Edición mensual - Octubre 2011 - Provincia

De Lara no acepta el extendido principio de la falta de rigor y austeridad en las Administraciones Públicas

“La situación económica de la Diputación es extremadamente buena”

La Comarca

Nº 239 - Provincia

Imprimir

“Nuestra situación económica y financiera no es buena, sino extraordinariamente buena si la comparamos con el resto de las Administraciones en general. Lo que estoy diciendo es comprobable en la web del ministerio de Economía y Hacienda, pues a 31 de diciembre la Diputación de Ciudad Real ocupaba el primer puesto de las Diputaciones menos endeudadas porque tiene deuda cero, es la única de España”.

Nemesio de Lara, compareció ante los medios de comunicación para explicar la situación económica de la institución que gestiona desde hace 12 años. Ha querido dejar claro que no se tienen que producir milagros laicos para llegar a esta excelente situación financiera, que la receta que ahora se quiere aplicar la puso en marcha hace más de una década cuando asumió responsabilidades de Gobierno en una época que no estaba marcada por las dificultades económicas. Por eso se niega a aceptar “el extendido principio de falta de rigor y austeridad en las Administraciones Públicas”.

Ha remarcado, a este respecto, que “el lema de nuestro Gobierno es no consignar ingresos por encima de la más cruda y pesimista de las previsiones cuando se elabora el documento presupuestario y nunca se programan gastos por encima de los ingresos, me parece innecesario”.

“La austeridad y la elaboración de los presupuestos sobre la base de ingresos reales no nos lo ha enseñado la crisis ni los organismos de control financiero, sino el sentido común, que es el que más falta hace en los espacios públicos y privados en los tiempos actuales”, ha dicho para explicar, a continuación, que “esos principios que ahora se imponen ya comenzamos a aplicarlos el 31 de julio de 1999. No éramos profetas, simplemente gente seria, y eso queremos seguir siendo en los próximos años”, ha afirmado.

De Lara, que estuvo acompañado del vicepresidente responsable del área de Economía y Hacienda, Antonio Rodríguez Mateos, ha dicho también que es plenamente consciente del “imprescindible y vital” papel que desempeña la Diputación para los ayuntamientos de la provincia de Ciudad Real, a los que en lo que va de año ya ha adelantado 72 millones de euros, una cifra que ha calificado de “histórica”. Y ha querido dejar claro que “esencial y especialmente” se han volcado y se seguirán volcando con los consistorios, de manera más acusada en los más pequeños.

Explicó que en la Diputación se ahorró en tiempos “de interesantes ingresos” para gastarlo ahora, “cuando la crisis nos está haciendo daño y está humillando a tantas personas y trabajadores”. Añadió que ahora es preciso devolverle al Estado 25 millones de euros porque presupuestó más para la Diputación de Ciudad Real. Eso, unido a que lo ahorrado se ha ido empleando, les llevará a contratar deuda, pero “de una manera muy equilibrada”. Cifró el montante en 3’7 millones de euros y calcula que a final de año se puede llegar a los 8 ó 9. Aunque ello no es óbice para que en la Diputación no sigan liquidando los presupuestos con superávit y tampoco habrá déficit presupuestario.

De Lara ofreció un rápido repaso cronológico de la situación económica de la Diputación y recordó que cuando llegó a la Diputación había una deuda viva de 23 millones de euros. Por ello, en la década de los 2000 emprendió “una acción de saneamiento hasta acabar con la deuda hasta dejarla en cero a 31 de diciembre de 2010”.

“No sólo quitamos lastre de encima, sino que la Diputación, como accionistas del Consorcio RSU también heredamos 7 millones de euros de deuda que liquidamos. Y en la actualidad seguimos apostando por los Consorcios, por lo que, por ejemplo, el 40 por ciento de los recursos que recibe Emergencia Ciudad Real los aporta la institución provincial, una media de 8 millones de euros”, aseguró antes de dejar claro que son rigurosos cumpliendo con todas las exigencias y normativas vigentes.

Además, según De Lara, llevan a cabo la recaudación de impuestos de un número importante de pueblos de la provincia, a los que se les adelanta el 84 por ciento del montante que cobra de forma bimestral sin coste financiero alguno para los Ayuntamientos. Es decir, que la Diputación actúa como un banco para los consistorios a interés cero. Y la liquidación nunca la hacen más allá del mes de diciembre del año en curso. Añadió De Lara que el premio de cobranza asciende al 1’95 por ciento, “que es la más baja de España, por lo que si hay ayuntamientos que en estos momentos tiene encomendada la recaudación a empresas privadas les resulta más caro y no se lo hacen mejor”.

Pago a proveedores y contratistas

Otra cualidad que ha destacado de la gestión económica que se desarrolla en la Diputación de Ciudad Real es que se cumple “de manera escrupulosa con las obligaciones de pagos a contratistas y proveedores”. De Lara afirmó que cumplen con creces los sesenta días que marca la ley. “Nos sobra tiempo”, sentenció.

“Nuestros acreedores son por muy poco tiempo y ellos lo saben, también los contratistas. Es un círculo sanamente vicioso porque descuentan su propio gasto financiero a partir de la hipótesis que si cobraran más tarde y licitan obras con unas bajas sobre precio de proyecto que tienen de media el 37 por ciento”, señaló De Lara para añadir que esto se consigue “contando con magníficos equipos, con profesionales de talla de los que me siento orgulloso como Conchi Martínez García y Tomás Robledo, interventora y tesorero de la Diputación, con el coordinador de Presupuesto, Hacienda y Compras, Ángel Amador, que es un lujo contar con él en esta casa, y con un buen Equipo de Gobierno que sabes que te respalda que simbolizo en la persona de Antonio Rodríguez”.

En otro orden de cosas, De Lara ha sido categórico al afirmar que “no se ha aflojado” el gasto que tiene que ver con la ayuda a municipios. “Rotundamente no”, dijo. Y añadió que han logrado el Plan de Empleo más alto de la historia, también el de aldeas, caminos, obras hidráulicas, y de emergencia social, entre otros. Se aporta, igualmente, al RSU y a Emergencia 8 millones euros, al tiempo de que se dedica a cooperación internacional el 2’4 por ciento de los ingresos corrientes.

“Nos hemos gastado dinero, cabeza, energía y ganas en implantar la administración electrónica, siendo los primeros de España en grado de implantación. Somos la primera de España y estamos asesorando al Ministerio de Industria y Tecnología en esta materia”, sin contar con que se destinan también recursos a formación de personas adultas en Universidades Populares y con el programa Promueve. “Y somos los que más dinero aportan a la UNED”, afirmó. Finalizó diciendo que “seguiremos siendo la Diputación menos endeudada de España al finalizar este año y en los años venideros”. “Tampoco es pretencioso asegurar que liquidaremos el actual presupuesto con superávit”, concluyó.