Edición mensual - Octubre 2011 - Puertollano

Luz verde al plan de ajuste en el ayuntamiento de Puertollano

J. Carlos Sanz

Nº 239 - Puertollano

Imprimir

La suerte está echada. La viabilidad del ayuntamiento de Puertollano queda condicionada a la efectividad de un plan de reequilibrio financiero-económico que en el pleno de septiembre contó con la aprobación del PSOE e IU y que prevé la plena estabilidad presupuestaria en 2013. Un draconiano plan que contempla un ahorro de 14 millones de euros que se destinará a sufragar parte de la deuda que el consistorio mantiene con los proveedores (el abono pendiente asciende a 36 millones de euros), que reducirá el gasto corriente en unos 7 millones de euros a la par que incrementará los ingresos, además de mantener intacta la plantilla funcionarial del ayuntamiento y seguir prestando los servicios sociales básicos.

El trascendental documento político (denominado plan de ajuste) salió adelante en una sesión plenaria que duró alrededor de cuatro horas y que concitó la expectación de numerosos ciudadanos y representantes de la sociedad civil de Puertollano que se dieron cita en el salón de plenos. Durante una hora y diez minutos, los grupos políticos de la corporación debatieron sobre el contenido de un plan sin que ninguna formación se saliera del guión previsto. Cada grupo se afanó en defender su postura, repetir lo que se vino diciendo semanas atrás en las diferentes comparecencias ante los medios de comunicación.

El equipo de gobierno asume las enmiendas de IU

Quedó patente lo siguiente: el plan de ajuste ve la luz tras asumir el equipo de gobierno la mayoría de las enmiendas presentadas por el grupo municipal de IU. Su portavoz, Florentino López, volvió a incidir en la necesidad de aplicar el documento, siendo éste una herramienta para combatir lo que definió como “política presupuestaria suicida” que bajo su óptica ha venido practicando el equipo de gobierno. Reconoció la terna de sacrificios que trae aparejado el plan de ajuste y apeló a la “madurez” de la ciudadanía para comprender las decisiones que desde la corporación se debían adoptar. López Montero confesó que su formación había esquivado la tentación de “descalificar globalmente el plan” en aras de ofrecer al equipo de gobierno un “pacto público, claro y transparente” que pasaba por la asunción de las enmiendas elaboradas por IU.

Enmiendas que fueron detalladas por López Montero, destacando la reducción de órganos de gobierno, el recorte de gastos superfluos y haciendo hincapié en la política de personal. Un asunto delicado donde IU ha buscado el menor impacto posible; así, en torno a 70 trabajadores eventuales del ayuntamiento no se les renovará su contrato en 2012 con el compromiso de volverlos a contratar al año siguiente. “Nuestro comportamiento se basa en la oposición constructiva” añadió el portavoz de IU a modo de declaración de intenciones. López Montero confía en que la posición de su grupo municipal sea entendida por los ciudadanos, argumentando que el apoyo dispensado al plan de ajuste se hace no para salvar al equipo de gobierno si no a la propia institución municipal.

Según López Montero no quedaba otra porque la alternativa al plan “nos ponía los pelos de punta”. Es decir, para IU si el plan fracasaba el siguiente paso consistía en una moción de censura. Una encrucijada ideológica a la que IU tuvo que hacer frente a sabiendas, como así dejó claro López Montero, que “nuestro deseo político es no facilitarle al PP el acceso al poder”.

Un plan falto de rigor y justificación según el PP

Tesitura que no se materializará por más que el grupo municipal popular demonizara el contenido de un plan de ajuste. Su portavoz, Mª José Ciudad, sorprendió al inicio de su intervención al inquirir directamente a Joaquín Hermoso, alcalde de Puertollano, si estaría presente en la ejecución de dicho plan. “Como responsable que eres de este plan, como concejal de Hacienda ¿Vas a estar presente para ejecutarlo?”. Con la pregunta, Ciudad se hacía eco del rumor que circula acerca de una posible dimisión en la alcaldía por parte de Hermoso Murillo. Sin embargo, el primer edil eludió dar una respuesta durante el debate plenario del plan de ajuste.

