Ciudad Real

Barreda inauguró el campanario, asistió a misa y a la romería de Alarcos

El cerro de Alarcos cuenta ya con un nuevo campanario, fruto del compromiso del presidente Barreda con la Hermandad

La obra ha contado con la subvención del Gobierno regional que ha invertido cerca de 43.000 euros en la adecuación del entorno de la Ermita de Nuestra Señora de Alarcos.

La Comarca

01/06/2009

(Última actualización: 01/06/2009 14:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, acudió hoy al cerro de Alarcos, en Ciudad Real, que este fin de semana acoge la romería de la Virgen, para inaugurar el nuevo campanario subvencionado por el Gobierno autonómico, cumpliendo así con el compromiso que en su día adquirió con la Hermandad de Nuestra Señora de Alarcos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado cerca de 43.000 euros a la adecuación del entorno de la Ermita de Nuestra Señora de Alarcos, un proyecto que incluye la construcción e instalación de un campanario, la restauración del empedrado del patio exterior y la canalización eléctrica desde el cuadro eléctrico hasta el interior del templo.

El campanario queda a unos cuarenta metros de la ermita y su conjunto patrimonial; se tratará, por tanto, de un elemento ajeno que tratará de no provocar un gran impacto visual y en el que la sencillez será la tónica dominante. Se trata de una campana sobre un soporte sencillo de estructura metálica formado por cuatro perfiles de unos cuatro metros de altura.

Tras el corte de cinta y la correspondiente bendición por el obispo de Ciudad Real, Antonio Algora, el presidente Barreda que también participó en la homilía y posterior procesión alrededor de la ermita, aseguró que el Santuario de nuestra Señora de Alarcos es un lugar de referencia para Ciudad Real, “un lugar mítico, histórico, porque tiene connotaciones sentimentales para todos los paisanos, porque aquí ha habido asentamiento humano desde lo más remoto de la prehistoria”.

En sentido explicó que las excavaciones arqueológicas realizadas están sacando a la luz un gran patrimonio arqueológico y recordó que el primer asentamiento de la Ciudad Real se ubica en este cerro, por lo que la relación con los ciudadrealeños es muy estrecha.

“La romería de Alarcos es un anclaje sentimental”, subrayó el presidente autonómico al tiempo que agradeció la invitación de la Hermandad y del Ayuntamiento capitalino de compartir la jornada. En este punto significó el trabajo de la Hermandad que hace que la ermita y las inmediaciones se conserven y potencie.

El presidente Barreda aprovechó su estancia en Ciudad Real para reiterar su felicitación al Club Balonmano Ciudad Real tras la obtención de su tercer título europeo y opinó que “ganó porque no se rindió, confió en la victoria, porque no dudó nunca de su propia capacidad y porque todos estuvieron unidos y cada uno dio lo mejor de sí mismo y a mí eso me parece una metáfora par toda la sociedad”.

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, explicó que el nuevo campanario podría simbolizar la unión de dos instituciones: Gobierno de Castilla-La Mancha y Ayuntamiento de Ciudad Real que “trabajan en pro del beneficio de los ciudadrealeños y de embellecer y dar mayor contenido a Alarcos”.

Romero también hizo alusión al buen trabajo realizado por la Escuela Taller de Alarcos, que financiada por el Ejecutivo de Barreda, ha acondicionado el empedrado de las inmediaciones de la ermita. “Son actuaciones que dan más valor a este Parque Arqueológico y ermita de Nuestra Señora de Alarcos”, concluyó.

Una Hermandad con apego

El 1 de junio de 2006 la Hermandad de Nuestra Señora de Alarcos obsequió al presidente Barreda con una reproducción en bronce de la ermita y con una colección de grabados en los que se reproducen distintas panorámicas del lugar donde está ubicada, por su apoyo en la restauración de la imagen de la Virgen de Alarcos, que se deterioró durante la celebración de la Romería del año 2004.

La imagen de la Virgen Santa María de Alarcos se encuentra durante todo el año en la ermita de Alarcos, siendo bajada a la iglesia de San Pedro el día 1 de mayo.

Adjuntos

El presidente habla, durante su paso por la Romería, sobre la inauguración del campanario: