Edición mensual - Enero 2010 - Puertollano

Se reducen más de un 14% y se prioriza el gasto para Servicios Sociales y contratación en planes de empleo

Los presupuestos de la austeridad fueron aprobados sin el apoyo de la oposición

J. Carlos Sanz

Nº 219 - Puertollano

Imprimir

Puertollano contará en 2010 con unos presupuestos municipales que reducen su cuantía en 75.370.215,77 € aunque garantizarán la generación de empleo público y la cobertura de los Servicios Sociales; al menos, ese es el objetivo que se marca el Equipo de Gobierno socialista, la única formación política de Puertollano que votó a favor de los presupuestos durante su discusión plenaria.

Se parte del principio siguiente: acometer una cirugía financiera austera basándose en un principio de empatía con los que peor lo están pasando, las familias cuyos miembros están en paro o están viéndose afectados por la crisis.

Bajo esta premisa, la administración local puertollanense arrima el hombro y seguirá profundizando en las medidas sociales puestas en marcha en 2009. Joaquín Hermoso, alcalde de Puertollano, resumía de manera taxativa el principal objetivo de los presupuestos para 2010, “no debe haber ninguna familia de Puertollano que no tenga una renta mínima de subsistencia equiparable al Salario Mínimo Interprofesional”.

De ahí, que estos presupuestos se hayan diseñado bajo el prisma del “rostro humano” o lo que es lo mismo, priorizar el gasto con lo que quedarán aparcados para tiempos mejores algunos compromisos de legislatura. Pese a que la capacidad de gasto se reduce en un 14,44% con respecto a este año (casi 13 millones de € menos en comparación con el presupuesto del 2009), el retroceso obedece a la tesitura de crisis y supone estar todavía por encima del montante presupuestario que hubo en el 2007; además, y así lo reflejaba Hermoso Murillo, Puertollano sigue siendo una de las ciudades de Castilla-La Mancha con más capacidad de gasto superando a algunas capitales de provincia.

Reducción de partidas

Se reducen todas las partidas presupuestarias a excepción de Servicios Sociales que percibirá un 14% más en 2010 (4.047.832 €) con el afán de dar cobertura a las familias necesitadas o que se encuentren sin empleo. A destacar reducciones significativas en algunas áreas, caso del 25% en Gastos Corrientes de bienes y servicios, o por ejemplo un 14% en otras como Cultura, Deportes y Festejos. Recorte presupuestario que en buena medida será trasvasado para reforzar las políticas de personal y empleo, “actualmente trabajan en este ayuntamiento más gente que nunca en la historia del municipio”, añadía Hermoso Murillo. Más de 1.000 personas contratadas por la administración local; un gasto importante que el alcalde vincula a esa sensibilidad por los que peor lo están pasando. De igual manera, Hermoso Murillo, asegura que se seguirá participando de todos los planes y programas públicos para generación de empleo en la ciudad.

Priorizar el gasto social en tiempos de crisis conlleva a un decrecimiento en materia de inversiones. En 2010, para este capítulo se destinarán 26,4 millones de € (6 millones de € menos que en 2009) aunque no están incluidos los más de 5,5 millones de € que el Ayuntamiento percibirá con cargo a los fondos FEIL. El alcalde detalla que la mayoría de las inversiones a ejecutar en 2010 tendrán un plazo de cuatro años para ser financiadas, lo que constituye un amortiguamiento económico para las arcas municipales.

Mayor capacidad para generar ingresos

Como contraste, la capacidad del ayuntamiento para recibir ingresos será mayor que lo que destina a gastos. El montante se cifra en 78.429.044 €, que aunque supone ingresar casi 10 millones de € menos que este año, dará como resultado un saldo presupuestario favorable de 3.058.828 €, cantidad que será empleada para cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria en las arcas municipales “y sin acudir a deuda” como agregaba Hermoso Murillo. Por tanto, este remanente servirá para sufragar los números rojos que a día de hoy arroja la tesorería del Ayuntamiento. Confiesa el alcalde que se ha preferido esta modalidad, emplear recursos propios, antes que incrementar la capacidad de endeudamiento del consistorio. “Es el primer presupuesto, desde hace doce años, al que no se va a un solo euro de deuda” sentenciaba el primer edil.

