MEDIO AMBIENTE INTENSIFICA EL CONTROL DE LOS CONTENEDORES DE ESCOMBROS EN LA VIA PÚBLICA

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Puertollano ha puesto en marcha una campaña cuyo objetivo principal es conseguir que los contenedores de tierras y escombros instalados en la vía pública no sirvan de depósito de basura orgánica u otros residuos fuera de obra.

La Comarca

05/10/2007

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

Para ello ha enviado cartas comunicando que desde esa concejalía, y con el apoyo y seguimiento del cuerpo de la policía local, se procederá a sancionar el uso indebido de los contenedores de escombros en la vía pública, de acuerdo a la Ordenanza Municipal de Protección Ambiental. En ese sentido, el escrito remitido a las empresas proveedoras hace una llamada a su responsabilidad y les informa que los contenedores que proporcionen a las constructoras y particulares que alquilen este servicio deberán estar dotados de tapa, con el fin de que los arrendatarios puedan cumplir con las normas municipales establecidas, que obligan a tapar el contenedor al final de la jornada laboral, fines de semana y festivos, si éste no está lleno para su retirada.

Recordemos que la citada Ordenanza Municipal de Protección Ambiental en sus artículos de dedicados a este asunto, define los contenedores de obra como “aquellos recipientes metálicos o de otro material resistente e incombustible, de tipos y dimensiones normalizadas, especialmente diseñados con dispositivos para su carga y descarga mecánica sobre vehículos especiales de transporte, destinados a depósito de materiales de toda clase o recogida de tierras o escombros procedentes de estructuras de construcción o demolición de obras. Son de uso obligatorio en obras con producción de residuos superiores a un metro cúbico”.

Además de especificar la autorización municipal, los requisitos que deben reunir los contenedores o las normas de colocación, la ordenanza indica expresamente que “la instalación y retirada de contenedores para obras se realizará sin causar molestias” y que “una vez llenos deberán taparse con lonas o lienzos de materiales apropiados de modo que queden totalmente cubiertos, evitando vertidos de materiales residuales o dispersiones por la acción del viento. Igualmente es obligatorio tapar los contenedores cada vez que finalice el horario de trabajo y avisar a la empresa propietaria para que sustituya o retire el contenedor cuando esté lleno. Evitando, bajo sanción, dejar los contenedores durante el fin de semana o períodos de inactividad prolongados en su lugar de ubicación. Será responsable el arrendatario del contenedor y subsidiariamente el propietario”.

(Para más información o testimonio hablado, podéis llamar al concejal de Medio Ambiente, Manuel Martín Grande)