Así lo aseguró durante el acto de la firma del Pacto por el Desarrollo y la Competitividad de Castilla-La Mancha suscrito hoy en Toledo

BARREDA: ESTE ES UN PACTO ABIERTO AL FUTURO Y A TODOS LOS QUE QUIERAN TRABAJAR POR CASTILLA-LA MANCHA

El presidente del Gobierno castellano-manchego, acompañado por los representantes de los agentes sociales, puso en valor un documento que presenta medidas concretas con un compromiso de actuación por el desarrollo y el progreso de la Comunidad Autónoma. Asimismo, defendió su “necesidad y oportunidad” para aprovechar con este instrumento las oportunidades que se han abierto para la región en su etapa más reciente. Del mismo modo cedió el protagonismo del Pacto a las personas que han trabajado en su elaboración –a los que felicitó-, y a todos los castellano-manchegos, a los que solicitó su ayuda y su colaboración.

Presidencia de Castilla-La Mancha

30/09/2005

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró que el Pacto por el Desarrollo y la Competitividad, que hoy suscribió en Toledo junto a los secretarios regionales de UGT y CCOO, Carlos Pedrosa y José Luis Gil, respectivamente y el presidente de CECAM, Jesús Bárcenas, “es un Pacto abierto al futuro y a todos los que quieran trabajar por él”.

En acto celebrado en la antigua iglesia de San Pedro Mártir de Toledo, el presidente Barreda cedió el testigo del protagonismo por la firma de este Pacto a los castellano-manchegos y, particularmente, a los dirigentes de las instituciones y las organizaciones de Castilla-La Mancha que miran hacia el presente y el futuro y que no se cruzan de brazos ni se quedan al margen de los acontecimientos, sino que trabajan por el progreso.

Además, la firma de este Pacto supone, a juicio de José María Barreda, el compromiso de que “en Castilla-La Mancha tenemos un Plan, un buen Plan. Sabemos lo que deseamos, lo que queremos y necesitamos y sabemos también cómo conseguirlo”.

“En Castilla-La Mancha nos ponemos de acuerdo”

Del Pacto defendió Barreda que “es un documento con medidas concretas, no es un brindis al sol, ya que la creación de una comisión de seguimiento del mismo así lo pone de manifiesto. Pero también es la demostración de que en Castilla-La Mancha somos capaces de ponernos de acuerdo en cosas importantes y este Pacto lo es porque nos permitirá diseñar el futuro y poner manos a la obra para construir nuestro porvenir”.

Asimismo, el presidente de Castilla-La Mancha valoró que éste es “un Pacto oportuno y necesario” para, seguidamente, añadir que, “necesitábamos este Pacto en un momento importante para nosotros, pues se trata de un instrumento que nos va a permitir aprovechar las oportunidades que ha abierto nuestra etapa más reciente, la de la democracia”.

En este punto Barreda recordó las muchas cosas que se han realizado en Castilla-La Mancha en poco tiempo. Primero, la acumulación de capital humano a través de la Universidad regional y, después, la creación de infraestructuras y comunicaciones que han permitido a la región ser una de las mejor comunicadas del país.

“Me interesa más el conjunto de España”

El máximo responsable del Ejecutivo castellano-manchego consideró este marco el apropiado para proclamar su interés, como presidente de la Comunidad Autónoma, por el conjunto de España. “Veo más positivo el conjunto de toda España y el desarrollo y el progreso de todos los españoles que el de cada una de sus partes por separado porque además entiendo que lo segundo es inviable sin lo primero”, señaló.

De nuevo sobre el Pacto, Barreda solicitó la colaboración y la ayuda de todos los castellano-manchegos pero ejercida de una manera sistemática y organizada, no de forma voluntariosa, porque esto último conduciría a un trabajo estéril “y nuestra meta debe ser la de llevar al éxito a todos los castellano-manchegos”.

Precisamente, el presidente interpretó como “un deseo de empujar a este Pacto” la numerosa presencia –unas 300 personas-, de representantes de todos los estamentos institucionales, sociales y económicos de la región y a los que animó a participar activamente en su desarrollo para construir la Castilla-La Mancha que queremos para el año 2010 “porque éste es un Pacto abierto y el esfuerzo de todos es necesario, ya que estamos ante un momento trascendental”.

Igualmente, José María Barreda defendió la validez del Pacto por el Desarrollo y la Competitividad de Castilla-La Mancha tanto en la coyuntura interna que atraviesa el país como en la coyuntura internacional. En este aspecto advirtió que la ampliación de la Unión Europea afectará a una Comunidad Autónoma como la nuestra por lo que, aconsejó, “es preciso utilizar un instrumento como el Pacto y adelantarnos a los acontecimientos para no lamentarnos más tarde. Es el momento de tomar decisiones”.

No quiso pasar por alto el presidente Barreda una felicitación personal al equipo de personas que han trabajado directamente en la redacción de este documento con la consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, a la cabeza del mismo, “primero por el diagnóstico que han realizado de la situación y, segundo, porque han aplicado propuestas y recetas ajustadas para alcanzar una Castilla-La Mancha todavía más deseable. Esa es otra de la importancia del Pacto”.

A este acto asistieron, entre otras autoridades, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando López Carrasco; el delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano; el rector de la Universidad regional, Ernesto Martínez Ataz; y los presidentes, representantes o portavoces de las confederaciones empresariales provinciales, de las Cámaras de Comercio, de las instituciones financieras y de las organizaciones sindicales y agrarias.

Asimismo, acompañaron al presidente Barreda los dos vicepresidentes del Ejecutivo autonómico, Fernando Lamata y Emiliano García-Page, y varios miembros del Consejo de Gobierno.