de su vida. Para cualquier estudioso es un auténtico reto desentrañar los múltiples enigmas de su vida, fundamentalmente su cuna y su sepultura.

El cómo se despertó mi interés por este personaje ya lo he explicado anteriormente al descubrir a un Bartholomaeus Columbus en el Archivo Histórico del Reino de Mallorca.

¿Qué proyectos tienes?

A corto plazo, tengo previsto dar una conferencia sobre las conclusiones de las Jornadas de Marbella bajo el titulo de “Estudio Histórico-Científico sobre la estirpe, cuna y sepultura de Don Cristóbal Colón” y publicar algunos artículos sobre los recientes descubrimientos que he llevado a cabo en el Archivio di Stato di Genova, el pasado 3 de diciembre al viajar a la capital ligur a pronunciar mi conferencia. A continuación, pienso escribir un articulo sobre una rama olvidada de la familia Centurione, a fin de cerrar el ciclo del estudio de este importante albergo genovés, sobre el que ya he publicado otros trabajos por su gran vinculación con el descubridor.

Después de esto no me quedará otra cosa que esperar a conocer la reacción de los medios culturales.

¿Cuál es tu actividad principal actualmente?

En el año 1993 me vino la jubilación forzosa de los 65 años, aunque me dieron un respiro de dos años más en calidad de contratado de la Administración para continuar mi labor de asesoramiento en materia de Medio Ambiente.

Mi actividad actual se reduce a la investigación histórica y al estudio de idiomas.

Reconocimientos

Reconocimientos obtenidos por tu ingente y magnifica labor.

En el campo del Medio Ambiente el Jefe del Estado me otorgó en 1972 la Encomienda de Número del Mérito Civil, como ya he citado anteriormente. En 2008 recibí dos homenajes públicos y sendos galardones por parte de la Administración del Estado y de Asociaciones Empresariales “por mi larga y fecunda trayectoria profesional” en la mejora del Medio Ambiente y de la Seguridad Vial, con ocasión, respectivamente, de la celebración del 35 aniversario de la promulgación de la Ley de Protección del Ambiente Atmosférico y la conmemoración del 25 aniversario de la creación de la Asociación de Entidades Colaboradoras de la gestión de estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Por lo que se refiere a mi trayectoria humanística no he tenido más reconocimiento que la publicación de mis dos primeros libros colombinos por parte de la Casa-Museo Colón de Valladolid y el Ayuntamiento de Valladolid. A lo que hay que añadir el honor de que me publicaran artículos eminentes revistas como el Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana, la Revista General de Marina, Historia 16, Hidalguía y el Anuario de Estudios Atlánticos.

Con ocasión de la presentación de mi primer libro, el diario ABC le dedicó tres páginas completas en la sección de Cultura. Historia 16 me dedicó dos números especiales, que tituló en portada, respectivamente, el “Nuevo Colón” y el “Colón definitivo”.

En el año 2006 participé en una mesa redonda radiofónica de historiadores colombinistas, organizada y retransmitida por la cadena ABC de Miami a todos los países de Iberoamérica. Ese mismo año fui uno de los cuatro historiadores protagonistas de un programa especial retransmitido por el Canal 4 de la Televisión de Castilla y León, con ocasión de la conmemoración del Quinto Centenario de la muerte de Colón en Valladolid.

El número de artículos, conferencias y entrevistas sobre economía, medio ambiente y seguridad industrial asciende a 93 y el de conferencias, artículos, reportajes y libros sobre Cristóbal Colón a 33.

Silencio y desconfianza

¿Cuál sería tu comentario-resumen sobre la teoría que has expuesto sobre Colón? Como comentario-resumen importante transcribiré las palabras del Profesor D. Bartolomé Escandell, ex Catedrático de Historia Moderna Universal y de España de la Universidad de Alcalá de Henares y Académico correspondiente de la Real de la Historia, que escribió en el prólogo de mi segundo libro refiriéndose a la reacción que había suscitado mi primer libro y que tienen todavía vigencia: “La reacción de los medios intelectuales frente a tal publicación no se aparta mucho de la habitual y clásica: el silencio y la desconfianza que de antemano se dispensa a cada sucesiva teoría sobre Colón, como igualmente es silencio la actitud adoptada por instituciones oficiales, de obligada sensibilidad ante investigaciones transcendentes, pero no en las que el mutismo ahorra el compromiso de tomar partido”.