Tras firmar el acuerdo en la antigua iglesia de San Pedro Mártir

LOS AGENTES SOCIALES COINCIDEN EN QUE EL PACTO POR EL DESARROLLO Y LA COMPETITIVIDAD ALENTARÁ EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y LA COHESIÓN SOCIAL

Los representantes de las organizaciones sindicales de UGT y CCOO en la Región, Carlos Pedrosa y José Luis Gil, respectivamente, valoraron este convenio como una valiosa herramienta que contribuirá a la creación de empleo estable y de calidad en Castilla-La Mancha, mientras que el presidente de CECAM, Jesús Bárcenas, argumentó que es la respuesta para que permitirá a la Comunidad Autónoma integrarse con garantías en el nuevo concierto económico mundial.

Presidencia de Castilla-La Mancha

30/09/2005

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

Los agentes sociales, que hoy rubricaron el acuerdo por el Desarrollo y la Competitividad para Castilla-La Mancha con el presidente regional, José María Barreda, coincidieron al valorar que este convenio propiciará el crecimiento económico y fomentará la cohesión social en Castilla-La Mancha.

De esta forma el secretario General de UGT, Carlos Pedrosa, argumentó que la organización sindical a la que representa se siente cómoda con este Pacto, pues facilitará que se alcancen los objetivos que se habían fijado, creación de empleo estable y seguro en Castilla-La Mancha.

Un fin, precisó Pedrosa, para el que apoyarán “un desarrollo económico sostenible y el fortalecimiento de un tejido industrial competitivo, es decir, la mejora de la cualificación de los recursos humanos junto con la modernización, la diversificación y racionalización de las estructuras productivas”.

Para ello, el máximo responsable de UGT en la Comunidad Autónoma, expresó su deseo para que la Región experimente “un salto cualitativo en su tejido empresarial, en el que tendrán que estar implicados los trabajadores, que deben formar parte activa en la toma de decisiones”.

De igual forma, expresó su convencimiento de que la Administración regional impulsará “la industrialización y la fortaleza del sindicalismo, facilitando que la Región gane músculo industrial y financiero”.

No obstante, puntualizó que con este acto, que acogió la antigua iglesia de San Pedro Mártir, “la Administración regional pone los mimbres”, pero ahora todos los agentes sociales deberán colaborar, partiendo de la premisa de que “Castilla-La Mancha es nuestro proyecto, y el resto de proyectos deben estar integrados en éste”.

Pedrosa significó que “nuestra economía está experimentando un proceso de convergencia con la economía nacional, pero aún nos queda camino por andar y comprender que suscribir acuerdos nos compromete a todos, y que este compromiso debe ir más allá, al terreno de las voluntades y de la osadía que nos permita ilusionar, generar confianza e inversión”.

Por último, señaló que el pacto contribuirá a alcanzar los objetivos que se ha fijado UGT, como son la creación del empleo, con especial atención en los colectivos femenino y de la juventud y se comprometió a que su organización sindical colaborará para que “los proyectos empresariales se mantengan en el tiempo”, y a trabajar por “un empleo de calidad, estable y seguro”.

Un acuerdo que satisface las expectativas

Por otra parte, el secretario general de CCOO, José Luis Gil, afirmó que “hoy cerramos un buen acuerdo, rubricamos el trabajo de muchos meses y abrimos una nueva etapa, pues teníamos la obligación de responder a las expectativas y a esforzarnos para que las propuestas que surgieran de este texto nos pusieran en el camino correcto”.

José Luis Gil incidió en que se trata de un “acuerdo valioso para Castilla-La Mancha, donde CCOO está muy satisfecha de su labor, del trabajo conjunto y también del resultado final”, y señaló que, “a partir de hoy, tenemos la obligación de cumplirlo, satisfacer las expectativas y también de forjar ilusión”.

En opinión de Gil, este convenio se convertirá en “un revulsivo económico y social para Castilla-La Mancha, primando especialmente que haya más desarrollo social, más actividad económica y más empleo”.

Objetivo para el que, aseguró, en CCOO “hemos puesto todo nuestro esfuerzo, saber y entender, con el fin de que se produzca un despegue en la actividad económica, que a su vez genere más bienestar social y progreso para el conjunto de la sociedad”.

Gil recordó que al Pacto por el Desarrollo y la Competitividad le precedieron otros acuerdos industriales, pero, precisó, este “es más ambicioso y, aunque tenemos siempre los pies en el suelo, también tenemos la obligación de ponernos metas que sean cada vez más ambiciosas”.

Esta disposición, según describió, permitió a CCOO “afrontar el diálogo con las ideas claras y frescas, y también con un nivel razonable de exigencias, que hoy vemos satisfechas con el acuerdo. Este pacto y ningún otro puede dar por satisfechas nuestras aspiraciones”.

Medidas acordes a la nueva situación económica y social

Por último, el presidente de CECAM, Jesús Bárcenas, también coincidió al señalar que este Pacto no está concebido como “una mera continuidad de los anteriores acuerdos industriales, sino que su contenido recoge medidas concretas, que son más acordes con las necesidades actuales de nuestra sociedad, de la economía y del empleo de la Región”.

En opinión de Bárcenas, este convenio dará respuesta a la nueva realidad económica en la que se ve inmersa Castilla-La Mancha, propiciada por la aparición de nuevos países en el concierto de la economía mundial y la ampliación de la Unión Europea.

Un nuevo contexto para el que “el Pacto que hemos firmado realiza un diagnóstico pormenorizado y establece las medidas y los proyectos concretos que nos permitirán continuar creciendo y desarrollándonos.

En la consecución de este objetivos, a juicio de Bárcenas, el tejido empresarial de la región deberá esforzarse por progresar en las áreas estratégicas de incorporación de nuevas tecnológicas, aumentar su presencia internacional y potenciar su productividad y competitividad.

A este respecto, el presidente de CECAM aseguró que “la internacionalización de las empresas constituye la mejor herramienta para hacer frente al nuevo contexto de la economía mundial, conseguir que nuestros productos y servicios tengan presencia en otros países es uno de los retos”, así como, señaló, que la supervivencia de pequeñas y medianas empresas depende de su capacidad para invertir en tecnología.

En este sentido, valoró especialmente las medidas que recoge el Pacto por el Desarrollo y la Competitividad, que “pretenden facilitar a las empresas de la Comunidad Autónoma los mecanismos que permitan hacer frente a esta situación, para que de este modo puedan ser más efectivas”.

Jesús Bárcenas concluyó expresando su satisfacción por la creación de una comisión de seguimiento que velará porque las propuestas, efectivamente, sean las más idóneas para dar respuesta a las situaciones que intentan subsanar, así como de estudiar posibles modificaciones de las propuestas o sustituciones.