Edición mensual - Julio de 2004 - Puertollano

Matilde Valentín confirmó que se está revisando el Plan de Emergencia

La población conocerá el Plan de Emergencia Exterior

José Carlos Sanz

Nº 149 - Puertollano

Imprimir

Con la lección bien aprendida, tras verle las orejas al lobo aquel fatídico 14-A cuando la refinería nos pegó un susto de muerte, las Administraciones, tanto la regional como la local, se han puesto manos a la obra para revisar aspectos técnicos del Plan de Emergencia Exterior de Puertollano y así conseguir una mejora traducida en la coordinación y en la información “a tiempo real” a la población para que ésta sepa cómo actuar y qué hacer en caso de accidente industrial.

Así, Matilde Valentín, Consejera de Administraciones Públicas, acompañada del primer edil puertollanense, Joaquín Hermoso Murillo y de Fernando Talavera, Director General de Protección Ciudadana, dio cuenta de los avances que se están acometiendo en la revisión del Plan de Emergencia Exterior del complejo petroquímico, el cual lleva vigente desde el año 2000 y que se pretende adecuar a la nueva legislación estatal en materia de Protección Civil.

Mejora en la coordinación

Valentín señalaba que las dos claves a conseguir en esta revisión serán el ahorro del tiempo y la información y comunicación a tiempo real entre las empresas del complejo y los servicios de emergencia. “Se está haciendo un resumen de los posibles escenarios de accidente que pueden suponer mayor riesgo para la población. Todo esto se gestionará mediante una aplicación informática diseñada expresamente para que se tengan todos los datos en tiempo real y haya una comunicación permanente entre empresas del complejo, ayuntamiento, grupo de expertos y asesores, el 112 y la red nacional de expertos”.

Como principal novedad, Matilde Valentín afirmaba que próximamente se contratará a la figura de un experto en riesgos químicos y seguridad, el cual residirá en Puertollano y cuya función hará que se erija como el vínculo entre el ayuntamiento y el comité asesor en caso de emergencia.

Tarragona como referencia

La Consejera opinaba que un Plan de Emergencia Exterior como el de nuestro municipio precisa de actualización y adaptación a las nuevas tecnologías para que así se más efectivo. “La mejora en la información conlleva a la tranquilidad en la población”. Por este motivo, a lo largo de estos meses se han mantenido contactos con el ayuntamiento de Tarragona y las empresas allí ubicadas para conocer in situ cómo funciona y cómo está diseñado el PLASEQTA (Plan de Emergencia Exterior de Tarragona). A juicio de Valentín, Tarragona debe servir de modelo y referente sobre el que fijarse para incluir los mismos medios en el Plan de Emergencia Exterior puertollanense. En ese sentido, y tras mantener contactos con la Generalitat, la revisión técnica del Plan de Emergencia de Puertollano ha sido adjudicada a una empresa catalana “que se encargó en su momento de modificar y mejorar el PLASEQTA. Además, su eficacia en este tipo de trabajos está muy demostrada”.

Unas mejoras que no sólo se ceñirán al apartado técnico y de las comunicaciones. Así, según adelantaba la consejera, se desarrollará y pondrá en marcha un Plan Específico de información y prevención a la población. Como primera medida, entre cinco y siete sirenas electrónicas se ubicarán en puntos estratégicos de la localidad para avisar a la ciudadanía, acústicamente, de posibles riesgos de accidente industrial en la refinería. También, se llevarán a cabo simulacros de emergencia, charlas informativas en los centros de enseñanza y sedes de asociaciones de vecinos, campañas continuadas de información sobre cómo actuar en caso de accidente industrial, difusión de dípticos y folletos informativos, publicación en la página web de la JCCM de consejos y medidas a tomar ante un hipotético accidente industrial.

La idea, expresaba Matilde Valentín, es que “cada ciudadano sepa qué hacer en caso de emergencia, como el confinamiento en caso de nube tóxica”. Una revisión del Plan de Emergencia Exterior que quedará concluido a finales de año.