Edición mensual - Mayo 2010 - Deportes

Los jugadores y técnicos de la UDP llevan casi seis meses sin cobrar

La UD Puertollano se asoma a los play off con los bolsillos vacíos

La salvación del club puertollanense podría pasar por convertirse en una sociedad anónima deportiva laboral si se aprueba en la próxima asamblea de socios, tal y como anunciaba su presidente, José Antonio Navaro, en rueda de prensa.

La Comarca

Nº 223 - Deportes

Imprimir

La UD Puertollano está realizando una gran temporada muy a pesar de la nefasta situación económica por la que atraviesa el club. Tanto sus jugadores como el cuerpo técnico llevan casi medio año sin cobrar a pesar de que, al parecer, la recaudación del partido jugado ante el Atlético de Madrid B iba a ser destinada a este fin. Pero no ha sido así y el dinero, cuyo importe total anda entre los 8000 euros declarados por el club y los 30.000 euros que salen de las cábalas de algunos aficionados, no ha llegado ni a los jugadores ni a los técnicos que no solo tendrán que pensar en los partidos que tienen que jugar sino también en cuando cobrarán.

La directiva, con su presidente José Antonio Navarro al frente, pidió una auditoria que ha contabilizado una deuda de aproximadamente 750.000 euros y ha llevado a cabo distintas reuniones con algún que otro candidato al puesto y el alcalde de Puertollano. Pero el problema económico, con la deuda acumulada, ha frustrado todas las posibles soluciones y ha puesto en la picota a un José Antonio Navarro deseoso de abandonar la presidencia en cuanto encuentre un sucesor. En todo este tiempo ha quedado en el recuerdo una rueda de prensa de prensa en la que Navarro anunciaba un ingenioso plan para solventar los problemas económicos del club, consistente en pedir al alcalde de Puertollano que les autorizase a instalar placas termosolares en la cubierta del nuevo estadio del Cerrú para vender la energía generada. Pero la propuesta no tuvo éxito al ser de-sestimada por el primer edil de facto ya que el ayuntamiento está dispuesto a mantener las ayudas al club pero no a aumentarlas porque quiere ser ecuánime con todos los clubes deportivos de la ciudad. En cualquier caso, la posible solución pasa por convertir el club en sociedad anónima deportiva, tal y como anunció su presidente en rueda de prensa. Una tabla de salvación que entraña serios riesgos si la mayoría de las acciones no son adquiridas en Puertollano, la sociedad podría caer en manos de cualquiera y su futuro seguiría siendo incierto.

Y en medio de todo este culebrón están los jugadores y el cuerpo técnico que, a pesar de todo, han dado sobradas muestras de profesionalidad y entrega colocando a su equipo en los primeros puestos de la clasificación. Todo ello, a pesar de que llevan varios partidos saltando al terreno de juego con camisetas reivindicativas y de que hayan tenido que protagonizar, como medida de presión, una marcha con concentración ante la sede del club, en la que también hubo jugadores del equipo de autonómica que están en la misma situación, además de emitir un comunicado en el que denunciaban que no habían cobrado nada con la recaudación del partido ante el filial del Atlético de Madrid B, tal y como se les había anunciado. A propósito de la actual situación y de este último comunicado hemos hablado con algunos de los jugadores que según comentaban al inicio de nuestra conversación “se hizo para terminar con posibles rumores o malos entendidos y para que toda la gente sepa como está la situación”.

Ellos confiesan no ver soluciones palpables aunque la directiva les pide paciencia y confianza pero “con paciencia y confianza, explican, no se pagan las hipotecas, ni los alquileres, ni se alimenta a los hijos y entonces estamos en una situación muy difícil”.

Una situación que se ha visto agravada con la confirmación del último incumplimiento de pago por parte de la directiva cuando se les ha comunicado que el dinero que ellos esperaban se ha gastado en otras cosas: “No hemos recibido un solo euro de esa taquilla porque se había gastado en otras cosas. Pero lo cierto es que, a día de hoy, solo pensamos en nuestro próximo partido”. Ante esta afirmación, que deja bien claro el nivel de profesionalidad de nuestros futbolistas, surge la pregunta ine-vitable:

¿Que se siente al salir a jugar con los bolsillos vacíos y esperando a que te paguen?

“Es muy difícil porque durante toda la semana intentas que te afecte lo menos posible pero lo consigues solo durante el entrenamiento. Somos 28 casos distintos y algunos tienen la suerte de tener algunos ahorros, aunque ahora ya se están acabando, y otros lo tienen que pedir a la familia, o a quien puedan, para poder subsistir. Cada persona es un caso distinto pero la verdad es que la situación es lamentable y lo triste de todo esto es que no se puede disfrutar de las posibilidades que tiene el club, va mucha gente al estadio, se está construyendo un campo nuevo y solo podemos pensar a muy corto plazo, por los problemas económicos que no deportivos”.

En todo este tiempo, el apoyo y el reconocimiento de la afición ha sido el bálsamo del equipo y así lo admiten cuando nos explican: “Es reconfortante que el público reconozca nuestro trabajo y ante la situación, que es dramática, esto te reconforta un poco”. Pero el futuro no es halagüeño y son realistas en su análisis aunque no pueden ocultar su optimismo:”Las cosas están feas y no se puede ocultar la realidad, pero somos optimistas porque todo el esfuerzo que estamos realizando la plantilla no será gratuito. Ha sido una temporada durísima, pero nuestro mayor deseo es meternos en los play off de ascenso, aunque no sabemos si esa será la solución pero sí un justo premio a nuestro esfuerzo”

Y sobre la llegada de soluciones a corto plazo tampoco pueden ocultar su incredulidad aunque insistan en su optimismo: “Hasta que no veamos las soluciones no nos creemos nada. Y, a día de hoy, no hay nada ni vemos una solución tangible. Somos optimistas y pensamos que tiene que haberla porque un equipo que tiene una masa social como éste no puede caer en el pozo. Pero también somos realistas y la situación no nos gusta”.