La popular, que inicialmente empleó la táctica de someter al alcalde a una cuestión de confianza, “has pasado de la pasión al agobio por Puertollano” llegó a afirmar, fue perdiendo musculatura dialéctica a medida que se centró en el contenido del plan. Repitió lo ya conocido: la inviabilidad e inenmendabilidad del documento ante la falta de “explicaciones e informes”; que se trata de un documento que destruye empleo, que provocará ralentización económica en el municipio, que tiene afán recaudatorio, que las partidas presupuestarias que se suprimen o reducen no están lo suficientemente justificadas. Con respecto a la no renovación de personal eventual, Ciudad mencionó la “escenificación del pacto divino” entre PSOE e IU, señaló que la medida supone una especie de ERTE en el consistorio y reprochó al equipo de gobierno que dicho asunto haya sido informado “pero no negociado” con la mesa general donde están presentes los sindicatos.

Para el alcalde apoyar el plan es un ejercicio de responsabilidad

Por su parte, Joaquín Hermoso, no tuvo que emplearse muy a fondo para defender la relevancia de un plan que supone ejemplificar un “ejercicio de responsabilidad”. Aunque no pasó por alto el actual contexto económico que se vive como un factor que ha agravado la situación económica en el ayuntamiento de Puertollano: señaló que los consistorios asumen competencias que no les corresponde, que cada vez participan menos en los ingresos del Estado y que otras administraciones, caso del gobierno regional, mantiene una importante deuda con el consistorio (según el alcalde, la JCCM adeuda casi 10 millones de euros a la tesorería municipal).

Volvió a detallar los objetivos implícitos en el plan, esos tres pilares básicos a los que se agarra como estructuras inamovibles de la presente legislatura: garantizar el cobro de nóminas y mantenimiento de la plantilla funcionarial, aliviar la situación de impago que se mantiene con proveedores poniendo a disposición 14 millones de euros, y la promesa de mantener incólumes los servicios sociales básicos, “como el Plan de Empleo que no cobramos de la Junta de Comunidades”. Incluso, llegó a asegurar que el plan diseñado para el ayuntamiento de Puertollano “soporta y resiste cualquier comparición con otros planes presentados por gobernantes del PP en otros municipios”.

Además, destacó la inclusión de una enmienda de última hora (a propuesta de IU) como será el mantenimiento del programa de comidas a domicilio aunque la tarifa de este servicio se verá incrementada. Y en relación al capítulo de personal, incidió de nuevo en que no se produce ningún despido ya que habrá una no renovación de contratos por período de un año. Si bien, admitió que de aplicarse esta medida será el 1 de enero de 2012 y que antes de esa fecha, el equipo de gobierno está dispuesto a escuchar a los sindicatos de la mesa general de negociación por si presentaran medidas alternativas que vayan en una línea parecida, es decir, no aplicar acciones demasiado lesivas para los trabajadores eventuales afectados.

Dado que el ataque del grupo popular no fue de gran envergadura, el alcalde se limitó a cuestionar el trabajo de análisis que la formación encabezada por Ciudad hizo sobre el borrador del plan. “No te has leído el documento” repitió varias veces el primer edil para desmontar el argumento de la popular y poner en evidencia la no presentación de una alternativa “como ha hecho IU”.

Antes de la votación definitiva, el alcalde alertó que “si no tomamos decisiones responsables, todos los trabajadores de este ayuntamiento podrían tener problemas a futuro”. Se plegó de nuevo a la consigna de “ejercicio de responsabilidad” y manifestó su convicción en que el plan cumplirá los objetivos previstos. Entonces llegó el turno de votación, PSOE e IU dieron su aprobación y el plan de ajuste vio luz verde.

La sesión plenaria prosiguió con las dos mociones que presentaron tanto IU como PSOE. Ambas fueron aprobadas por dichas formaciones, una la referente a la oposición contra los recortes educativos en Castilla-La Mancha y la otra que defiende la preeminencia del Eje ferroviario 16 en la Red Europea de Transporte.

Tuvo que ser en el turno de ruegos y preguntas cuando el PP sacó a relucir de nuevo la posible marcha de Hermoso Murillo en la alcaldía. Lejos de despejar la duda, el alcalde se limitó a contestar lo siguiente: “en este pleno me someto a cualquier tipo de pregunta y examen sobre mi trabajo institucional. Pero sobre mis decisiones personales las tomo y las manifiesto cuando quiera y donde quiera”. Afirmación que alimenta la cascada de especulaciones que flota en el ambiente.

En definitiva, el documento político sobre el plan de reequilibrio presupuestario en el ayuntamiento ya está aprobado. Ahora precisa su derivación en los próximos presupuestos municipales así como en las ordenanzas fiscales para 2012. Un trabajo técnico que deberá reflejar concienzudamente las voluntades políticas expresadas en el pleno.