Provincia

Llegaron tras recorrer en bici 170 kilómetros

La I Ruta en bici de montaña "Corral de Calatrava-Guadalupe" ganó el Jubileo tras recorrer tierras manchegas y extremeñas

José Antonio Morales

05/10/2009

(Última actualización: 05/10/2009 14:00)

Imprimir

Una treintena de participantes de la peña ciclista "piernas blancas" de Corral de Calatrava ganaron el jubileo en este Año Santo Guadalupense tras peregrinar y realizar los ciento setenta kilómetros largos que distan desde esta localidad manchega al Santuario de Guadalupe en Cáceres.

El pasado viernes por la tarde tomaron la salida desde Corral dirección Abenójar para pernoctar en Saceruela donde pudieron dar buena cuenta de una parrillada tras recorrer cincuenta y tres kilómetros, pequeña fiesta nocturna en la disco de la localidad; diana a las ocho para continuar la ruta hacia Agudo donde pudieron disfrutar de un inmejorable tiempo deleitado por los paisajes de monte y su característica flora otoñal, unos paisajes por donde transcurre este antiguo camino de peregrinación a Guadalupe y del cual ya se hacían eco las relaciones tipográficas de Felipe II en el siglo XVI.

Continuando el camino por Agudo y tras atravesar su dehesa boyan entraron en tierras extremeñas para realizar un avituallamiento en el termino de Garbayuela ya que pocos kilómetros después les esperaba una puerto de montaña en la localidad de Fuenlabrada de los Montes con una vistas impresionantes de la Siberia Extremeña. Atravesado ya Fuenlabrada de los Montes y tras un paisaje salpicado de encinares y dehesas cuarteadas por cercones de piedra se divisan los largos y monótonos paisajes de la Siberia que hacen si cabe más largo y duro el camino a estos peregrinos del siglo XXI. Pasados los pantanos de García Sola pudieron divisar el pueblo de Castilblanco donde les estaban esperando unas merecidas alubias de pastos tras haber realizado mas de setenta kilómetros de marcha, aunque a algunos le quedarían fuerzas para salir a dar una vuelta por el pueblo y disfrutar de sus tapas y cañas.

Ya el domingo día cuatro se presentaba mas corta la etapa y menos dura que la anterior por lo que los ánimos estaban muy positivos para afrontar los 40 kilómetros desde Castilblanco a Guadalupe, siendo una etapa de lo más bella por la variedad de su orografía, rivera del Río Guadalupejo y Sierras de Guadalupe con su robledales y castañares en pleno cambio de color estacional.

Llegados a la Plaza de Guadalupe ,y tras el ritual de refrescarse en el pilar, el grupo ciclista de Corral pasó al interior de la Basílica a dar gracias a la Virgen por haber tenido un buen camino, siéndoles entregada por el Prior del Monasterio el padre Fray Guillermo Cerrato la credencial Guadalupense, certificación de haber peregrinado en este año jubilar, y es que no olvidemos que tenemos muy cerca de nosotros uno de los caminos más importantes de peregrinación de la cristiandad y donde cada pocos años se puede disfrutar de un Año Jubilar o Año Santo junto con Santiago de Compostela.

La ruta ha contado con el patrocinio del Ayuntamiento de Corral de Calatrava, Ayuntamiento de Saceruela, Diputación de Ciudad Real, Junta de Comunidades y la Orden del Sacer, asociación esta lleva años recuperando, manteniendo y señalizando el Camino de Guadalupe.