Edición mensual - Mayo 2010 - Salud

Conciencia y salud alternativa

Blay y la psicología de la autorrealización

Luis Miguel García

Nº 223 - Salud

Imprimir

Si alguien puede ofrecernos una visión eminentemente práctica de la espiritualidad ese es Antonio Blay Foncuberta (Bcn. 1924-1985). Blay nos enseña como podemos llevar a la práctica cotidiana toda la teoría de una vida espiritual elevada. Todo consiste en hacer desaparecer el engaño en el que vivimos. Existe un antes y un después de haber escuchado a Antonio Blay, uno ya no puede seguir engañándose acerca de la realidad.

Autorrealizarse es SER lo que ya somos, lo que realmente somos, actualizar lo que somos en potencia. No se trata de adquirir sino de soltar, de desprendernos de pensamientos y creencias que obstaculizan el camino hacia el ser.

Toda nuestra vida gira en torno a lo que creemos ser y lo que queremos llegar a ser, el yo idea y el yo ideal, si mi yo idea es que soy débil mi yo ideal será llegar a ser muy fuerte. Cuando decimos yo en realidad queremos decir: mi cuerpo más lo que creo ser. Esta creencia que tenemos de nosotros mismos va a determinar nuestra vida y todos nuestros vaivenes emocionales, sufrimos y nos ilusionamos por algo que realmente no somos, cuando el yo ideal es negado o fracasa sobreviene la depresión. En sociedad intentamos siempre defender nuestro yo ideal, al relacionarnos nuestros yo reales no llegan a verse nunca.

No somos el cuerpo, confundimos la vida con las formas de vida, nos identificamos con la forma. Las formas son el pensamiento pero visto a través de los sentidos, la verdad es el pensamiento de la mente creadora. La mente se identifica con aquello que llama mío, desprendiéndome de lo que soy me quedo sin nada y solo cuando soy nada puedo despertar al todo. Soltar, siempre soltar. Cuando nos identificamos con algo nos colapsamos, hacemos que todas las potencialidades infinitas que somos se colapsen en una.

Somos mucho más de lo que vivimos, nuestra mente, la idea que tenemos de nosotros mismos no nos deja ser más de lo que experimentamos. Vivimos nuestra conciencia de manera limitada, esta limitación nos impide ver mas allá, solo haciéndonos sensibles a lo invisible podemos descubrir la realidad que se oculta detrás de la apariencia.

El yo experiencia es la realidad que vivo, cuanto más me viva a mí mismo como el yo real que soy, menos necesitaré soñar con llegar a ser fuerte. Existen tres modelos básicos de evadirnos de la realidad; intentar ser mejor (reforzar nuestro yo ideal), ir a la contra (rebelarse) o huir (aislarse). Estas tres tipologías básicas conforman el personaje que vivimos y constituyen un modelo básico de psicología, fundamental para comprender el funcionamiento humano, una gran aportación de Blay a la Psicología.

Antonio Blay nos ofrece la posibilidad de adentrarnos en la realidad real, de encontrar la salida al mundo de tensión y conflicto en el que vivimos, de transformar lo cotidiano en luminoso. Nos enseña a no identificarnos con las formas pasajeras del sufrimiento, la ola siempre vuelve al mar, la realidad es siempre mucho más luminosa de lo que podamos imaginar.

Blay aúna la mística oriental con el saber psicológico occidental. Psicólogo clínico fundamentado en el yoga, desde pequeño la intuición de una realidad superior le llevo a investigar la realidad más sutil. El legado o regalo de Blay, aparte de su extensa bibliografía, la mayoría disponible en Internet, son sus cursos y conferencias grabadas por sus discípulos, que nos permiten recibir de viva voz sus enseñanzas. Es un placer poder escuchar y seguir estos cursos que suponen una autentica programación positiva de nuestra mente –la reconexión con el fondo- ejerciendo un efecto beneficioso, terapéutico, sobre nuestro ser. Podemos encontrar estos cursos en la red, en la pagina Betania www.almabetania.org/blay.htm, en ella podemos encontrar los cursos de:

- SER, Curso de Psicología de la autorrealización.

- Autorrealización: una trayectoria personal.

- Personalidad y niveles superiores de conciencia.

- La realidad.

Descargarse uno de estos cursos en un mp3 y poder seguirlo allá donde vayamos puede ser una experiencia sumamente gratificante, desde aquí os invitamos a realizar este apasionante viaje al centro de la realidad, lo que nos permitirá configurar el mapa de la realidad que vivimos, algo totalmente necesario en nuestros días en los que se vive una absoluta falta de orientación espiritual –sin espíritu no hay vida-.

Recomendamos particularmente el curso de SER, su obra cumbre, también disponible en libro en ediciones Indigo, una autentica Biblia que no debe faltar en nuestra cabecera.