En el apartado impositivo, y según las cifras reveladas por Hermoso Murillo, la presión fiscal se mantiene a la baja ya que si un ciudadano de Puertollano pagará 613 € en impuestos directos recibirá a cambio 1.357 €. Un alivio, según el alcalde, tanto para familias como para PYMES.

El carácter claramente social de estos presupuestos, se ve complementado con el impulso del Equipo de Gobierno para seguir mejorando las barriadas. Hermoso Murillo hizo hincapié en los 3 millones de € destinados a los presupuestos participativos y destacó el inicio de grandes obras, como el proyecto de permeabilización de las barriadas El Carmen y Las Mercedes. También hizo alusión a la contención del gasto manteniendo los servicios y la calidad de vida.

En definitiva, unos presupuestos tamizados por la celosía de la crisis económica o como señaló el primer edil, “políticas con rostro humano”. Puso como ejemplo de esta tentativa por ayudar a los más desfavorecidos, los 800.000 € que se han destinado, en el apartado de servicios sociales, para el programa de ayudas económicas a familias.

La oposición no apoyó los presupuestos

Sin embargo, a la oposición no le cuadraron las cuentas y ni el PP ni IU votaron a favor de los presupuestos durante el debate plenario. Florentino López, cuestionó el criterio de prudencia presupuestaria señalando que las arcas municipales soportan una deuda de 60 millones de € y que pese al incremento económico destinado a gasto social, una cantidad parecida deberá abonarse en 2010 para amortizar los intereses generados por la deuda municipal. López Montero advirtió de la situación económica del consistorio, “uno de los ayuntamientos más endeudados de Castilla-La Mancha” y manifestó que la actual crisis condiciona la capacidad presupuestaria de todos los ayuntamientos en el ámbito del gasto además de hacer mella en las inversiones.

Una postura escéptica la de IU y que con el afán de mejorar parcialmente el diseño presupuestario de los socialistas se vio complementada con la presentación de 15 enmiendas. López Montero recordó que cuatro de ellas (construcción de la Plaza Curtidores, Restauración del antiguo vertedero, Regeneración del río Ojailén y elaboración de estudio epidemiológico) ya fueron aceptadas por el PSOE en los anteriores presupuestos sin que se hayan materializado aún. El portavoz de IU criticó esta situación calificándola de “táctica de regate corto”, es decir, una manera de driblar responsabilidades para salir del paso. Luego detalló el resto de enmiendas, de entre las que destacaba la propuesta de retirar la partida presupuestaria de 150.000 € al transporte con el Aeropuerto Central-Ciudad Real al considerar que es un servicio infrautilizado o la reducción en 150.000 € de la partida correspondiente al apartado de horas extras.

Y si en IU, pese a sus reservas, existían vestigios de apoyar parcialmente los presupuestos, todo lo contrario ocurrió con el Partido Popular. Su portavoz, Mª José Ciudad, criticó el poco tiempo con que contó su formación política cuando en la Comisión de Hacienda correspondiente se les entregó la memoria explicativa de unos presupuestos que según la portavoz del PP son el resultado de la “mala gestión presupuestaria durante las vacas gordas”. Junto a la nefasta gestión que percibe la popular, ésta señaló otros males que acucian al Equipo de Gobierno, “préstamos, ventas disfrazadas de permutas, transferencias de patrimonio a Virtus y privatizaciones de servicios públicos que encarecen los mismos”. Ante este panorama, Ciudad dejó claro la “obligación moral de realizar una enmienda a la totalidad”; de paso, la portavoz popular reclamó el haber realizado previamente un Plan de ajuste de austeridad y dirigiéndose al alcalde señaló que en relación a los presupuestos “usted nos pide un acto de fe”.

Entre las propuestas de la oposición para injertar enmiendas o retirar los presupuestos, el alcalde de Puertollano se limitó a criticarlas percibiendo “ausencia de rigor y falta de trabajo”. En alusión a la enmienda de la totalidad presentada por los populares, Hermoso Murillo echaba en falta un modelo presupuestario alternativo, “tenemos claro que no vamos a retirarlos” remachó. De paso, tampoco se aceptó ninguna de las 15 enmiendas parciales presentadas por IU.